Generosidad, pasión y grandeza

Cena concertada para el miercoles 17 de marzo, aprovechando una pequeña escapada en la semana fallera. Llevaba ya años deseando ir a esta meca de la gastronomía, especialmente por el protagonismo especial que siempre han dando al vino gracias a la pasión de Pitu Roca.

Del principio al final fue una experiencia única e inolvidable. La sala del restaurante es moderna y con una atmosfera muy acogedora, tiene un jardín triangular central encerrado entre cristaleras y las mesas están bien separadas, permitiendo intimidad y al mismo tiempo una plena integración en la magia del ambiente. Al poco de sentarnos nos atiende el sumiller Manuel Angosto y tras elegir el menú de la semana gastronómica de Girona (equivalente al menú festival) nos dice que, si le permitimos (¡por supuesto!), nos va a hacer un maridaje especial de vinos con el largo menú, que consta de 7 snacks (pequeñas insinuaciones), 11 platos principales y 3 postres. Más tarde aparece el gran Pitu Roca, al que saludamos y empieza el festival de platos y vinos. Detallo a continuación lo tomado con algún comentario puntual de lo que más me impactó dentro de un nivel global estratosférico:

Snacks (Pequeñas insinuaciones)
Aceitunas caramelizadas (precioso olivo y magnífico sabor y textura de las aceitunas, una forma de empezar espectacular)
Bombón de Campari y naranja
Crujiente de espina de anchoas de l’Escala con tempura de arroz de Pals
Crujiente de grué y cacao
Brioche de trufa
Trufa, anchoa y merlot
Turrón de foie

Menú
Brioche trufado con caldo de escudella (extraordinario sabor, disfrutando del aroma de las últimas trufas)
Ostra con escabeche de fino y salsa de ostras y algas
Calabaza con mejillones de roca y mandarina
Gamba a la brasa (magnífico plato y el culmen ya cuando tras chupar la cabeza de la gamba bebes una gota de amontillado Coliseo)
Sopa de cebolla y nueces de Crespià con comté
Lenguado con aceite de oliva y sabores del mediterráneo (preciosa presentación con cinco aceites distintos)
Salmonetes con suquet y manteca (qué combinación e intesidad de sabores)
Tendones de ternera con erizos de mar
Adaptación de steak tartar con helado de mostaza 2009 (qué personalidad)
Cordero con guisantes y menta
Liebre a la royal

Sorbete de destilado de limón (muy bueno y una magnífica transición hacia lo dulce)
Souflé de rosas
Cupuaçu, cacao, plátano

Los vinos del festival fueron estas 14 joyas servidas en copas diferentes adaptadas a las características de cada vino:

Kesselstatt Scharzhofberger 1996 Spätlese (Mosel-Saar-Ruwer) - Magnífico spatlese ya maduro, impresionante forma de empezar el festival.
Fino La Bota de Nº 15 Macharnudo Alto D.O. Jerez - en el entorno del Celler estaba aún más glorioso de lo habitual.
Breuer Klofterlay 1983 Auslese Rheingau - un lujo de la bodega personal de Pitu, aunque no lo disfruté tanto como el spatlese 96.
Coliseo Amontillado Valdespino V.O.R.S. D.O. Jerez - la cima del cielo tras la cabeza de la gamba de Palamos.
Louis Carillon 2005 1er Cru les Perrières (A.O.C. Puligny Montrachet)
Jean Macle 1997 A.O.C Chateau Chalon
Emrich-Schönleber Frühlingsplätzchen 2007 (Nahe) - Me gustó mucho, qué grande es la añada 07 en el Nahe.
Domaine Dujac 2007 A.O.C. Morey Saint Denis - qué grandeza y elegancia!
Clos Rougeard 2004 Les Poyeux (A.O.C. Saumur Champigny) - Magnífico tinto, pureza y elegancia a raudales.
Oloroso del Puerto Lustau Almacenista ( D.O. Jerez)
Chateau Figeac 2000 (A.O.C Saint Emilion)
Jacques Prieure 2000 (A.O.C. Echezeaux Grand Cru) - Gran Echezeaux tomado en la extraordinaria copa Riedel Sommelier Borgoña soplada a mano.
Latt (Albersweiler) Gewurztraminer 2006 Auslese Ökonomierat Rebholz (VDP Pfalz)
Niepoort Colheita 1976 (D.O. Porto)

Al final, sirvieron una caja rectangular con una selección de chocolates y cuando pregunté por los tés disponibles a Pitu la última sorpresa: le interesan mucho. Pedí un excelente Gyokuro, el rey de los tés verdes japoneses, del que fueron tan amables de hacerme dos infusiones muy copiosas (tomé cuatro tazas). Emocionante descubrir alguien que tiene también gran interés por los tés de calidad. ¡Gracias Pitu!

Este sublime festival transcurrió durante cinco maravillosas horas y hay que vivirlo para entenderlo plenamente. Al final, ya pasadas las dos de la mañana, Pitu nos enseñó la bodega donde ha dado protagonismo a cinco zonas sensoriales diferenciadas (con música, imágenes y texturas táctiles) que son sus grandes pasiones en el mundo del vino: Champagne, Riesling alemán, Borgoña, Priorat y Jerez. Le gusta decir (y así lo pone en el menú impreso) que es un camarero de vinos. En mi opinión, eso implica, la capacidad para ser generoso y respetuoso por encima de los conocimientos técnicos. Como decía en una entrevista "saber de cocina y vinos, pero también de tés, quesos, infusiones, geografía, arte, filosofía, psicología aplicada". Pitu comentaba la generosidad de sus hermanos cocineros para darle tanto protagonismo al vino, algo que no es habitual entre los mejores restaurantes de cocina creativa. Y también fue pura generosidad despedirnos Joan y Pitu Roca a las dos y media de la mañana.

Ya tengo ganas de volver para disfrutar de una comida y esa luz del Celler que comenta otro veremero. ¡Volveré!

  1. #1

    Otilio Haro

    Veo que te invitaron, felicidades.

  2. #2

    HerrDirektor

    Felicidades por la experiencia y por compartirla, allí las sensaciones se multiplican infinitamente...

  3. #3

    Vinsimes

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    Los valencianos siempre con el típico "Els diners i els collons per a les ocasions"...

  4. #4

    Otilio Haro

    en respuesta a Vinsimes
    Ver mensaje de Vinsimes

    Como no pone precios...

  5. #5

    Fernan2

    Hala, como te cuidas!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar