Local pequeño de decoración minimalista, situado en el barrio del Carmen.

Local pequeño de decoración minimalista, situado en el barrio del Carmen. El mobiliario constituye el único "pero" banquetas y mesas altas no demasiado comodas.

Se pueden tomar una selección (corta) de vinos por copas, o por botellas de una amplia carta, moderna, bien elaborada y lo mejor con unos precios increibles, algunos de ellos los encontré incluso más baratos que en ECI. Los vinos se guardan climatizados y tanto el servicio como el tratamiento que se le da al vino son muy buenos (cristaleria, decantadores, etc.)

La comida está elabarada con materias primas de mucha calidad y bien resuelta: ensaladas, carpaccios, quesos, ibéricos, tartares, revueltos, habitas baby, etc.

Muy recomendable. Imprescindible reservar si sois más de dos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar