Restaurante El Bulli (CERRADO): Parque Temático de la Gastronomía.


Cuando uno entra en El Bulli no está entrando en un restaurante al uso. Está accediendo a un Parque de Atracciones, a un espectáculo inenarrable.

Se está adentrando en un Parque Temático de la Gastronomía.

Un festival de materias, colores, sabores, texturas, temperaturas, combinaciones, presentaciones, guiños, juegos, sorpresas…

Desde el plato 1 (Fresa de Campari) hasta el 37 (Caja de Chocolates), no dejan de sorprenderte, de agradarte, de arrancarte una exclamación seguida de una sonrisa.

Tras el Tío Vivo, llega la Noria, a la que le sigue la Montaña Rusa y a ésta otra atracción, y otra, y otra.

Texturas imposibles, combinaciones inimaginables, temperaturas inusuales, presentaciones de dibujos animados…

6 años después volvía a visitar El Bulli. Aunque me continuó “epatando”, como iba preparado, disfruté mucho más que la primera vez. Con calma, con madurez, con paz, y con un buen rollo increíble.

Porque en El Bulli se respira una atmósfera muy muy especial, en la que cabe tanto la seriedad como el desenfado, tanto el silencio como la carcajada, tanto la pajarita como el vaquero. Gente de las más diversas procedencias, nacionalidades, edades y caracteres, se sientan buscando lo mismo: magia. Que les sorprendan, que les distraigan, que les hagan disfrutar. Y dado que “El Bulli Team” (como ellos se autodenominan) siempre lo consigue, el resultado es esa sensación de sosiego, alegría y divertimento que flota en el ambiente del restaurante y que se va contagiando de mesa en mesa.

Son 4 ó 5 horas que se pasan en un suspiro. Cuando te quieres dar cuenta… ya ha terminado.

Y entonces empiezan las preguntas ¿qué era aquello que iba con el caviar de almendras? fffuá ; y… ¿de qué estaba hecho el globo helado? fffuá ; y… ¿os acordáis de la combinación de gazpacho y ajoblanco? fffuá; ¿y lo increíble de la elaboración de las dos tórtolas? fffuá ; ¿y de la aceituna esferificada que iba dentro del cono de…? fffuá ; ¿y el bocadillo-tartufo de queso Saint Michael caliente sobre el que te echabas con la mano las trufas que previamente habías estado un rato oliendo? fffuá; ¿y…?. Así puedes proseguir horas, recreándote en lo vivido.

Entre las múltiples diferencias que encontré con respecto a la anterior visita observé que ya no sirven pan (si no lo pides, y aún así, se resisten…). Pan… ¿para qué?. No hace falta. Está todo pensado para que esa sucesión de platos se concatenen armoniosamente sin chirrido alguno y fluyan con agilidad y ligereza… No hace falta pan.

Según nos dijeron era la primera temporada en la que Ferrán Adriá había incorporado al menú platos de caza. Resulta increíble comprobar como materias primas tan potentes y fuertes pueden ser transformadas en divertidos, suaves, desestructurados y afinados platos, sin perder un ápice de su sabor.

La magia, la ilusión y la emoción, están presentes en los 37 platos.

También tuvimos la fortuna de que nos dieran mesa a mediodía (algo que sucede en raras ocasiones), pues la noche ya la conocíamos. No sabría con qué hora quedarme. Ese gin tonic final en el porche con esas magníficas vistas del mar atardeciendo…

En cuanto al tema vinos… Grande el sommelier, capacitado, atento, cordial y simpático. La carta, qué decir de ella. Como tienen muy presente el próximo cierre del negocio, no van reponiendo lo que van agotando. Aún así, es extensa (todavía), variada y muy bien seleccionada. Pero qué difícil es elegirlos. ¿Cómo se marida esto?. Mi consejo es no pensar en ello. Cuantos más blancos mejor, también espumosos, pero si apetece un tinto se pide un tinto y punto. Olvidémonos de maridajes y desliguemos comida y bebida. Disfrutémoslos por separado. No es posible establecer entre ellos una relación sentimental. Solo sexo, y por separado.

El servicio es extraordinario. Perfectamente adiestrado, conjuntado y acompasado. Cocina y Sala conforman una buena pareja de baile, danzan con armonía, sin pisarse ni perder el ritmo.

La responsable de nuestra mesa, una guapa muchacha gallega, rezumaba profesionalidad, alegría, buena presencia y… mucha paciencia.

Cuando me fui tuve la sensación de ser un privilegiado, de haber comido y cenado en un restaurante de leyenda, un restaurante que ha marcado una época y va a marcar otra, un restaurante que forma ya parte imprescindible de la historia mundial de la gastronomía. Y me fui con el convencimiento de que su leyenda se acrecentará exponencialmente cuando cierre definitivamente, lo que tristemente sucederá dentro de unos pocos meses.

“Yo estuve ahí. Yo estuve en El Bulli…”

  1. #1

    in vino veritas

    estoooo...
    ...lo has conseguido, has conseguido jod.erme...pero bien! ;-)

  2. #4

    G-M.

    en respuesta a in vino veritas
    Ver mensaje de in vino veritas

    Salva, hazme caso por favor.,
    No puedes dejar que cierre sin visitarlo.
    Coño, mata, roba, hurta, exhuma ilegalmente, o inhuma, soborna, comete cohecho, vulnera el Código Civil, el Penal, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, pero... ¡consigue una plaza!
    ¿No vas a poder?
    ¡Tienes hasta junio!

  3. #5

    in vino veritas

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    ok, mañana por la mañana...salgo ya. Plazos largos solo para hipotecas.

    más en serio, tienes toda la razón...llamo a Ferrán de inmediato :-)

  4. #6

    Nacho_G.F.

    Menuda comida paisano,...tu satisfación escapa desde la pantalla del ordenador.
    Pues yo tampoco he estado y me temo que no lo voy a intentar,...

  5. #8

    Xeftom

    Tienes razón en todo; el Bulli es una leyenda, y cuando cierre aun se hará mas grande... Y es un privilegio y un orgullo, poder decir que lo hemos vivido, palpado y saboreado. Como decía aquel anuncio de la Master Card, "Hay cosas en la vida, que no tienen precio", experimentar una comida o cena en el Bulli es una de ellas.
    Me alegro mucho por ti, contigo me he emocionado recordando lo que mi esposa y yo vivimos hace escasos meses, y ya parece una eternidad....
    Que sigas disfrutando recordandolo, un abrazo y felicidades de nuevo.

  6. #9

    G-M.

    en respuesta a Xeftom
    Ver mensaje de Xeftom

    Gracias Xeftom.

  7. #10

    Nacho_G.F.

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Hombre, si daban mesa para 2 años,...

  8. #11

    G-M.

    en respuesta a Nacho_G.F.
    Ver mensaje de Nacho_G.F.

    Ah! Pensaba que lo decías porque no te atraía o algo así...
    Saludicos

  9. #12

    Nacho_G.F.

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Por supuesto que me atrae,...,me encanta probar, que me sorprendan y deslumbren, como seguro hacen allí.

  10. #13

    Otilio Haro

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    No he estado, pero ya no me hace falta. Ummm, que rico está todo!

    Gracias por hacerlo vivir.

  11. #14

    lsierrar

    Creo que de los mejores comentarios que se han colgado hasta la fecha. Envidia sana, de verdad, por la experiencia y como lo has narrado.

    Enhorabuena!!!

    Saludos

  12. #15

    G-M.

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    De nada Oti, para mi es un placer.
    Es como lo de Antonio Bienvenida y la Gadner: está bien hacerlo, pero como lo de contarlo después....
    ;-)

  13. #16

    G-M.

    en respuesta a lsierrar
    Ver mensaje de lsierrar

    Muchas gracias Isierrar.
    Todo un halago, y más viniendo de ti, crack.
    La verdad es que cuando uno sale emocionado de un sitio como salí yo de El Bulli, las palabras manan solas.
    Un abrazo

  14. #17

    Latrufa

    Que callado lo tenías, picarón!!!!
    Vaya envidia Aurelio, ya me contarás cuando nos veamos.
    Un abrazo.

  15. #18

    Anubis7

    Que buen comentario. Suscribo lo que dices. Yo puse algunos "peros" en mi critica pero es verdad que todo lo bueno predomina por encima de lo demas. Y totalmente de acuerdo contigo en el sentimiento..."yo estuve alli. Yo estuve en el Bulli".. Hay un antes y un despues.. Saludos

  16. #19

    G-M.

    en respuesta a Latrufa
    Ver mensaje de Latrufa

    Joé, te iba a contestar y sin querer he recomendado tu comentario. Ahora me entero de que se pueden recomendar comentarios!
    A ver si nos vemos y os cuento, pero qué dificil es contarlo. Hay que vivirlo, amigo.

  17. #20

    G-M.

    en respuesta a Anubis7
    Ver mensaje de Anubis7

    Gracias Anubis. Leí tu valoración y me pareció muy buena.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar