Restaurante La Embajada (CERRADO): Cocina bien ejecutada, entorno sobresaliente


Ha pasado ya un tiempo desde que fui a cenar a este restaurante, así que si hay alguna incoherencia disculpar a mi mala memoria.

El recuerdo sigue siendo bueno, el entorno es único y la atención de sala profesional. Un poco lento el comienzo con los aperitivos pero como la compañía era agradable no lo noté demasiado.

Cucurucho de ensaladilla rusa, correcto.
La caballa marinada, tersa, aromática y sabrosa.
Ostra Gillerdau con eneldo y chalota, mucho mar, punto de acidez para abrir las papilas, no la mejor que he probado pero muy buena igualmente.
Endivia braseada, correcta, se empieza a ver el trabajo con las reducciones, que son sabrosas, claras a la vista y al gusto.
Hígado de rape con bechamel, el trabajo con los pescados en general fue sobresaliente, este plato empezó a hacer que el menú ascendiera. El hígado potente, sabrosísimo, y la bechamel alargaba el sabor y lo asentaba en boca. Sencillo y espectacular.

Lamentablemente no recuerdo los detalles a estas alturas los segundos platos y el postre de pera me dejó indiferente. Lo que sí recuerdo es la sensación general de que el trabajo en cocina estaba bien ejecutado, con las ideas muy claras y la estructura de los platos muy marcada.

En mi caso vi poca variedad de concepto, tanto de acercamiento a la materia como al emplatado. No se si esa es la visión del cocinero (pocos artificios pero buena narrativa) o si se debió a haber reservado los primeros días de la inauguración. Una segunda visita cuando el presupuesto lo permita zanjará el asunto.

El precio incluye vermouth, vino y un par de copas aparte.

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar