Restaurante El baret de Miquel Ruiz-cuiners: Muy digno 1500


Nueva ocasión de salir del banquillo para jugar ante el fallo del titular de la siempre complicada y deseada reserva para comer en el Baret. Esta vez era de mesa para dos y para allí nos vamos a estrenar la autopista de pago sin pagar. Tampoco es fácil aparcar y también lo hacemos a la primera. Esto promete.

Entramos a primera hora con la ventaja añadida de elegir mesa de las que están preparadas para dos comensales, lo que tiene un plus ya que el pequeño y siempre lleno local permite pocas florituras; mesa al lado de la ventana y a disfrutar. No hay más cambios desde la última visita que el particular trozo de papel a cuadritos, más pequeño que el móvil, hoy no tiene cuadritos de notas y viene grapado para sujetar las dos caras, escrito a boli, y que lleva los platos del día. Su compañero similar para los vinos (¿del día?) hoy no ha venido. La carretera manda y no pasamos de un par de vermuts y un par de aguas medianas. Como hay mucho vermut (una mesa supletoria llena de botellas) pedimos recomendación y nos traen la versión en blanco de un aromático Vermut Casero (propio de ellos), así reza la etiqueta; en tinto me eligieron el mismo vermut de la otra vez: vermut Atxa, un agradable vermut vasco.

Para comer se plantea el grave problema de probar los clásicos siempre presentes para que el nuevo acompañante conozca bien la cocina, o irte a las novedades, nuevas o recuperadas de hace tiempo. No hay más remedio que hacer un mix y menos mal que los clásicos se han remasterizado, especialmente la versión de patatas bravas, de las que con éstas, he probado ya más de tres diferentes y podría hacerse una carta entera de diferentes presentaciones de las patatas bravas de Miquel.

El nutrido servicio en sala, mayoritariamente la familia de Miquel, y el ritmo de salida de platos de la cocina de Miquel y cols, siempre es bueno, resuelto y amable para hacerte sentir como en casa. Algún comensal en la esquina de la barra (no sé como hace esa reserva, pero es mucho tiempo en un taburete sin respaldo) y algunas mesa numerosas (y ruidosas) que van llegando poco a poco hasta completar el aforo. Como siempre.

Para comer:

. aperitivo de la casa: papas con un aliño de salsa de berberechos, imprescindible para que los efluvios del vermut no te obnubilen

. caramelo de hueva de atún con avellana caramelizada: presentado con su envoltorio como los caramelos y colgado de una pinza en un tenderete. Esta vez la hueva estaba en cantidad más generosa y le daba un punto de sal extra, incrementando el contraste. Mejor.

. pastisset de hígado de pato y boniato: a modo de mini helado de corte. Seña de identidad de la casa y me pareció más elegante, menos "pelotazo" de foie. ¿La temperatrura del foie estaba más fresca?.

. figatell de sepia con picada de Mercat: versión marina del clásico figatell de la zona; la picada incita a mojar un pan que no hay si no lo pides. Hay que aguantar el ansia.

. bravas de otra manera: sobre una base de tomate frito (ketchup), las patatas hervidas coronadas por puré de patatas y alioli al horno. Para comer con cuchara mezclando los elementos. Un punto extra de bravura, a mí me hubiera gustado.

. buñuelo de bacalao con guiso de tomate y alioli: enorme buñuelo con un interior cremoso, bien de presentación rematado por un poco de alioli. Me pareció lo más flojo.

. ensaladilla brazo de gitano: versión salada del conocido pastel, en el que la cubierta viene hecha por la patata, siendo el resto de ingredientes, incluido algo de patata hervida, lo que forman el relleno interior. Me pareció más denso que la anterior versión, o quizás algo falta de la mayonesa que descompactara el conjunto. Presentación excelente.

. tartar de gambas amb fesols i naps: sobre una base de un sabroso caldo, con el que se haría el clásico arroz amb fesols i naps valenciano, emerge una isla de colas de gambas crudas coronadas por unas cabezas de gambas fritas hasta quedarse crujientes. Todo sabores intensos.

. para postre y condicionado por las circunstancias se hace necesario pedir la emblemática tarta de manzana en versión de Miquel ya descrita muchas veces y que compartida entre dos se hace difícil llegar al final y eso que descartamos dos de las cuatro raciones de helado que contiene.

. unos buenos cafés (aunque pedí cremaet y me trajeron carajillo) y los petits fours traducidos a las simples gominolas de la infancia.

Un lugar muy especial en la Comunidad Valenciana, de ese genio de la cocina que es Miquel y que le hizo una peineta a su restaurante con estrella Michelín para irse a hacer lo que le gusta, con la gente que le gusta (la familia, los paisanos) y cuando le gusta (cierra en agosto porque hay peor calidad y precio del género del mercado). Me pareció perfecto para mi reseña nº 1500 en Verema. ¡Vamos a por las 2.000! y puede que entre ellas esté el nuevo proyecto de la Vermuteria en una esquina cercana.

  • figatell

  • pastisset

  • caramelos en el tendedero

  • papas aliñadas con salsa berberechos

  • sala del baret

  • "carta complementaria"

  1. #1

    Abreunvinito

    Añado fotos

    • cafe y gominolas

    • interior de la tarta de manzana

    • tarta manzana

    • tartar de gamba

    • buñuelo bacalao

    • nuevas patatas bravas

    • brazo de gitano

  2. #2

    Joan Thomas

    Desde luego aquí lo "muy importante" está en el plato. Las fotos hablan por si solas. Que lejos que está Denia, mecachis. Enhorabuena por ese buen momento gastronomico
    Saludos

  3. #3

    Juaneuge

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Buenas. Si estuviste es te viernes a mediodia coincidimos de nuevo , tu has sido mas rapido en describir la experincia. Nosotros tomamos tb las cigalas con butifarra y habitas, y rabo deshuesado y algun plato de los nuevos que nos dejo el hijo de Miguel como siempre sales de ahi muy contento con lo comido y bebido. Un saludo.

  4. #4

    Abreunvinito

    en respuesta a Juaneuge
    Ver mensaje de Juaneuge

    Donde estabas sentado el viernes a medio día?

  5. #5

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Torrecto pabajo....
    Se pueden hacer paradas intermedias interesantes.
    Saludos

  6. #6

    Juaneuge

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Eramos 4 en la salida ala terracita de los baños

  7. #7

    Abreunvinito

    en respuesta a Juaneuge
    Ver mensaje de Juaneuge

    Joooope !!! Frente a la mesita de los vermuts, allí estabais...
    Junto a vosotros en la pared había un grupo de tres en mesa redonda y delante de ellos una pareja de edad similar a la vuestra, en la ventana. Yo estaba cara a vosotros. Detrás de nosotros la mesa larga de 6/8 muy ruidosa hasta casi la puerta
    Lástima.
    Saludos

  8. #8

    Juaneuge

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Buena memoria fotografica. A la proxima a ver si nos conocemos un saludo eugenia

  9. #9

    Abreunvinito

    en respuesta a Juaneuge
    Ver mensaje de Juaneuge

    Así sea. Vernos disfrutando.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar