Restaurante Vinotinto en Valencia

Restaurante Vinotinto

Datos de Vinotinto
Precio Medio:
23 €
Valoración Media:
5.8 10
Servicio del vino:
4.4 10
Comida:
5.5 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
5.2 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Dirección: C/ San Vicente Mártir, 44
Código postal: 46002
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 14,90 € (precio más bajo introducido por un usuario)



11 Opiniones de Vinotinto

Local céntrico, con menús para dar servicio a mucha gente en poco tiempo con un servicio tan joven copmo amable y efectivo.
Mesas bien separadas aunque estrechas.

Menú del día para uno:
. Primeros: 3 opciones. Elegida Volován relleno de pollo, setas y chalotas, todo ello gratinado al horno: Incómodo de comer pero bien elaborado.
. Segundos: un arroz, una carne, un pesaco y una hamburguesa: el arroz al horno es mi elección. ración correcta, arroz algo frio, sabor básico. Servido un poco amontonado en el centro perdiendo presencia y sensación de tamaño de la ración. Simplemente con un poco de distribución en el plato ganaría presencia (evitando alguna zona apelmazada).
Para postre varias opciones de tartas. Solicito helado de café pero me acaban trayendo yogurt con miel y nueces. Me lo quedo porque parece mejor opción.

Incluye una copa de vino tinto cuya única opción (al menos en mi mesa, en otras sirvieron otras) de Herencia lopez de Haro crianza. Ya avisan con el nombre Vinotinto (en singular).
También un buen pan crujiente, loncheado.
El café no está incluido.

Lleno a reventar al acabar la mascletá. Se doblan servicios.
El precio se puede entender por lo que valdrá el alquiler en esta zona pero a menos de la mitad se come igual en barrios vecinos.

Bajo la apariencia de una antigua tienda de casa de telas rehabilitada se situa este restaurante con el nombre dedicado al vino pero al que no le dan especial atención. Hay algunos nombres destacables como Valtravideo pero ninguno digno de mención, ya que la carta adolece de vinos comerciales y poco arriesgados. La comida es sencilla, hamburguesas y carnes a la brasa y tapas convencionales. Buena atención por parte del personal pero fácilmente olvidable a nivel gastronómico. Un lugar destinado al turistas de paso por el centro de Valencia.

Sobresaliente puesta en escena, cuidada decoración y muy bien mantenida. Como en casi todas las franquicias, me dá la impresión de ser un figurante en un plató.

Esta es la segunda ocasión que lo visito, y ha desaparecido el menú, por lo que la factura no baja de 20 euros, sin grandes filigranas.

Yo no recomendaría este restaurante para alguien que apreciara los matices en la cocina. Si quieres alimentarte en un local encantador y bien atendido, sí.

Tiene en el sótano una impresionante bodega, pero como en el vino no soy un experto, no me atrevo a dar opinión alguna sobre sus referencias.

Buena impresión inicial, el local es amplio, está muy bien decorado y tiene unos enormes ventanales que dan a la calle San Vicente y a la peatonal con la que hace esquina. Tomamos el menú del día. Muy buena la ensalada de pimientos confitados y queso de cabra, de segundo ternera, en su punto y con una guarnición bastante generosa para lo escasos que a veces vienen los menús. Mi pareja pidió de primero fideuá con foie y boletus, una combinación que a mí me espantó al leerla en la carta pero que a ella le pareció muy sabrosa, y de segundo lenguado a la plancha, correcto sin más. Los dos quedamos bastante satisfechos, se agradece el intento de ofrecer algunos platos que se salen de la pauta típica de los menús de mediodía.

Soy todavía algo novato en esto de los vinos, pero gracias a un amiguete, me estoy aficionando bastante, así que cuando me habló de este restaurante no tardé mucho en pasarme por allí a ver qué tal. Me sorprendió para bien, por todas las referencias de vino que tienen y muy bien organizadas, aunque eché de menos algún vino más de aquí de la terreta, que eso siempre tira.
En general el servicio fue correcto, la comida muy rica, de mercado de toda la vida. Solomillo, verduras a la plancha, pulpo...todo bien presentado.
Yo iba con algo de cautela, por eso de ser un sitio reciente, y porque al ser tan centrico piensas que al final te saldrá cara la broma, pero para nada, salí contento. Comida rica y como digo, una carta de vinos bien hecha, a ver si así se da un poco más de empuje a los sitios que cuidan los vinos.

Hoy hemos comido un grupo de 8 personas en este local , bonito y muy bien situado,justo detras de la plaza del Ayuntamiento en la calle San vicente.
No se si habrá sido por la cercania de las fallas pero el servicio no ha sido bueno y hemos tardado muchisimo tiempo en comer, aparte de tener que cambiarnos platos después de 20 minutos esperándolos por no quedar el solicitado y teniendo que esperar un primero perdido más de 10 minutos
Hemos pedido el menú de 14,50 bueno para donde esta pero comento
La comida estaba buena, las raciones algo cortas, He comido:
quiche de cebolla y bacon correcta
Emperador bastante normal
Helado de chocolate
Para mi tienen que normalizar el servicio y por el sitio donde se encuentra pueden hacerlo mejor.

Éramos un grupo de 10 personas y cogimos un menú de grupo. Primero parecían platos un poco escasos, pero al final no pudimos acabarlo todo (bastante comida y variedad, un plato abundante para dos personas).
El menú consistía en una ensalada de mozzarrella, huevos rotos con jamón, aros de cebolla y pimientos y pulpo para compartir. De Plato principal: entrecot , chuletillas (muy tiernas) o bacalao al horno. Postre: Sorbete de limón
Todo estuvo muy bueno excepto que el postre no es tal, sino un sorbete de limón y yo, que soy muy goloso, un sorbete no me sirve de un postre. Hay un menú por 25 pero quería probar el Valtravieso Roble y nos decidimos por el de 30 euros.
Me habría gustado que permitieran elegir entre dos vinos en el menú, porque vi su carta de vinos y había algunos nombres interesantes. En cualquier caso el Valtravieso nos gustó a todos.
Finalmente sale por 30€ por persona. Si pides algo adicional, te presentan un ticket separado, lo que es útil en grupos. En general, muy bien, volveremos.

Yo también estuve en la promoción de San Valentín con mi pareja, tomamos practicamente lo mismo que migueletet :) ¿no estaríamos al lado? la botella de bisila, el solomillo de buey, huevos rotos con jamón y ensalada tibia de foie, de postre:helado de yogurt con galletas oreo y tarta tatín, pero mi experiencia fue positiva, los platos se sirvieron rápidamente y el camarero que nos tocó fué atento y agradable.
El solomillo de buey estaba muy jugoso y al punto, la ensalada de foie me gustó, no había probado antes. y del postre me quedó con el helado de yogurt y las galletas oreo ¿a quien no le gustan las oreo? precio total:50 euros/pareja,aceptable.
Pero lo que más me gustó fue el vino. Recomiendo el vino de Bisila, y sobretodo su precio (aunque en la promoción lo regalaban) en la carta costaba la botella 9 euros y la copa suelta estaba a dos euros, me pareció una excelente relación calidad-precio para un vino de la tierra que no conocía.
Yo tuve una buena experiencia, le daré una segunda oportunidad

Fui el dia de San Valentín a cenar y creo que ha sido una de las peores cenas que he realizado con mi pareja. Reservamos por Facebook (punto a su favor) una mesa para dos. El local es precioso y con muy buenas ideas pero ahí termina porque ¿como pueden poner un mantel de papel al lado de copas de vino? No lo entiendo.
Me sente en la mesa 3 que estaba cerca de la cocina. Pedimos un surtido de croquetas de jamon iberico (7,50), un carpaccio (11), una sarten de huevos y jamon (8,5) y entrecot de buey (19). Para beber hicimos uso de la oferta de la botella de vino (aunque había una condición no especificada que había que pedir un entrante superior a 10 euros para que fuera efectiva. La mesa de mi lado tuvo problemas con eso y tenian toda la razón, ya que en su Facebook no hay letra pequeña y no informan hasta que te sacan la cuenta).
Respecto al servicio: Es de los peores que he ido. Creo que hasta el Fosters le supera. Me trajeron en vez de 5 croquetas 3 y se lo comenté a mi camarera, su contestación: "el error ha sido suyo, usted me ha dicho que quería la tapa de tres, estoy segura". Eso que el cliente siempre tiene razón es una falacia en este restaurante. Tampoco me trajeron pan hasta que lo pedí y este estaba congelado por dentro (1,2 euros)
Platos: Las croquetas estaban buenas, la pena que solo disfrute 3 en vez de las 5 que pedí. El carpaccio era horrible, peor que el de los supermercados. Para mi de los peores que he tomado. La sarten aceptable sin más, tampoco tiene misterio. Por último el entrecot no entiendo porque se trincha como algo sistemático, aunque he de reconocer que es problema no solo de este restaurante.
El vino pese a ser regalado me gustó bastante; Bisila D.O Valencia. El servicio del vino inexistente. No intentaron ni engañarme.
Por último de postre Brownie de Chocolate con helado: Aceptable
Precio total 47,70 sin contar el vino que fue regalo.
Conclusión: Restaurante en el que han invertido todo el dinero en una decoración muy bonita pero sin nada más. Vacio por dentro en el que lo peor fue el servicio dispensado (era una señorita morena extranjera) y que creo que podría dar muchisimo más. Se aprovecharan de las primeras visitas como la mia, pero dudo que exista una clientela fija si no cambian estos errores básicos y de novatos.

Anoche estuve cenando en el restaurante vinotinto de Valencia y la verdad es que resulto una velada encantadora.
El servicio quizás fue un poco lento ya que el restaurante estaba lleno pero tuvimos un trato excelente.
Por otra parte cabe mencionar lo buena que estaba toda la cena que pedimos, todo en su punto y sin ningún pero.
La verdad es que recomiendo a todos los amantes de los pinchos y raciones a que se animen a visitar este encantador restaurante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar