Restaurante Can Barris: Para amantes de los caracoles


Me llevaron a Can Barris en un viaje a Girona por trabajo, por lo que en este caso la comida fue un tanto comedida ya que la jornada laboral tenía que continuar. No puedo aportar mucho más que lo que ya se ha dicho con respecto a su plato estrella: Los caracoles.

En mi caso tengo que apuntar que hasta hace bien poco no era un plato que me entusiasmara demasiado, pero en los dos últimos años he aprendido a apreciarlos. Pues bien, aun considerándome un advenedizo al respecto, para mí y sin lugar a dudas, son los más ricos que he comido nunca, por sabor, por su textura y por esa salsa tan reducida y deliciosa que queda prácticamente enganchada al caracol, y que junto con un poco de pan tostado lo convierte en un exquisito bocado. En este caso pedimos 200 para cuatro personas y no quedó ni uno.

El resto de platos están bien pero no a la altura de sus afamados caracoles, quizás destacaría las croquetas caseras pero poca cosa más, aunque es cierto que la comida fue un tanto liviana más a base de raciones y de primeros, por lo que no tuvimos la oportunidad de degustar nada más. Eso sí todo regado con una botellita de priorato que maridó bien con las viandas.

  1. #1

    Jeronimo

    Efectivamente lo bueno son los caracoles, yo recomendaría una ensalada o algo para picar y de segundo caracoles, lo normal es 100 por persona. Yo creo que nunca he pedido otro plato en este restaurante ya que aquí se viene a comer caracoles.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar