Restaurante La cuina de l’Uribou en Barcelona
  

Restaurante La cuina de l’Uribou

8
Datos de La cuina de l’Uribou
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
7.8 10
Servicio del vino:
4.5 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
9.1 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Les Corts
Dirección:
Tipo de cocina: Japonesa
Vino por copas: No
Precio desde 15,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Los lunes y el tercer miércoles de cada mes

Teléfono

Restaurante La cuina de l’Uribou Sopa de Miso La cuina de l’Uribou Solomillo de Cerdo rebozado sobre arroz La cuina de l’Uribou en Barcelona Fideos salteados con carne y verduras Restaurante en Barcelona Sashimi Restaurante La cuina de l’Uribou Entrante La cuina de l’Uribou kakiage de alcachofa y langostino La cuina de l’Uribou en Barcelona Soba de pato y setas Restaurante en Barcelona Takoyaki: bolas de pulpo Restaurante La cuina de l’Uribou Combi de sushi y sashimi La cuina de l’Uribou La cuina de l’Uribou en Barcelona Nabeyaki curry Restaurante en Barcelona Combi de nigiri, maki y sashimi Restaurante La cuina de l’Uribou Ebi chile : una lástima no tener pan para rebañar la salsa ;-P La cuina de l’Uribou El rótulo es pequeño y poco visible. Se ve mejor el dibujo del jabalí en la vidriera. Según he podido leer, uribou significa jabalí o jabato, según la página web donde se mire 8-) La cuina de l’Uribou en Barcelona

8 Opiniones de La cuina de l’Uribou

La cuina de l'Uribou ofrece cocina japonesa a precios razonables.

Local ampliamente comentado en estas páginas por lo que no me repetiré, básicamente un entorno correcto similar al de muchos restaurantes de su nivel y precio en Barcelona.

Vistas las opciones nos decidimos por los Menús

  • Empezamos con una especie de rollito de sushi como Entrante de la casa.

  • Seguido de una Sopa de Miso. Potente y sabrosa. Sin duda el mejor plato del día y común en todos los menús.

  • A partir de aquí fueron llegando los platos diferenciales de cada menú, yo por ejemplo me decanté por el Menú Sashimi. Bien.

  • Otro de los comensales pidió Menú Katsudon. A base de solomillo de cerdo rebozado con arroz.

  • Y un tercero Menú Yakisoba. De fideos salteados con carne y verduras.

    Para beber:

  • Un par de cervezas.

    La Cuenta:

  • Ascendió a 44,50 euros para tres personas.

    Resumiendo:

  • Un restaurante en el que comer razonablemente bien a buen precio, pero no es lo que busco en mis espaciadas visitas a una ciudad con la cantidad de opciones como las que nos ofrece la Ciudad Condal.

    • Sopa de Miso

    • Solomillo de Cerdo rebozado sobre arroz

    • Fideos salteados con carne y verduras

    • Sashimi

    • Entrante

    Se ha convertido en uno de los restaurantes que más frecuentamos. Esta vez lo visitamos con la excusa de enseñárselo a un amigo de Montilla.

    Además de los ya probados kakiage de alcachofa y langostino, takoyaki, ebi chile y el combi, pedimos:

    - Calçots con lengua de ternera (9,80€) - Una forma diferente de comer los calçots que todavía no había probado. Me encantó la combinación de texturas con la lengua de ternera.
    - Yakisoba (12,-€) - Es uno de mis platos preferidos, aunque todavía no los había probado aquí. Muy buenos.
    - Tartar de lecha (pez limón) (13,-€) - Delicioso.

    Para beber, una botella de agua de 1 l. (2,50€), un par de cervezas Toc d'Espelta (4,40€/ud.), una botella de cerveza Sansa (4,10€), una copa de Heineken (2,20€) y una copa de Mas Rodó Montonega (3,80€), servido a buena temperatura en una copa normalita.

    Como siempre, muy bien. También nuestro invitado dijo haber disfrutado del almuerzo. Lo bueno de este restaurante es que hay muchos platos que no son crudos :-D

    Se ha convertido en nuestro japonés de referencia y procuramos visitarlo cada cierto tiempo.

    Almuerzo familiar a base de unos cuantos platos para compartir y un plato principal para cada uno. Repetimos unos cuantos de nuestros platos preferidos: takoyaki, nabeyaki curry, combi de sushi y sashimi, kakiage de alcachofa y langostino y pollo frito con salsa picante. Añadimos:
    - Carrillera de ternera con miel y manzana (12,40€) - Carne tierna aunque algo insípida. Salsa deliciosa, para mojar pan.
    - Sara udon (12,50€) - Estupenda sopa, sabrosa y ligeramente ligada con fécula. La acompañan con un pequeño tarro con una mezcla picante de especias. Personalmente, me gusta picante.

    Para beber, 2 aguas de 1 l. (2,50€/ud.) y un par de botellas de cerveza Toc d'Espelta (4,40€/ud.).

    Aprovechando que Escribà ha abierto un local en L'Illa Diagonal, tomamos el café y los postres allí.

    Como siempre, buen servicio, buena comida, buen precio. Repetiremos.

    El precio incluye lo que tomé yo.

    • kakiage de alcachofa y langostino

    Cena familiar con el "novio" (la palabra la ha usado mi hija... sigh!). Era su primera visita a un restaurante japonés y creo que he disfrutado yo más que él ;-P

    Aunque ya lo habíamos visitado en varias ocasiones, da gusto ver cómo tienen nuevos platos cada vez.

    A los ya conocidos Takoyaki, Nabeyaki curry y Combi de sushi y sashimi, en esta ocasión añadimos:
    - Ostra - Estupendo sabor yodado bien conjugado con un justo aderezo.
    - Tempura de langostinos y alcachofas que no probé, aunque gustó al resto de comensales.
    - Soba de setas y pato - Realmente delicioso.
    - Sushi de erizo de mar - Animado por Cervino5, nos animamos a probarlo. Todo un acierto.

    De postre, además de la conocida tarta de queso con sorbete de pera, pedimos un brownie con sésamo, helado de vainilla y coulis de mango realmente rico.

    Para beber, un par de cervezas Toc d'espelta, una 2014 IPA, una Heineken, una botella de agua de litro, una copa de un sake de aspecto lechoso (para el futuro yerno) y una copa de licor yuzu komachi de sabor anisado y cítrico que me encantó.

    Esta vez no pagué yo (¡qué duro es ser casi suegro...!), pero la cuenta ascendió a poco más de 140 euros.

    A pesar de la fantástica comida, lo mejor fue ver a mi tal vez futuro yerno mirar con cara circunspecta los platos que iban presentándonos y batallar con los palillos en su primera visita a un restaurante japonés... Y eso que, según nos dijo, le gustó la experiencia... Incluso se acabó el sake :-)

    • Soba de pato y setas

    • Takoyaki: bolas de pulpo

    • Combi de sushi y sashimi

    Interesante restaurante japonés en Barcelona en la zona de les Corts, local no muy grande con escasa separación entre las mesas y poca atención por la decoración.

    Diariamente se ofrece en una “pizarra” las novedades del día, nos decantamos por “shusi de erizo de mar”, servido en su propio caparazón, muy bueno; y el superior “sashimi de erizo de mar”, hoja de alga nori con arroz y erizo de mar, realmente muy bueno, una excelente propuesta.

    Igualmente excelente el “tataki de jurel” con salsa ponzu y jengibre, así como el “combi” surtido de Sushi (Nigiri, Maki) y Sashimi.

    Japonés interesante.

    Esta vez fuimos a cenar. Nos atendió el mismo camarero que en nuestra anterior visita, quien me recomendó otra cerveza porque la que tomé en aquella ocasión ya no la tienen. Esta vez también el servicio fue muy atento y servicial, pese a tener lleno el local.

    Tomamos:
    - Tataki de presa ibérica (12,-€) - Muy bueno. Me dio la impresión de que la presa había sido previamente ahumada.
    - Takoyaki (8,-€) - Deliciosas. La textura nos pareció curiosa.
    - Escórpora con salsa agridulce (11,50€) - Me encantó. No es fácil encontrar este pescado en los restaurantes.
    - Nabeyaki curry (14,50€) - No pudimos resistirnos a pedirlo de nuevo. A pesar de que en casa preparo algo parecido, lo cierto es que éste está de rechupete.
    - Combi (23,-€) - Tampoco obviamos el surtido de sushi y sashimi, igualito que el de nuestra anterior visita. Esta vez encontré el punto picante del wasabi algo más subido.
    - Dragon roll de foie y congrio (15,70,-€) - Algo más grande que un maki y con un trozo de congrio encima. Muy sabroso, aunque un tanto pesado para mí. Me gustó bastante más con el añadido del wasabi.

    De postre, repetimos el helado de vainilla (2,50€) y la tarta de queso (5,-€), esta vez con un sorbete al que no supimos sacar el sabor.

    Bebimos una botella de agua de 1 l. (2,40€) y una botella de cerveza artesana Aigua de Canaletes (3,70€), que encontré muy adecuada para los platos que tomamos.

    También esta vez salimos contentísimos y deseando volver :-)

    • Nabeyaki curry

    • Combi de nigiri, maki y sashimi

    Aprovechando el comentario del amigo Ricard y que estábamos por la zona, nos decidimos a reservar a mediodía.

    Local pequeño, algo oscuro y con mesas más bien apelotonadas pero de tamaño correcto. Esterillas como manteles. Bonita vajilla. El camarero que nos tocó era nacional, muy atento y servicial. A diferencia del día que fue Ricard, esta vez no había prácticamente más críos que los nuestros. A mi hijo le facilitaron unos palillos "tuneados". Como no esperaba gran cosa de la carta de vinos, miré las cervezas. El camarero, ante mi indecisión, me recomendó una Fort Barcelona Pale Ale (3,90€, casi el triple de su precio en la página web de la elaboradora), elaborada en L'Hospitalet de Llobregat (escombrant cap a casa). Suave y poco amarga, me gustó.

    Nos fuimos directamente a la carta y las sugerencias del día, pidiendo varios platos para compartir:
    - Ebi chile (12,-€) - Langostino picante con huevo. Me encantó, aunque me sobraba la hoja de roble.
    - Nabeyaki curry (14,50€) - Cazuela de curry sobre arroz, gratinada con queso, huevo y solomillo de cerdo rebozado. Nunca había probado el curry con huevo y queso fundido. Me encantó. Tanto, que pedí que me explicasen la receta para hacerlo en casa.
    - Pollo frito con salsa picante (9,-€) - Lo pedimos para el niño, pero lo cierto es que acabamos probándolo todos. Picante muy moderado.
    - Buñuelos de salmón (7,-€) - Acompañados de una salsa de la que no recuerdo más ingrediente que el jenjibre. De cualquier modo, riquísimos.
    - Kakiage de alcachofa y langostino (11,50€) - Especie de tortilla de tempura partida por la mitad. Sabrosa, aunque hubiese agradecido que la hubiesen partido en cuatro trozos. Me la comí con las manos.
    - Kakiage de mejillones y setas (10,50€) - Presentado igual que el anterior. Mucho sabor a seta y nada de mejillón.
    - Combi de 4 nigiri, 4 maki y 9 piezas de sashimi de atún y salmón (23,-€) - Muy bien, aunque juraría que el wasabi no picaba lo que debiera. Excelente nigiri de caballa. Maki sin alga nori, algo frágiles para palillos poco entrenados.

    De postre, un correcto helado de vainilla (2,50€) y una tarta de queso de cabra muy buena con un sorbete de pera con sabor a pera pasada (5,-€).

    Para beber, además de la cerveza, una agua de 1 l. (2,40€), un agua de 1/2 l. (1,30€) y un zumo (2,50€).

    Presentaciones cuidadas; sabores diferentes y más intensos que los de los restaurantes japoneses más tradicionales que he visitado; precio final por debajo de lo esperado; trato más cercano, tal vez debido al servicio nacional (se agradece no tener que medir las palabras y, en mi caso, poder expresarme en mi primera lengua).

    En general, salimos encantados y es seguro que repetiremos, aun a riesgo de encontrarnos con el comedor tomado por párvulos ;-P

    • Ebi chile : una lástima no tener pan para rebañar la salsa ;-P

    • El rótulo es pequeño y poco visible. Se ve mejor el dibujo del jabalí en la vidriera. Según he podido leer, uribou significa jabalí o jabato, según la página web donde se mire 8-)

    Tenía pendiente este restaurante , después de leer buenas recomendaciones de gente de confianza.

    Se trata de un restaurante pequeño ubicado por la zona de les Corts, por debajo de la Illa Diagonal y a cargo de un cocinero japonés con conocida trayectoria por BCN. En las crónicas, se hablaba de que siempre se encuantre público japonés y esto le otorga un plus de confianza. Y ciertamente el dia que fuimos, había también una mesa con japoneses.

    Los días laborables, ofrecen un interesante menú de mediodía además de la carta. Y ofrecen dos pizarras con los platos del día. Una escrita en japonés y la otra la muestro en mi blog.

    Como estábamos de celebración y los platos estaban realmente buenos, tiramos un poco la casa por la ventana, pidiendo más platos de los que hubiéramos pedido habitualmente. Estaba todo muy bueno y si en una segunda visita el nivel se mantiene, puede pasar sin problema a mi "top". Salimos muy satisfechos.

    Quizas el únic "pero" que le hemos encontrado y totalmente ajeno al restaurante, es un público muy "prolífico", que convertía visualmente el restaurante en un comedor infantil, aunque con niños de lo más educado que se puede encontrar hoy en día ... Son cosas que pasan por ir a comer en vez de cenar y encima en fin de semana .... El próximo día, será cena en laborable "si o si" .... :)

    El banquete empezó con un Escabeche de sonsos buenísimo.
    A continuación una ensalada caliente de berenjena que nos sorprendió de manera muy positiva.
    Después sashimi de Toro, exelente también.
    Seguidamente el sushi de caballa, que fue sin duda el plato triunfador de la comida.
    Y aunque me han explicado más de una vez, que pedir yakisoba, es un poco el equivalente de ser guiri y pedir "paella", siempre me dejo ir y acabo pidiéndolos. Y fue el plato más neutro de la comida ... muy correctas, pero yakisoba, que por cierto son difíciles de fotografiar ... :(
    y como ya he explicado que estábamos de celebración y dispuestos a tirar la casa por la ventana, optamos por un "sushi de caballa again", que por eso decía que fue el plato trionfador de la comida.
    Ya nos saltamos los postres....

    Para este tipo de comida, nos apetecía un rosado y como la mayoria de restaurantes japoneses, no tienen gran variedad de vinos. Y el único "de proximidad", era un Penedès Mas Contal. Valoración de este vino? ... Tal como se dice en españa. "se puede tomar.." ... :).

    Ricard Sampere
    www.restaurantscat.cat

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar