Restaurante Sagàs: Bocadillos gourmet con producto de calidad


Hacía mucho tiempo que no visitaba este céntrico local, a medio camino entre la Barceloneta y la Plaça Sant Jaume. Mirando la carta, la verdad es que en esencia no ha cambiado mucho e incluso la mayoría de los precios se han mantenido. La fórmula es simple: bocadillos, muchos de ellos poco habituales (conté 26 en la carta!), a precios entre 8 y 16 euros, la mayoría a 12. Para acompañar, hay varios entrantes y postres para finalizar. Bebidas habituales y varias opciones de vino por copas. Me siento en la barra, que tiene como el 50% de las plazas del local, ya que hay muy pocas mesas. La decoración, basada en carteles pintados en la pared estilo entre retro y moderno, me parece bastante acertada.

Me decidí por un bocadillo de "llengua" (lengua) de vaca, recomendado por la encargada, más que nada por lo poco habitual que es esta opción. Estaba acompañado por una salsa ravigote, una especie de vinagreta potenciada con especies y quizá cebolla. El bocata estaba muy bueno, la lengua, cortada fina, muy suave. El pan, tipo baguette, crujiente sin exagerar. El único pero: demasiado pequeño para costar 12 euros.

Para beber tomé una copa (3 eur, volumen generoso en copa Spigelau) de Empordà tinto Sinols, un vino más que correcto servido a buena temperatura. Me quedé con ganas de degustar sus famosas bravas, pero pensé que era demasiado para mi sólo (al final descubrí que servían media ración, pero ya era demasiado tarde...)

Por último, de postre un "Pa amb xocolata, oli i sal" (creo que no hace falta traducción). El chocolate era al 70%, en textura como de helado de calidad. Granos de sal gruesa por encima, le daban el toque justo aunque quizá alguno era demasiado grande. Todo montado en unas rebanadas para mi gusto muy pequeñas de pan con aceite. También el pan era poco consistente. El aceite no se notaba mucho, pero era un buen postre aunque la ración deería ser más grande por el precio (5 eur). Quise un vino dulce y me sirvieron una copita de volumen aceptable (unos 4 eur) de moscatel Torres (muy correcto). La copa, de boca más estrecha que el cuerpo con un diámetro que no permitía introducir la nariz, era con su color dorado más apropiada para estar en la vitrina de unos abuelos. Por último, un correcto café.

Resumiendo, muy buen producto con mucha variedad de bocadillos (de cerdo, ave, vaca, exóticos, vegetarianos) y unos acompañamientos y postres interesantes. No es barato, pero la calidad (que no cantidad) del producto, el lugar y la amabilidad del personal justifican visitarlo de vez en cuando.

Por último, un correcto café.

  1. #1

    Farmonton

    Creo sinceramente que se merecen algo mas que un 4 en calidad/precio.
    Salut!

  2. #2

    Kastroboy

    en respuesta a Farmonton
    Ver mensaje de Farmonton

    Igual un 5... A ver, la calidad es muy buena, pero 12 eur me parece mucho por un bocadillo de tamaño normal.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar