Restaurante Gorria: Comida de empresa


Ro-cocó donde los haya, este emblemático restaurante de Barcelona no deja indiferente. Ideal para comidas-cenas con amigos o compañeros de trabajo, por su trato informal y cercano y sus espacios reservados con grandes mesas. Nada de ir en pareja, el lugar no tiene ni un pizca de romanticismo.
Comida abundante; no apto para vegetarianos ni personas a régimen.
Caro, muy caro, por lo que si paga el jefe mejor que mejor ;P
No hay problema para aparcar, tienen servicio de aparca-coches... como antaño.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar