Restaurante Roig Robí: Una buena experiencia


Cena en el roig robí. Restaurante que dispone de jardín interior, con una carta no muy extensa pero de gran calidad y una completa referencia de carta de vinos.
Cenamos 4 personas; en la zona del jardín. De los entrantes cabe destacar el pastel de cap i pota en vingreta, las croquetas de pollo y jamón magníficas y setas excelentes. Los segundos, al atún en escabeche, pescado de lonja de temporada, rodaballo, las albóndigas y steak tartare. El postre ocho texturas de chocolate. Vino cims de porrera, cafes, orujos ...etc. el precio aproximado por persona 80 euros.
La experiencia vale la pena, el personal es muy profesional y muy amable a la vez. El entorno ideal para los que como nosotros, fumadores, nos cuesta encontrar un buen restaurante donde poder fumar. El precio, aunque algo elevado es equilibrado con la calidad de los productos que ofrece, el servicio y el entorno. Es un lugar para repetir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar