Restaurante Óscar Torrijos Westin (CERRADO)

Datos de Óscar Torrijos Westin (CERRADO)
Precio Medio:
70 €
Valoración Media:
6.1 10
Servicio del vino:
6.5 10
Comida:
6.6 10
Entorno:
5.5 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: El Pla del Real
Dirección: C/ Amadeo de Saboya, 16 (Edificio Hotel The Westin Valencia)
Código postal: 46010
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 70,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos

Teléfono


12 Opiniones de Óscar Torrijos Westin (CERRADO)

Fuimos a cenar, ya que teniamos una cena de negocios, y varios de los interlocutores se hospedaban en el hotel.
El servicio, correcto.
De entrantes pedimos pulpo, excelente por cierto, lo hacian como rebozado, diferente a lo que habia probado y muy rico, en su punto.
Tambien jamon iberico, muy rico, pero parecia cortado a maquina, esto hace que en un sitio asi, baje el nivel.
El servicio de pan, bien, ofreciendonos siempre,de varios tipos y sabores.
De plato pedimos arroz con rape y alcachofas, aqui puntualizar, que estaba excelente, de los arroces mas ricos que he comido por valencia, la verdad que estaba un poco receloso de pedir arroz, pero al final la sorpresa fue muy grata.
De beber pedimos Contador, excelente servicio de vino, incluida la cata, que nos hicieron.
La carta de vinos a mi gusto buena, le faltaban referencia, y buena.
Comentaros que recientemente he vuelto con mi mujer, y volvimos a pedir el arroz, y otra vez excelente, muy recomendable.
Ademas como somos fumadores, nos habilitaron una sala para nosotros solos.
Personalmente lo recomiendo.

Este usuario actualizó los tipos de cocina de este restaurante con los siguientes datos: De mercado

He estado esta semana en el Restaurante de Torrijos en el Westin, y la verdad es que hay de todo un poco.
Fue una comida de trabajo dentro de un ambiente agradable que permitía darle protagonismo a la comida.
Fuimos directos a los socorridos entrantes y un arroz: Carpacho de bacalao, pulpo frito -excelente pero escaso- y un arroz de rape y alcachofas abundante y muy sabroso, excedido en aceite, al punto el arroz.
De postre abundaron las bombas de chocolate, redondo pero demasiado sencillo para el nivel de Torrijos y el vino un viña Tondonia reserva del 2001 en lo que cabe esperar.
EL servicio como se ha comentado, excesivamente encima aunque correcto en las sugerencias, el local agradable y poco ruidoso, sobre 6 mesas ocupadas pero bien distribuidas, lo que hizo la comida más agradable.
Conclusión: todo bastante bien, pero a falta de ese punto que se espera de Oscar Torrijos, que ciertamente salio al comedor y no se acerco a las mesas.

Una pena.

Pues resulta que el otro dia me acerque al westin a comer y vista la oferta del otro restaurante tan promocionado decidimos pasarnos a ver que tal torrijos.. y que decepcion. plato de foie, raciones cortas y un poco de sabor a camara. ensalada de algo que ya ni me acuerdo y un arroz meloso de pollo y conejo acompañado de un riesling 20€ 1 postre a compartir, que fue una tarta un poco insulsa..

el servicio excesivamente pesado, el camarero no nos quitaba el ojo y me daba muy al royo ademas retiraba los platos casi sin que hubieramos terminado de hecho una de las veces me retiro el plato cuando me llevaba el ultimo bocado a la boca. parecia que tuvieran mucha prisa..

Un detalle que no me gusto es que oscar pasara delante de la mesa en dos ocasiones y ni siquiera saludara con la cabeza

total de la comida 166€ un poquito de por favor!!

Estuvimos en una mesa en medio de una sala que parecia un hangar. Demasiado trasiego, el servicio correcto rozando el agobio. Pedimos un menú degustación que no nos pudimos acabar, demasiada cantidad. El servicio del vino correcto. En resumen, demasiado estirado el servicio, la calidad de la comida correcta, precio excesivo y falta de intimidad en la mesa.

Pues yo no habia vuelto desde que se han cambiado al Westin, y sinceramente, me ha decepcionado. Demasiado servicio, algo que agobia. La calidad de la comida para mi gusto ha bajado (macarrón relleno de queso, o algo así, era como un canelon con queso de cabra, nada fino), nula guarnición en los platos (una ensalada en un bol aparte, tampoco nada atractivo ni apetitoso). Y el resultado, pues caro para lo que ofrece. Por ese precio hay una mejor oferta en Valencia.
Lo lamento porque me gustaba la cocina de Oscar, pero no le ha beneficiado trasladarse a ese bonito hotel.

He ido varias veces al nuevo restaurante de Oscar en el Hotel Westin. Creo que ese cambio le hacía falta. Este nuevo local se ajusta a su categoría gastronómica. Servicio, entorno y vajilla excelentes. siempre he cenado y de menú, y los platos me han parecido exquisitos, muy creativos y explosivos en cuanto a los sabores y tonalidades que de ellos se desprenden. Muy recomendable en verano porque la terraza es muy acojedora y digna de una gran delebración. Para mi gusto de los mejores restaurantes de Valencia actualmente. Precio por persona bueno comparada con otros sitios, y dada la materia prima y calidad de sus productos.

Lamento no coincidir con los comentarios anteriopres, pero me parece un restaurante extremadamente caro para la comida que sirven. Nunca dudé de la sabiduria de Oscar Torrijis, pero la sensacion que me ha trasmitido es de dejadez y abandono total. Vive del pasado, el presente es malo y me temo que el futuro lo será peor.

Pues nunca mejor dicho “El que tuvo, retuvo” Y es que Oscar sigue siendo Oscar y si cabe a modernizado y adaptado a los tiempos y tendencias!
Muy interesante el local, serenamente decorado y ambientado, quizá de dimensiones ajustadas, pero correctamente dividido en dos ambientes, una barra mas informal, pero muy sugerente y el restaurante propiamente dicho.
La cocina sigue siendo muy Oscar Torrijos con el inconfundible sello del maestro, pero con ciertos toques de modernidad muy de agradecer.
Perfectas las entradas, magníficos los segundos y muy ricos los postres.
Mantelería, Cristalería, cubertería y vajilla, todo perfecto. Servicio y Atenciones profesionalísimas, agradables y muy atentos.
La bodega es un autentico santuario, se referencias, denominaciones y calidades y precios, muy bien presentada y aclimatada, muy en la línea de TORRIJOS donde se nota la mano de Raquel.
En cuanto a Calidad Precio, sin duda la calidad se sigue pagando, pero según mi humilde opinión esto es anecdótico, lo verdaderamente interesante y para congratularnos es que Oscar ha vuelto al Candelero o Candelabro como prefieran.

Suscribo muchas de los comentarios que ya se han realizado. Pero me gustaría añadir que para el precio en el que nos movemos,la atención y presentación del plato cuando lo traen a la mesa deja un poco que desear.
Igualmente para mi gusto, en el comedor interior sobra alguna mesa.
En cuanto a la comida exquisita, como siempre lo ha hecho Oscar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar