Restaurante Roig Robí: Todo el local está muy bien, elegante y sencillo, con mucho gusto, y muy


Todo el local está muy bien, elegante y sencillo, con mucho gusto, y muy agradable, sobre todo el patio.
Precios en consonancia con el nivel de la clientela, pescados a partir de 25 euros, entradas a partir de 16, postres a más de 8.
La carta de vinos es bastante clásica, muy clásica, diría yo, y de precios altos. Desconocimiento importante de la carta de vinos, al menos en extranjeros (se solicita un Gran Cru Gewurstraminer que tienen bajo el epigrafe "vinos del mundo", donde tienen 5 o 6 vinos nada más, sin posibilidad de error, y nos traen un Viñas del Vero, teniemdo que indicarles de nuevo, ésta vez señalando la carta, qué vino queremos)
Buena Esqueixada de bacalao (16 + iva) y bastante caro el Tartar de lubina y langostinos (26+ iva). Mal servicio de entradas, habiendo dejado muy claro que eran para compartir, las traen a la vez, sin emplatar en medias y sin siquiera hacer ademán de servirlo ellos, por no hablar del servicio del vino, que nos lo hicimos ENTERITO nosotros. PENOSO.
Rape con almejas y langostinos al ron quemado (33,00 + iva), muy bueno, jugosísimo, muy tierno y sabroso.
Arroz con espardenyes y alcachofas; impresionante(36,00 + iva). Buena ración y mucha “chicha”, no sólo arroz.
La comida nos gustó, restaurante de ambiente burgués, de cocina tradicional bien resuelta, con buen producto, y precios en consonancia. Sin embargo, el mal servicio y el mal trato al vino deslució bastante la comida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar