“El hombre que hacía caldos sin agua” se muda a Bombas Gens.

Ricard Camarena, “El hombre que hacía caldos sin agua”, ha trasladado su restaurante gastronómico desde el centro de Valencia a la Avda. Burjassot, a un complejo cultural realmente espectacular que ocupa lo que antiguamente fue la fábrica Bombas Gens, de la que se conserva buena parte de su estructura.

El nuevo restaurante está incardinado, de manera estanca, en un ambicioso y altruista proyecto cultural privado, que abarca diversas disciplinas (arte, medicina, investigación, beneficencia).

De inicio ya disfrutamos como niños escuchando las interesantes explicaciones de Mª Carmen Bañuls, plenamente identificada con el citado proyecto.

Pasamos con Ricard para adentro y tras visitar lo que en un par de semanas va a ser el bar (en el que se comenzará la experiencia) quedamos anonadados ante el portentoso ejercicio de arquitectura de interiores que se desplegó ante nuestros ojos, con una sala soberbia, actual, que integra los elementos originales pero impidiendo que se apoderen.

La sensación es inenarrable ante las dimensiones de la sala y su perspectiva, con una luz y un “punto de fuga” que provocan un tremendo desahogo.

Sosiego, elegancia atemporal y cosmopolita, clase, gusto.

Al fondo, junto a un gran ventanal, la cocina abierta a la sala, en la que comensales y chefs interactúan en algún pase.

Y en ese entorno, como bien decía Mª Carmen, “todo sabe mejor”. Será eso y será también que Ricard no para de crecer, con una cocina fresca, orgullosamente mediterránea (sin despreciar mejoras de otras procedencias), donde la huerta y la mar se disputan el protagonismo, nadando juntas en esos “umamiescos” fondos que solo RC sabe hacer y que cada día me chiflan más.

Desde la última vez que fui ha ganado en plasticidad, ha redondeado su propuesta y ha dado un paso más en su búsqueda de la perfección, con esa integración de sabores ácidos y punzantes con ingredientes básicos, con esa conjugación del picor o lo balsámico con productos tradicionales de la terreta.

La secuencia de los 25 platos está muy lograda, alcanzando el climax con unas brutales Cocochas, espárragos blancos, holandesa de merluza y levadura.

Una estudiada sucesión de platos, con amables transiciones entre ellos, que clausura con varios estupendos postres que no pierden un ápice del estilo Camarena, alejándose del empalago y alegrando las papilas con chispazos de diferentes registros que otorgan frescura hasta el final.

Este maravilloso nuevo entorno y esta renacida ilusión que trasmiten Ricard, MªCarmen y todo su equipo, les va a llevar muy arriba. Pero muy arriba.

  1. #21

    Jansolo

    Dichosos los ojos que te "leen", jeje.
    Un saludo.

  2. #22

    Jansolo

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Si no es mucha indiscrecion, ¿cual es tu numero 1?
    Un saludo.

  3. #23

    JoseRuiz

    en respuesta a Jansolo
    Ver mensaje de Jansolo

    De la Comunidad Valenciana, Quique Dacosta, sin duda.

  4. #24

    G-M.

    en respuesta a Jansolo
    Ver mensaje de Jansolo

    Aúpa ese Jan!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar