En la Ría de Laxe

Puede presumir este restaurante de tener unas vistas maravillosas de la playa y de la Ría. Se encuentra en el centro del pueblo y es una casa tradicional gallega, con su típica galería en el primer piso que es donde se encuentra el salón. También tiene una barra en la que tomar un aperitivo previo con una tapita de cortesía, que en nuestro caso fueron unos mejillones al vapor.

Una vez en la mesa y con las cartas delante lo primero que descubres es la gran cantidad de pescados y mariscos diferentes que tienen, aunque de forma apresurada el camarero nos indicó que en un momento vendrían a explicarnos qué había del día. Y así fue, nos recitaron lo siguiente: "de marisco hoy tenemos percebes medianos, cigalas, centolla, nécoras, almejas y berberechos. También nos queda 1 bogavante para dos personas". Magnífico! Nos inclinamos por los percebes y por las cigalas. Pescados, hoy tenemos: "merluza del pincho, lubina grande para dos con hambre y rape rubio "del nuestro", no juliana". Estupendo. Nos inclinamos por el rape rubio. Y todo acompañado con un albariño del Rosal, Santiago Ruíz, para qué complicarnos!

Y aparecieron los percebes tapaditos bajo un paño blanco para que no perdieran el calor. Buenísimos!! Y luego las cigalas, 4, cocidas, como se comen en Galicia para que no pierdan ni un ápice de su sabor. Deliciosas.

Después el rape rubio al horno del que si bien es cierto que no hay nada que decir sobre la calidad del producto, quizás la cocción, aun siendo buena, no fue para mí sobresaliente, ya que bajo mi punto de vista llevaba demasiados ingredientes que restaban protagonismo al sabor excelente del rape. En cualquier caso, muy bien.

Acabamos con un sorbete de mandarina y 2 medios gin tonics. Como Reyes!!!

DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar