Restaurante Las Brasas en Mislata

Restaurante Las Brasas

Datos de Las Brasas
Precio Medio:
33 €
Valoración Media:
6.9 10
SERVICIO DEL VINO:
5.0 10
COMIDA:
8.9 10
ENTORNO:
4.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Mislata
Dirección: Plaça del Músic Ramon Ibars, 2
Código postal: 46920
Tipo de cocina: Asador
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Abren todos los dias a mediodia y de jueves a sábado abierto para dar cenas

Teléfono


Opiniones de Las Brasas
OPINIONES
4

Porque menuda mano cocinando la carne! Y qué chuletillas de lechal. Tremendas.

LLegamos antes de la hora de la reserva (tiene una parada de metro al ladito) y decicimos tomarnos unas cañas en su terraza. Bueno, hay que decir que el servicio en terraza es un poco caótico, sobre todo si está llena, porque iban de lado a lado los dos camareros y casi nostoca sacar unas bengalas para que nos vieran. Eso sí, se disculparon por no habernos visto. Después de un par de cañas de barril (1.40€ cada una) servidas correctamente, con su ración de "cacaus" bien tostaditos y ricos, entramos al restaurante.

Tras las puertas te encuentras una barra no muy grande y un salón con aires de finales de los 90, aunque todo perfectamente limpio y sin olores (complicado cocinando con brasa). El camarero nos sentó y rápidamente vino un compañero a tomarnos la comanda. Pedimos un plato de esgarraet (5.50€), morcilla de Burgos con pimientos del Padrón (6€), pan con tomate y all-i-oli (3.75€), una ración de chuletas de lechal (14€) y un chuletón que aparecía como buey en carta y me parece por el precio que es de vaca bien madurita (19€).

El pan era crujiente, con un tomate rayado natural, con un chorrito de aceite y sal. Bien. El all-i-oli también sabroso, aunque escasete. Rico. Luego nos sirvieron el esgarraet, cargadito de ajo (que me gusta), poco pasado por la brasa y servido, para mi gusto, demasiado frío, ya que perdía sabor y matices.

Continuamos con la morcilla de Brugos, que estaba muy muy buena y sabrosa, con mucho sabor y bien condimentada, con una buena presencia de comino. sabrosa, punto perfecto de cocción y unos pimientos sabrosos, aunque del Padrón no es que fueran. 

Y faltaba el plato fuerte: la carne.

  • Las chuletas de lechal estaban tremendísimas, crujientes por fuera y sabrosas por dentro, que te comías hasta el hueso. Muchísimo sabor, acompañadas de un pisto casero y una patata cocida a la brasa. Tremendas. 
  • El chuletón tenía un sabor muy muy intenso y una buenísima cocción. Pedido poco hecho, lo sacaron tal cual, con una corteza crujiente y una carne sonrosada por dentro. Sabor a carne curada, a jamón, a brasa. Pieza de buen tamaño y con la misma guarnición que las chuletas de lechal. Sabrosísimo.

De los dos platos de carne, las chuletas de lechal fueron las que más gustaron, pero la triunfadora fue la brasa, porque menuda mano tienen para cocinar este producto delicado.

Para beber, además de las citadas cervezas, pedimos una botella de Marqués de Murrieta Reserva 2009 a muy buen precio (23€) y servido en unas copas decentes (de publicidad de ciertas marcas que tienen en carta).

Rematamos con dos cafés y salimos por no llega a 40€ por persona y con una muy buena sonrisa en la boca, además de ese regustitoa brasa tan sabrosón. Para repetir y pedir conjeo, que debe ser una maravilla. 

Aquí se viene a comer carne a la brasa sin mucha parafernalia ni emplatados majestuosos.

Entre semana la parrilla y sus brasas funcionan con maestría (Jesús Patiño) para ejecutivos, familias, amigos, que quieren comer las mejores carnes de Valencia: entrecot, solomillo, chuletas de cordero, piernas de cordero...
Las tapas, la sepia está buenísima, el jamón, quesos excelentes.
En los menús se incluye una generosa ensalada. Hay todo tipo de menús.
El vino de la casa, Requena-Utiel en mi caso, ideal para la carne, un corte de solomillo tierníiiissssimo..

Pues sí, disfruto con las atenciones de Antonio Patiño en sala que te hace sentir muy agusto.
El restaurante está en la mejor zona de Mislata, en la plaza de Metro Mislata y Parking (mis amigos de valencia vienen en Metro por lo del vino ;) Los licores, gin-tonics, etc tienen gran variedad.

Resumiendo: carnes a excelente relación calidad-precio.

  • Solomillo tierníiisimo

    Solomillo tierníiisimo

  • los hnos Patiño en la parrilla

    los hnos Patiño en la parrilla

  • El logo

    El logo

Llevaba algun tiempo sin ir, el local, sigue igual, necesitaria algun pequeño retoque, los entrantes como siempre, sencillos, no muy elavorados, pero efectivos todos muy buenos, las anchoas caseras excelentes, el jamon iberico cortado a maquina pero estupendo, acompañado de un queso curado expectacular....

Tomamos el vino recomendado, viña salceda crianza 2006, correcto en temperatura y precio 11 euros.

La carne entrecot de buey poco hecho, excelente, mucha cantidad y mejor calidad. Poco hecho pero muy bien cocinado ya que todo el estaba caliente.

El servicio correcto, sin grandes florituras pero eficaz.

No es un sitio que pretende ser mas de lo que es - un sitio para comer una buena pieza de carne a la brasa (como el nombre indica), y 25 años de existencia son la prueba del éxito de este establecimiento en el centro de Mislata, que entre los residentes de esa localidad ya ha alcanzado cierto renombre.

Son varias veces que he comido o cenado allí, pongo la fecha de la última vez pero la crítica es mas global.

Lo que sin duda es el gran fallo del sitio es el ambiente - muy muy necesitado de una reforma o modernización, se ha quedado completamente desfasado - la iluminación es horrible, la decoración más si cabe. Hasta puede llegar a espantar a alguno ya que la primera zona es tipo bar que casi siempre está vacío tanto de comensales como personal del restaurante, y impresiona pero negativamente. Luego al acceder al comedor principal en la parte de atrás, con sus mesas con mantel, enorma zona de brasas, etc, la cosa mejora.

Pero la verdad es que aquí no acude nadie para el glamour sino para comer un buen solomillo, pierna de cordero, chuletas etc. Lo bordan y los precios son contenidos y justos. Los entrantes son muy tipicos y tradicionales, ninguno destaca ni maravilla pero son correctos. Tienen algun postre casero y algun helado artesanal que merecen la pena tambien, pero donde sacan matrícula es en los platos principales.

La carta de vinos es corta, con alguna referencia interesante, precios acceptables, y el servicio del vino muy rudimentario.

En resumidas cuentas: no es un local cool, ni muy bonito sinceramente, pero si quieres comer de las mejores carnes de Valencia y salir satisfecho en cuanto a la RCP, es un sitio a tener en cuenta.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar