Restaurante Simpson: Malas formas


Local de dimensiones reducidas y aprovechado al máximo. Mesas extraordinariamente juntas. Lo único destacable es que se puede contemplar la bonita playa de Llafranch des de el interior.
Comimos unos raviolis de foie sepultados con una especie de bechamel que nos defraudaron bastante. Execeso de salsa y ración muy muy justita.
De segundo yo tomé un trinxat de col y patata con sepia y butifarra del perol que no estaba mal pero que no me entusiasmó.
Mariola comió un rape a la plancha. La calidad del rape era buena pero lo trajeron "a pelo", sin ninguna guarnición ni acompañamiento.
Visto lo visto prescindimos del postre y pedimos dos cafés. Buenos.

El servicio nefasto, acelerado, antipático. Para beber pedimos un Luís Cañas 2006 que trajeron ya abierto y un poco subido de temperatura. Al solicitar un cambio de copas porqué las que habían en la mesa eran infames (le dije si nos podian traer copas adequadas), el camarero puso cara de sorpresa y comentó por lo bajini que esas eran "las de vino".
Al final nos trajo unas Scotch Zwiesel correctas.

En resumen, comida regular, precio elevado y servicio pésimo. Prescindible totalmente y más teniendo en cuenta la oferta que hay por la zona.

PD: Vi en la sala el que parecía ser el maitre que llenaba de agasajos a los comensales de según que mesa. A nosotros no nos dijo ni mu, ni se preocupó en ningún momento si la comida era de nuestro agrado.

  1. #1

    Craticuli

    Con lo del ravioli de foie sepultado en salsa ya te puedes hacer una idea de la cocina, mal concepto.

  2. #2

    pensatiu

    en respuesta a Craticuli
    Ver mensaje de Craticuli

    Mal concepto y sobretodo pésimo servicio.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar