Restaurante La Royale: De las mejores hamburguesas de Barcelona... y han bajado precios!!


Acompañado de un amigo acudimos un sábado noche a cenar a esta famosa hamburguesería de la zona alta de Barcelona, con la firma del prestigioso Chef Paco Pérez (que me imagino que cada vez debe dedicarle menos tiempo) que tiene fama de ser de las mejores de la ciudad. Llegamos previa reserva y nos sientan enseguida. Bastante lleno el local de gente "bien". Decoración curiosa y con muchos motivos relacionados con la aviación... y cabezas y cráneos de animales (disecados o no) lo que me pareció muy freak ya que es algo que se considera de otra época y hoy día se considera de mal gusto. Este ha sido el motivo de mi discreta nota en el entorno.

Para beber tomamos por cabeza 2 copas de un tinto Montsant (a 4 eur cada una). Buenas copas, generosa cantidad y temperatura ideal. TY 2 botellas de medio litro (a 1.20 eur) de agua osmotizada. Quizá quede un poco cutre no servir mineral pero estaba buena y el precio era asequible. Además lo encuentro bien para el medio ambiente. Los camareros muy atentos aunque quizá demasiado serviciales y noté algún momento de tensión con el "jefe".

Para empezar, una ensalada "César" (6.50 eur) muy rica con mucho queso parmesano (que al principio parecía más) con ingredientes de calidad (pollo y tomates Cherry). A destacar unas láminas de Bacon muy crujientes de color lila. Buena cantidad.

Pasamos a lo que importa: yo me decidí por una hamburguesa nórdica (11.90 eur, 170 gr) al punto. Venía con unas hierbas, mayonesa Raiford, crema finas hierbas y un tomatito. Impresionante el sabor, no hacía falta ponerle ninguna salsa. La carne se deshacía en la boca. De sobresaliente. Mi amigo se decidió por una americana algo más sencilla (9.90 eur) que también le encantó. Me quedé tranquilo puesto que le había venido contando desde hacía tiempo del lo buenas que eran. Estaba tan contento que sugirió compartir una Big Boy Angus (13.50 eur) con queso Cheddar, pepinillo... Me gustó bastante menos (quizá con lo de partirla y tal) pero no estaba mal ni mucho menos.

Acabamos con un Cheesecake (que fueron 2). También espectacular. Acompañada por salsita, arándanos, moras y frambuesas de gran calidad, la tarta estaba muy bien hecha y muy sabrosa. El precio (5.50 eur la unidad) bastante asequible aunque notamos que la segunda era algo más pequeña.

En resumen, un valor seguro para degustar una buena hamburguesa. Y los precios han bajado (antes la mayoría estaban entre 12 y 15 euros y ahora hay muchas por 11.90) y la calidad se ha mantenido. Cierto que nos dejamos 36 eur por barba pero comimos como leones. Cuidan mucho todo (postres, vino, entrantes) y salvo lo pijo de la clientela (tampoco tengo nada en contra) y la decoración es un sitio muy recomendable. 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar