Restaurante Roig Robí: Roig Robí es un restaurante amplio y tranquilo con terraza, pero con el


Roig Robí es un restaurante amplio y tranquilo con terraza, pero con el calor veraniego preferimos estar dentro. Copas y vasos Riedel. Carta de vinos con propuestas interesantes, pero el servicio del vino es mejorable, ya que, estando el restaurante prácticamente vacío y las copas también, por 3 veces los camareros no se acercaron a servirnos hasta que hice ademán de sacar yo mismo la botella de la cubitera. Buen pan para mojar con aceite, y panecillos variados. Aperitivos agradables y acertados. Comimos lasaña de foie y verduras, ensalada de bacalao y 3 texturas de tomate, ventresca de atún (excelente) y gambas con puerros. Buen producto, bien tratado, con raciones algo cortas y precio excesivo. De postre, magníficas "las 6 texturas de chocolate" y excelente la "sopa de almendras", que maridamos acertadísimamente con un Pedro Ximénez y un Carchelo Tardo. Café correcto con un suscinto "petit four". Precio: unos 80 euros por persona, vinos aparte, aunque es verdad que las gambas lo encarecieron mucho; sin ellas puede salirte por 60 ó 70 euros. Algo caro de todas formas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar