Restaurante El Molino de Vilviestre

3
Datos de El Molino de Vilviestre
Precio Medio:
53 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 53,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de El Molino de Vilviestre

Local en un entorno muy agradable con un río, muchos pinares, ocas, ovejas, gallinas, buitres, cigüeñas etc.… y un local enfrente que precisa una restauración y una zona posterior con a mi criterio demasiados utensilios sin ordenar, que desmerecen del resto del entorno exterior.

En plena temporada baja, previa reserva, acudimos 8 comensales que a la postre fuimos los únicos.

Tras unos vinos de verdejo en la barra, nos acomodan en un recinto que simula una cocina serrana, con su lumbre de leña y una bóveda, que según nos comentan era para curar los embutidos.

Meas redonda y amplia con mantel de tela, cristalería normal y vajilla de nuevo diseño pero de las cómodas de usar.

Carta de vinos en la que hay, crianzas y reservas de Rioja y crianza de Ribera, todos de los conocidos que no clásicos, precios altos sobre todo en los reservas. Ante la falta de motivación y las opciones, nos decidimos pos Campillo crianza. Servicio se limito a descorchar.

Nos dejamos que pusieran los aperitivos que sugerio la casa y escogimos los platos y los postres:

Vasito con crema de garbanzos con virutas de jamón; bien.
Torreznos: bien.
Croquetas; tuvieron el problema que nadie supo de que eran hasta que se pregunto (eran de boletus).
Boletus en salsa: notables.
Queso de cabra rebozado con ensalada: muy buena.
Torrija de bacalao: una especie de masa de croqueta de bacalao grande triangular y aplanada, que no gusto.

Tras todo este despliegue solo nos decimos por una degustación de platos:
Chuleta a la brasa: buena carne y buen punto.
Chuletillas a la plancha: muy buenas.
Rabo de toro: seco y poca gracia aunque si sabor.

De postres leche frita y Mouse de mango con frutas de la pasión: buenos.

Agua y cafés, junto a orujos detalle de la casa.

En conjunto, lugar con encanto, entorno interior con personalidad. Comida con raciones grandes y pocas sorpresas, carta de vinos floja y despedidas desaborida.

En temporada alta supongo que puede darse una masificación.

A mi, personalmente, me parece un lugar estupendo. No en vano, es recomendado por las mejores guías gastronómicas de este país.

El servicio es eficaz. Los platos tienen una presentación muy cuidada, y la carta de vinos ofrece caldos para todos los gustos y capacidades.

El precio, acorde al servicio y calidad.

Por la fecha, veo que Anet estuvo en el mesón el día de la Fiesta Serrana, que es cuando hay un único menú (carretero) para todos los comensales. Nada que ver con el resto del año.

Lugar rodeado de bosques y naturaleza, cigüeñas y riachuelos. Muy bonito.
La comida es buena, pero sin mucha imaginación, platos castellanos.
El servicio de vino deja mucho que desear.
Precio: bastante caro.
Vale la pena visitar la zona y hacer un alto, si valoras el entorno natural.
Cuidadín con los precios, no ofrecen carta. Te cantan los platos a viva voz.
No aceptan tarjetas de ninguna clase, solo pago en efectivo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar