Restaurante Az-Zait en Sevilla
Restaurante Az-Zait
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:
Tipo de cocina:
Añadir vino por copa
Precio desde:
51,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
61 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
6.4
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
6.1
Comida COMIDA
6.9
Precio medio entorno ENTORNO
6.9
RCP CALIDAD-PRECIO
6.1
Opiniones de Az-Zait
OPINIONES
16

Ya es la tercera vez que visito este restaurante y esta vez me sorprendió la zona de mesas altas para tapas, a tener en cuenta para alguna visita algo más informal.
La verdad que nos Antonio y le pedimos que nos pusiera de comer lo que gustara, así que opto por un menú degustación de 6 platos " formato tapa" a cada cual más delicioso, pero si me tuviera que quedar con alguno, sin duda sería con el ajo blanco con el granizado de vino dulce, I M P R E S I O N A N T E , el servicio tanto y amable y el carro de bebidas largas todo un plus..
El precio algo elevado para estos tiempos pero aún así para una ocasión especial merece la pena

Good mid-range restaurant

Reading reviews calling this restaurant the best meal in Spain or even the best meal in Europe, I was looking forward to coming there, bearing in mind my light disappointment with most Spanish restaurants so far (as the food is simply often too bland/lacks flavour).
I didn't have a single dish here that I thought was wonderful, but overall it was good. The best thing about this restaurant was that compared to most other Spanish restaurants I've been to, most of the food here actually had flavour.
The style was a good mix of classic food with more modern things.
We chose the 8 course menu at €46,50, and here's what we had after an appetizer of gin & tonic served as a jelly with buggles crisps on the side:

1. Cream cheese and prawns in filo pastry.
I didn't taste any prawns in there, and neither did my companion. I remember the sauce underneath the parcel as being somewhat cold. Quite nice, but not really that special.

2. Carpacio. I never choose carpacio at a la carte, as I find raw meat to have very little flavour. My companion, who really likes raw meat, felt that this dish was a waste of meat, as there was dressing, mushrooms and salad on top. It did overpower the meat, and although there was nothing wrong with the dish, it was just not something I would ever order if it had been a la carte.

3. "Breakfast". Although they didn't call the dish this name, I think this was what it was supposed to look like. The waitress said it was a garlic soup, although we couldn't taste any garlic. Later, we overheard the table next to us being told that it was almond soup, although we couldn't taste any almonds either (but it sometimes is that way with almonds). It also contained chives and preserved cherries, and as it was cold I would have put this as the first dish in the menu. My pleasure of it was a bit of a mix: The cherries at the bottom worked very well, but the soup itself was not so interesting.

4. Foie gras. I've never really liked foie gras, and of the around 10 times I've had it in my life, I've only really liked it twice – this was the second time (the first, and best, was in Sangonereta in Valencia)! Under the thin slices of foie gras itself was some kind of jelly/jam (I'm not sure what it was), and the fresh flavour worked very well with the rich foie gras. The thin slices of toasted bread that was served on the side gave a crunchy texture to the otherwise very "gooey" dish. This was my favourite dish here.

5. Cod with spinach, cheese and whole roasted garlic. The cod itself was very well done. Cod can easily become very dry, but this was very juicy. Unfortunately, I found that the flavour of the fish was overpowered by all the other ingredients. Like the soup, both good and bad.

6. Pork tenderloin with mashed potatoes, a grid of fried onions and a braising sauce. I'm not 100 % sure about the sauce, as it's been several weeks since I was at the restaurant. What I do remember was that the mash was very good, intense and full of flavour. All the potatoes I've bought here in Spain have been incredibly floury and a big letdown, so this was a nice change. I do also remember the tenderloin being dry. I've cooked this quite often myself, so I know from experience that it easily gets dry if it's overcooked. It looked slightly pink, so maybe they just cut it lengthwise, making it dry (it looked like it), or maybe it had been lying around for too long after having been cooked (I tried that in a restaurant in Copenhagen).

7. Cheese/Champagne dessert. My companion had cheese whereas I asked if I could have another dessert instead. They gave me a glass of champagne with lemon foam, if I'm not mistaken. It was actually very nice and refreshing.

8. Dessert: Vanilla ice cream with a strawberry and a sprig of mint on top of a flan + caramel in a squeezy tube, and small nibbles (almond flakes covered in either dark or white chocolate + a raspberry drop) as well as a glass of limoncello. I simply had too much Bacardi Limon in my youth, so I cannot enjoy this kind of limoncello. The ice cream tasted a bit synthetic, although I did see vanilla seeds in there. The flan was better, but nothing majorly spectacular. Same thing goes for the nibbles. Overall, a very classic dessert, and a good, but not great, ending for a meal that was also good but not great.

The service was good too, although I think the waitress barely understood a word I said. I attribute this to language difficulties rather than character – I barely speak any Spanish, and the waiters, or at least the waitress, didn't speak much English. The service was worth the tip we gave – attentive and friendly.
What I really liked, just as I did at Sangonereta and La Sucursal in Valencia and Victor Gutirrez in Salamanca, was that they let us try wine before deciding which glass to go for. I didn't really like the first red wine, so they just let me try another one. I have generally not been impressed with Spanish whites, but the one they served me was really good – and I could find it at El Corte Ingles the next day (for €3.04 even!).

When it comes to value, there were two things that put me off: 1. We paid €2.75 per person for cutlery!? I have never heard of this before. We (two people) apparently drank water for €11! I don't mind paying for water, but this seemed a bit excessive – especially as the water was brought to the table in a small keg (we apparently had five of those, and we had no way of knowing what it was. Besides, to me water is just water, so just bring us the cheapest one from Mercadona, and I probably couldn't taste any difference to the €70 ones you see in some restaurants. Nevertheless, I felt that the value was good at this restaurant.
2 x menus at €46.50 + 2 glasses of wine + 2 glasses of sherry + 2 glasses of Tokaji + way too much water + cutlery (?) = €139.10 in total (€69,55 per person).

Although I don't represent Michelin, I would say the food here was worth the bib gourmand they have, but not a star. The food was, however, better than what I had at the Michelin starred Victor Gutierrez in Salamanca (which is probably the worst Michelin star restaurant I've been to).

volví a az-zait a tomar una buena cena y, una vez mas, no me defraudó.
de hecho me llevé la grata sorpresa de reencontrarme con los distintos panecillos de sabores preparados en la casa, algo que no encontré en mi última visita...todo un espectáculo de sabor y originalidad.
en la carta no encontré la que era mi "golosina" preferida: las bolsitas rellenas de queso en jugo de asado, pero antonio conejero tuvo el detalle de improvisar un aperitivo muy parecido.
se agradece!
el resto del menú degustación, de escándalo: entre otros, un foie de lo mejor que había probado en mucho tiempo y un solomillo de ternera que, por su calidad y su preparación en su justo punto, era para quitarse el sombrero.
con ganas de volver a la que para mi sigue siendo la mejor mesa de sevilla
felicidades y a seguir así!

Reservamos una mesa para cuatro... para hoy,algo raro,pues cierran los domingos... pero míra,llamé y tenían abierto.... La verdad es que tenía ganas de ir,pero entre que cierran el día que descanso,y los últimos comentarios...

El local es "bonito",pequeño y confortable,y la decoración parece que no para de susurrar historias añejas... las mesas bién dispuestas,el coperío correcto y la vajilla preciosa...
Para empezar nos pedimos unas cervezas,bastante fresquitas y bién servidas... Nos ofrecieron una buena variedad de panes recién echos(Ésto vá por Rafa Cortés :) de tomates,de aceitunas negras etc... muy buenos(es cierto Álvaro,te cobran el pan extra),nos dispusieron unos platitos con aceite,que estaba bastante bueno... unas cubetitas,que me hicieron mucha gracia,como de jugo de piña y algo más,no sé decir,pero bién,y unas pipas peladas...............

De entrantes...
Ensalada de pimientos asados con camarónes fritos... Bastante bueno...
Salmorejo con centollo... una delicia en su conjunto...
Ajo blanco... una maravilla de sabores con sorpresa al final...

Platos...
Lomo de bacalao sobre salsa de tomate y gratinado de crema de ajo... Si no fuera por que me gusta el bacalao menos soso... perfecto.
Las Vieiras... todo un lujazo en texturas y sabores...
Foie Asado con cebolla caramelizada... Casi lo mejor de la comida...
Pescado de temporada... Rodaballo... en su punto y muy rico...

Los postres bastante buenos y con una entretenida presentación...

También se paseó junto a nuestra mesa... el alucinante carro de quesos... entre ellos el Picón de trevisso,un queso curado de cabra de Alcalá la Real,otro de Ronda,parecido al Payoyo y alguno más...

Nos tomamos una botella de Moscato de Asti (28€) y otra de San Román 2004 (38€)
Servicio correcto......

El precio por persona con los vinos.... 55€

No tengo más remedio que recomendarlo........

Es un restaurante que no recomendaría ni a mis mayores enemigos , es de esos ejemplos en los que la presentación está muy pero que muy por encima del contenido y de lo que es peor de los ingredientes , el dueño que es el que se supone que toma nota de la comida y de los vinos en ningún momento se involucró en el servicio y eso que le tiré de la lengua e intenté que diera su opinión sobre algún maridaje curioso , nada cero patatero , de los camareros mejor no digo nada porque tamaña frialdad no la he visto ni en un entierro , y eso que es un restaurante donde se dan eco de su aire y carácter sureño , no digo que vayan tocando las palmas pero al menos una leve sonrisa , en fin , uno más que se preocupa por hacer caja y poco más dejando a la hostelería sevillana en mal lugar , un servidor cuando va a un sitio así no quiere que le doren la píldora pero si al menos el servicio de cortesía mínimo , sobre el servicio del vino ni lo menciono porque más prisa porque nos bebiéramos la botella no he visto, me pareció ofensiva con esos copazos , muy decepcionado la verdad y sobre todo por lo ensencial que fue la comida en la que en un sitio así por lo menos los ingredientes deberían de haber estado a la altura y encima por lo menos dos platos super pasados de sal maldon , ¿querían esconder algo? , cuando pase por San Lorenzo por desgracia siempre recordaré como una nefasta experiencia el haber parado en este restaurante.

Pd:Fuimos solamente dos comensales.

Reservamos mesa para 4 personas, el local cuando entra tiene una decoración tipo Art Noveau, la decoración es atrevida pero gusta, con un gran fresco en la pared derecha de la entrada al local. Pedimos el menú gastronómico y dos botellas de vino, el menú se compuso de un Gin Tonic de entrada con helado de limón, un arroz meloso con boletus edulis, correcto, un bacalao sobre una crema de tomate y con un alioli, que aún hoy me sigo acordando de él..., un sorbete de Lichies, o al menos eso es lo que yo detecté en el aroma y sabor, para pasar a un Entrecot de ternera que estaba muy tierno pero demasiado hecho para mi gusto (creo que lo lógico es que hubieran preguntado en que punto lo queríamos), de postre una crema de chocolate blanco que me dejó K.O. el estómago.

En cuanto al servicio pues regular, hacían lo que podían, a las mujeres les quitaron el plato de bacalao sin preguntar si habían terminado o no, cuando aún les quedaba casi la mitad en el plato, hoy se han alegrado, dado el estado de los estómagos de mi amigo David y el mío. El vino para terminar la primera botella le echaron a mi mujer un auténtico cubatazo, más o menos la mitad de la copa, eso no había quien lo agitara, la repartimos entre el resto de comensales.

En lo referente a la carta de vinos cuando la ví cerrada pensé que iba a ser de gran número de referencias, pero al abrirla solo venían dos vinos por página pues venían fotografías y más información del mismo, con lo cual el número de referencias que podía haber pensado en un principio que tendrían no era así, de todas formas con referencias bastante conocidas, nada del otro mundo.

Las sillas cómodas, pero la mesa al estar pegada por completa a la pared se me hizo pequeña por estar flanqueado por un lado por uno de los comensales que me acompañaban y por el otro lado la pared, algo encajonado me sentí, con respecto a las mesas que teníamos delante y a la espalda juntas de forma que no podían llegar fácilmente a mi sitio para servirme. El pan te cobran la segunda pieza, algo que nunca había visto ¿?

El pasado viernes fuimos a este interesante restaurante de decoracion un poco atrevida y para mi acertada. Despues de mirar la carta, no demasiado extensa, nos decidimos por el menu degustacion compuesto de 7 platos. Comenzamos por un aperitivo de gintonic con helado de limon, a continuacion un maravilloso ravioli de gamba relleno de setas, como digo maravilloso. A esta delicia le siguió un ajo-blanco bueno sin mas, despues el foie cubierto de cobre comestible.Tras esta vistosa presentacion del foie, le siguieron unas vieiras muy buenas, un bacalao excelente y solomillo de cerdo, para mi lo mas flojo. no recuerdo el postre, pero recuerdo que si me parecio bueno. Y por ultimo la tabla de quesos.
El servicio muy bueno y con una interesante carta de vinos y destilados. Tomamos un siempre fantastico Habla 4 y un priorato "trio infernal 03" recomendacion y muy acertada del dueño, precios de vinos muy comedidos . En resumen me alegro de haber conocido este fantastico rincon gastronimico en Sevilla donde estamos faltos de restaurantes y sobrados de bares con cazon en adobo (que tambien esta bueno), seguro que repetiremos.

He vuelto en dos o tres ocasiones, y mantengo mi buena valoración.
me encanta este sitio.
como pequeña crítica: la última vez q fui, en octubre de 2008, ya no tenían los distintos tipos de pan q ofrecían antes recien hechos. se había sustituido por un pan normal y corriente como en cualquier otro sitio. por favor, recuperen las buenas costumbres!
volveré, esperanzado de disfrutar de nuevo con el espectáculo del pan

Comida muy buena. Teníamos (2p) el menu de desgutación de 8 platos y la verdad fue una maravilla y un viaje de sabores. El queso fue increible, aunque el camarero me dio un nombre equivocado del queso.

Un punto negativo: se puede fumar y por lo visto no tiene zona de no-fumadores. Rompío el sabor bastante. Teníamos mala suerte que habían 2 grupos grandes con bastantes fumadores.

Buena elección de los COO's de la cuadrilla.
Todo fueron alabanzas de los 8 "paladares" que estuvimos. Agradaron en general todos y cada uno de los 8 platos del menú degustación "largo". Quizás el Gin-tonic con Berberecho resultó el más flojo. Buena materia prima y elaboración que dan lugar a unos sabores sorprendentes. Raciones amplias. A destacar la tostada de foie y el bacalao con salsa de tomate. Buen cuidado del vino y buenas atenciones por parte del personal en todo momento. Mesas "correlativas". Gran manera de empezar la incursión en la noche sevillana. Felicidades al equipo del Az-zait. Eskerrik asko cuadrilla por el detalle y el gran fin de semana!

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar