Restaurante Damasqueros: Volveré


Llevaba tiempo queriendo acercarme a este restaurante y por fin lo conseguí para una cena de aniversario con mi mujer. Satisfizo plenamente mis expectativas:

Para empezar, no es de los sitios que obligan a que todos los comensales tomen menú degustación. Nos dieron todas las facilidades de combinaciones posibles. Eso no lo hacen en la mayoría de sitios, algo absurdo.

La carta no es amplia pero todo está muy rico. Me gusta que la cambien a menudo. Hace que te entren ganas de volver. Como punto a mejorar diría que tanto en el foie como en el acompañamieno de la presa en escabeche había mermelada de naranja; creo que también en el atún que pidió mi mujer. Demasiada repetición. Pero volviendo a la presa que comento, fue de antología. No la quitaría nunca de la carta. Y el atún estaba buenísimo.

El servicio es excelente: el camarero estuvo atento y pendiente sin llegar a hacerse pesado, nos aclaró lo que necesitamos saber y nos hizo sugerencias (que seguimos y vimos que eran acertadas).

La carta de vinos me pareció correcta (no soy experto, sólo sé si el vino me gusta o no). Parece que existe un problema con la cava donde los guardan, no todas las baldas están a la misma temperatura, con lo que existe la posibilidad que el vino llegue demasiado frío a la mesa. Este sería otro punto a mejorar, aunque en mi caso no fue problema pues me gusta el tinto un pelín más frío de lo que se suele recomendar.

Damasqueros, además, ha entendido perfectamente el poder de las redes sociales. No son más que publicidad y difusión, y para eso deben usarse. A mí me tenían enganchado desde agosto a través de Twitter. Olé. ¿Cuándo entenderán esto las empresas españolas?

Me gustó la decoración, moderna. Mis felicitaciones a Lola y todo el equipo. Mi conclusión es que volveré. Y lo recomendaré. Entoncs volveré a comentar y, si han subsanado los detalles mencionados, ¡subiré la nota!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar