Restaurante Can Barris: Es cierto que el sitio no es nada del otro mundo, pero los caracoles, &


Es cierto que el sitio no es nada del otro mundo, pero los caracoles, "se salen".
Bodega simple y carta sencilla, muy "casolana". El que va a can Barris no va a pedirse un Cordón Bleue, ni un plato de autor. Va a lo que va: A los caracoles.

Repito y repito, sigo repitiendo y no pararé de volver a ir. Sí, soy adicto a los caracoles de Can Barris.

El único problema, que hay que reservar con bastante anterioridad (un día o incluso dos).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar