Restaurante El Secreto - Restaurante - Tapas - Vinos en Cuenca
  

Restaurante El Secreto - Restaurante - Tapas - Vinos

4
Datos de El Secreto - Restaurante - Tapas - Vinos
Precio Medio:
19 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
4.5 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Manchega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de El Secreto - Restaurante - Tapas - Vinos

Aprovechando el buen día que hacía hoy y que hacía más de 15 años que no visitaba Cuenca,decidimos hacer visita familiar por esta bonita ciudad.
Pasando por la puerta de este restaurante y llamándome la atención su carta,fundamentándose en buena parte en platos de caza,ciervo,jabalí,pato...pregunte a qué hora empezaba el turno de comidas ya que mis dos cachorros andaban ya a las 13h dando bocados a las esquinas.
Al decirme a las 13.15h ni lo pensamos y bien hicimos ya que les quedaba solo una mesa por reservar para 4.
El sitio está formado por dos salones no muy grandes.Acojedores ellos,con unas ilustraciones curiosas en las paredes.
Personal joven y agradable.
Centrándome en la comida de mi mujer y yo,esto fue lo que comimos.
-Morteruelo.Que me llama la atención de este típico plato conquense?la similitud en sabor de las rilletes que hacen por el Loira.Curioso que aunque las carnes con la que se ejecutan sean diferentes y como se unifican los sabores con las especias.Eso sí,este plato es más untuoso y líquido.Rico.
-Albóndiga rellena de queso sobre crema de patata.Un gran albondigon de ciervo muy condimentado,sobre todo de comino jugoso con un mínimo relleno sobre una crema de patata para sumergir bien la carne.A mí me gusto,pero si no eres amante del comino esto no es tu plato.
-Estofado de ciervo.Buena cantidad,carne melosa,aunque a estos platos yo les pido algo más de potencia,sobre todo en su fondo.
-Hamburguesas de ciervo.3 hermosas piezas con buen sabor bien ejecutadas.
Postres.Andabamos ya llenos así que compartimos uno para dos.
-Tarta de queso manchego.Bastante buena de sabor.
El capítulo vinos es algo escueto.Carta fundamentada en vinos de la zona con algún Rioja y Ribera también.
Copas mejorables.PreciosX2 más o menos.
Pedí por copas uno de los pocos vinos que ofrecían con esta fórmula.Fue un sencillo y frutal Syrah de Vega Moragona servido a buena temperatura.
En conclusión,no se come mal,el precio es suave y aunque el tema vino no es un desastre,se puede mejorar bastante.

Fuimos a cenar este Domingo por la noche.
Tomamos :
- Ajoarriero . Muy bueno.
- Ensalada de Perdiz . Buena.
- Huevos estrellados con aceite de trufa . Buenos aunque un poco aceitosos.
- Entrecot a la plancha . Muy bueno.

Tomamos vino por copas , a temperatura adecuada , pero en copas muy básicas . El punto mas débil sin duda el servicio del vino y las copas utilizadas .

Habíamos visto algunos comentarios por internet y nos decidimos a probar este restaurante.

El local es bastante pintoresco, decorado con azulejos con motivos del Quijote.

Fuimos un lunes a medio día, estuvimos ojeando la carta pero finalmente nos decidimos por el menú de medio día (12€), compuesto de lo siguiente:

Primer plato (a elegir):
- Judías con oreja
- Sopa
- Ensalada césar

Segundo plato (a elegir):
- Brocheta de pollo al curry
- Solomillo salsa pimienta
- (no lo recuerdo)

Pan, bebida y postre (natillas o pastel de manzana).

Probé tanto la ensalada como la brocheta y el solomillo. La ensalada muy buena, la brocheta estaba bien (aunque era sólo una, con guarnición) y el solomillo no era demasiado bueno, pero al ser un menú a buen precio nos pareció correcto. De postre pedimos el pastel de manzana (manzana troceada al horno con una capa encima de galleta crujiente y muy dulce, bastante conseguido aunque un poco empalagoso).

Sin embargo, el trato dejó mucho que desear. Y no porque seamos muy exigentes sino porque la camarera hizo que la comida fuese incómoda. Al llegar, saludamos a la camarera que nos contestó con un "hola" y acto seguido pasó a atender a una pareja que llegó después porque eran amigos. No le dimos demasiada importancia, pero nos costó un rato conseguir que nos dijera simplemente si tenía mesa o no y cuánto tardaría.
En el servicio un poco lentos, entre un plato y otro, pero como no teníamos prisa no hubo problema, hasta el momento en que la camarera quería vaciar el local (más bien la planta en la que estábamos ya que en la de abajo había una mesa de grupo aún), dándonos prisa. Nos trajeron el segundo plato tarde (casi nos trae los postres antes), y mientras, nos pidió nota de los postres. En cuanto yo terminé, los trajo a la mesa a pesar de que mi pareja todavía estaba comiendo el segundo plato, así que se lo dejó al lado.

En conclusión: relación calidad-precio del menú estaba bien (aunque los he probado mejores).

El servicio pésimo, pero por culpa de la camarera.

  • Local

  • Ensalada césar

Un buen restaurante en el casco antiguo de Cuenca, con vistas al río Huécar, más bien pequeñito, de decoración entre rústica, clásica y moderna, suelos de madera y buena comida.

Tienen menú diario a 12 euros/pax y los fines de semana a 15 euros/pax.

La carta también es muy interesante con platos y tapas de mucha calidad. La carta de vinos no es muy larga pero también interesante predominando los vinos de la zona.

Nosotros tomamos el menú de fin de semana en el que elegimos:

- De primero arroz negro: fantástico con sus chipirones, pescadito, hasta gambitas y cigalitas pequeñas, muchísimo sabor y sorprendente por probarlo en una región que no es precisamente de tradición de este tipo de arroces más levantinos.

- Para mí medallones de solomillo de cerdo al punto con patatas panaderas. Muy rica la carne y las patatas.

- Mi acompañante tomó salmón a la plancha con salsa de naranja confitada y guarnición de brotes tiernos de lechugas varias.

- De postre tomamos sendos sorbetes de vainilla.

- Café al final para mí.

La cuenta ascendió a 31.15 (café no entraba en el menú).

De bebida tomamos agua pues teníamos que volver para Elche justo después de comer pero el vino que entraba (una copa por comensal) era un vino de la zona que no recuerdo su nombre pero que sé que mal no estaría pues la mesa de al lado, siendo 4 personas se bebieron 3 botellas :)

Quiero volver pero para comer/cenar a la carta y eligiendo el vino. El precio medio en mi caso andó en 16 euros/pax pero está claro que yendo a la carta la media anda los 25-35 euros.

Me gustó mucho.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar