Restaurante Asia di Roma en Bilbao
  

Restaurante Asia di Roma

5
Datos de Asia di Roma
Precio Medio:
22 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
7.9 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Italiana, China
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 11,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: No cierra

Teléfono

Restaurante Asia di Roma Chupitos de licor de café Asia di Roma Pato laqueado Asia di Roma en Bilbao Udon con gambas Restaurante en Bilbao Txupitos de licor de café Restaurante Asia di Roma Yakitori de solomillo Asia di Roma Tempura de langostinos Asia di Roma en Bilbao Restaurante en Bilbao Restaurante Asia di Roma

5 Opiniones de Asia di Roma

Es un local que me encanta. He acudido en innumerables ocasiones y siempre salgo satisfecho.
Días como el de hoy que la hora se echa encima y que son casi las 11 de la noche y no sabes muy bien donde ir, es un sitio donde siempre hay gente y donde, como buen restaurante chino, no te pondrán pega alguna en buscarte una mesa.
Su carta de vinos, ya lo hemos dicho en más de una ocasión es muy larga y bien servida. Ahora que sé "algo" tardo más en decidirme.
Hace tiempo que he dejado de lado los ruedas y verdejos pero tenía ganas de volver a beber un vino que me gustaba y que sé que da mucho juego. Un Belondrade y Lurton 2012. Imagino que este vino estará mejor dentro de un par de años pero no vaya a ser que el que no esté entonces sea yo y no vamos a desaprovechar la ocasión.
Cosa curiosa en este vino es la mezcla de dulzor y acidez. Al primer trago me ha defraudado pero esa sensación se ha ido inmediatamente. En cuanto ha tomado contacto con el aire, en breves instantes, el vino ha ganado un montón. Nariz frutal, pero sin ser exagerado, no es descarado para nada. Hay que esforzarse un tanto en conseguir descubrir esos aromas. Mi acompañante, más amiga de lo dulce, ha dicho que era muy "seco" pero a mi me ha ido enganchando más y más y al final he pensado que es un vino a tener muy en cuenta. He disfrutado un montón con él. Rico-rico.
Como siempre comenzamos con su aperitivo de Aceitunas con su ali-oli. Me encanta, además con ese pan tan reciente y rico que te ponen. Untar sin "conocimiento".
Una ensalada toscana con tomate, carpaccio, rúcula y queso de cabra aliñado en cantidad más que suficiente. Todos los ingredientes bien servidos. Muy fresco comienzo.
Arroz tostado con gambas y verduras Uno de los platos más solicitados en este tipo de restaurantes. Para cuatro días que uno acude, le gusta. Me encanta así el arroz. Bien "aldente", con buenas gambas. La ración, como siempre, muy generosa. Un notable se merece.
Pato laqueado Otro de los platos que me apasionan. Con su crepes, tú lo preparas a tu gusto. Bien tostadita la carne, rica la salsa, buenos trozos de puerro. Sé perfectamente que en este local con tres platos a compartir y los entrantes, sales más que bien servido. No es necesario añadir dulces.
Dos cafés bien preparados y los txupitos de cortesía que están co-jonudos, hacen que salgas con una sensación de haber cenado estupendamente.
En esta ocasión, prácticamente la mitad de lo pagado corresponde al vino. Por cuatro duros, si bebes algo barato, sales como un campeón.
No hablamos de lujos, no hablamos de alta cocina pero hablamos de disfrutar y el trato es genial.

En el anterior comentario puse que hacía un año casi que no les visitábamos y ahora repito que ha pasado casi otro año.
Al entrar por la puerta, la que dirige el cotarro, nos saluda como si se alegrase de volver a vernos. Nos dice: cuánto tiempo....
La verdad es que sí. Recuerdo que hace unos 5 años que acudimos por primera vez y que echando cuentas serían unas 20 las veces que cenamos en él el primer año.
Está lleno, como casi siempre. Hay un par de mesas de dos libres pero nos dice que esperemos un poco, que se libra enseguida una de cuatro y que así vamos a estar más cómodos. Gracias, es un detallazo.
Al sentarte, nos acercan sus aperitivos, unas aceitunas verdes y negras y su "mayonesa" o similar que está de muerte.
Un par de buenos y crujientes trozos de pan que dado el tipo de comida no es excesivamente necesario.
Ya he comentado en otras ocasiones que tienen una carta de vinos con un montón de referencias.
Nos decantamos en esta ocasión y dado que estamos por probar todo lo que se nos presente, por un Torres Waldraud Riesling 2010 nariz a hidrocarburos que no desaparece ni con el aireado. Es frutal, goloso pero a mi parecer, sin ser un vino demasiado "serio", es más que correcto. Creo que este sí que es un vino para beber frío. Además nos han cobrado 19 euros que lo considero un muy buen precio.
Nos lo "presentan", me gusta el detalle de darlo a probar a ambos comensales, nos traen la cubitera al momento, buenas copas......
Sabemos de muchas ocasiones que las raciones en este restaurante aconsejan pedir un par de platos para compartir y que con eso vas cenado y bien cenado.
Conocemos la carta casi de memoria y tenemos nuestros platos preferidos así que:
Udon con gambas esos tallarines suaves, que se resbalan entre sí. Con buena cantidad de gamba, de verduras aldentes..... Me encanta ese sabor. Es uno de mis platos preferidos. Me parece que lo preparan muy bien. Va acompañado de un pan de langostinos en tempura de muy buen tamaño.
De plato principal pedimos el pato laqueado se presenta en plato con acompañamiento de cebolla troceada y puerro en tiras. Además una salsa de judías dulce.
En un cesto cerrado llegan las crepes para evitar que pierdan temperatura.
Tú mismo te lo montas. La carne del pato está bien hecha, crujiente por fuera y jugosa por dentro.
Al final, te terminas comiendo cada uno tres buenos "bocadillos".
Es otro de mis platos preferidos y que siempre ha resultado de mi agrado. La salsa le da un toque muy rico.
Otra cosa que me agrada de siempre en este local es el café, un cortao muy bien preparado, con sabor a café, diría incluso que tiene un ligero toque a café de puchero. Sin más leche de la necesaria.
Y como no podía ser de otra manera, la invitación de la casa a dos Chupitos de licor de café, nata y canela de estos me bebería yo una docena sin rechistar. Mi chica lo bebe por partes, la cosa es llevar la contraria. Yo de un trago pero mezclarlo en boca y mantenerlo unos instantes que me encanta el sabor.
Pues como siempre salimos contentos y con idea de volver y pensando que se puede cenar mucho y bien por muy poco dinero.
Por cierto, antes de cenar hemos ido a tomar un txakoli a La Viña y nos hemos encontrado con un paisano recién recuperado. Un amante y un más que entendido en vinos, Limonero con el que hemos tenido una agradable charla. Para que digáis luego que los "restauranteros" no somos amables con los "vinoteros" :-) Y viceversa, que conste.

Casi un año ha pasado desde nuestra última visita a nuestro chino favorito. Mira que hemos estado veces......
Día tristón, sin parar de caer agua, Bilbao está más vacio que de costumbre, miles de coches están en dirección a la vecina Cantabria.
Vuelta por el kasko viejo donde se nota también esa ausencia de los habituales. Una procesión nos recuerda que estamos en esas fechas que, afortunadamente ya no son lo que eran: pura tristeza.
Intentamos pillar algún menú allí mismo pero no encontramos nada que nos llame la atención, en estas fechas todo está más pensado para los visitantes.
Asi que tras pensarlo un momento nos acercamos al Asia di Roma, que lo echamos un tanto de menos.
Allí también se nota que no hay mucha gente pero hay unas cuantas mesas ocupadas, como siempre, en su mayoría por gente "un poco" más joven que nosotros.
Ya está descrito el local que no ha cambiado para nada.
Dicho queda lo de su "inmensa" carta de vinos y hoy, vamos a probar algo nuevo aunque de sabores conocidos: Moscato Bosc Dla Rei un vino tremendamente frutal, espumoso, con poca graduación y que entra demasiado fácil. A mi me encanta, pero es para lo que es. Con otro tipo de menú no lo pediría jamás.
El servicio del vino es bueno, te lo "presentan", las copas son de buen tamaño, dan a probar y en este caso la cubitera inmediatamente colocada.
Como aperitivo las aceitunas de siempre acompañadas de esa especie de mayonesa que está co-jonuda. Además con un par de trozos de un pan reciente, muy rico, doy buena cuenta de ella.
Setas a la plancha una generosa ración de lo que es, unas setas con ajo picado por encima y un tanto cortas de sal pero culpa nuestra ha sido no pedirla. Correcto, sin más.
Tempura de langostinos con salsa de soja para mi lo bordan, 8 generosas piezas con la tempura en su justo punto. Muy ricos, hemos llegado a un rápido acuerdo y ella ha dado buena cuenta de las setas y yo de la tempura. Creo que he salido ganando.
Yakitori de solomillo tres unidades con tres trozos cada una, carne con buen punto, un pelín tiesa quizás pero no en exceso. Sabrosa y sobre todo por esa salsa que le añaden que tiene un gusto muy sabroso. Se acompaña por unos trozos de pimiento verde.
Como las raciones son suficientemente generosas, no hay sitio para los postres, que por otro lado tampoco es que sean muy sugerentes.
Así que un cortao correcto y luego, como siempre también, nos sacan esos Txupitos de licor de café con chantillí ella lo bebe poco a poco, sin mezclarlo. Yo de un trago lo meto en la boca y lo paladeo suavemente. Está como para beberte media docena sin rechistar.
Pues contentos por haber vuelto a un sitio que tantos recuerdos nos trae, un sitio donde se puede comer bastante bien y si además eliges alguno de sus menús el precio suele ser mucho más "arreglado".

Si os apetece comer un menú diario de comida oriental y/o italiana, no lo dudéis en este restaurante disfrutareis de un rico menú combinando estos dos estilos de cocina o optando solo por uno de ellos como vosotros queráis.

Local siempre a tope, de la misma gente que otros locales de este mismo estilo, solo que en este es el único que se combina las dos cocinas.

Tienes para elegir entre tres o cuatro primeros, siempre hay una pasta con salsas, rollitos o makisushis y de segundo suelen tener una pizza o pato en distintas variantes , o canelones , vamos lo que os he dicho podéis comer cocina oriental o italiana o ambas , los segundos siempre van acompañados de un cuenco de arroz tres delicias , muy rico , cocina rica y bien elaborada , local a tope , para beber vinacho , yo pido coca cola para mezclar , pero por 10,90+iva , no encontrareis mejor relación calidad-precio y por supuesto sus ricos postres , tarta de queso o sorbete o crepes con chocolate .

Estoy hablando del menú diario, por lo demás tienen unas de las mejores referencias de vinos de la zona, tienen una zona climatizada y acristalada con muchas y muy buenas botellas .
Se me olvidaba siempre te sacan antes un aperitivillo , en plan pan de gambas o aceitunas.

No sé si faltará algún vino en su carta. Yo soy poco entendido pero sólo leyéndola puedes pasar un buen rato.
Nosotros solemos aprovechar para bebernos una jarra de sangría que está muy rica y además a mi chica le encanta comerse luego los trocitos de fruta.
Como aperitivo te sacan unas aceitunas con una salsa alioli y de sabor rico y luego cuando terminas te obsequian con un txupito de licor de café con ¿nata?, a mi me encanta.
La carta es muy variada y también ofrecen dos menús degustación por precios razonables.
Me gusta mucho su tempura de langostinos con salsa de soja, sus pastas acompañadas de queso rallado, el yakitori de marisco o de solomillo, el udón con gambas. Tienen también una selección de pizzas y amplia carta de carnes y pescados así como de postres.
Cuidado pues las raciones son más que generosas y con dos platos para compartir, dos personas se quedan satitechas.
La atención es correcta y rápida, el problema es que las mesas están un poco juntas.
Solemos aprovechar para ir cuando se nos hace tarde pues no tienen problemas de horarios y además es raro que no te encuentren una mesa.
Creo que merece la pena que lo probeis, además el ambiente es principalmente joven y unos "carrozas" como nosotros siempre nos encontramos a gusto.

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar