Restaurante Tapinería: La sombra


La sombra de aquel mítico restaurante que entonces abanderaba un interés por crear algo distinto a lo tradicional y deleitar a los clientes. Cuando se hacían dos turnos, y se permitian levantarte en mitad de una cena, para dar paso al segundo. Fué doloroso.

La dirección, sucesora de los creadores, muestra una ligera predisposición a innovar o sobresalir de la atonía de los mediocres; en la actualidad es algo más que otro establecimiento sin mayor trascendecia, adaptado a los nuevos tiempos de precariedad económica.

Aunque el menu son 10 euros, no incluye los complementos.

Nada reseñable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar