Restaurante L'Est: Bien


Estuvimos hará algo más de un mes en L'Est. Comentaros que si no sabéis exactamente donde está, cuesta encontrarlo...

Una vez localizado, entramos y nos dan a escoger entre barra o mesa; nos decidimos por la mesa ya que nos apetece algo más íntimo.

A pesar de su situación, el local es acogedor.

Eramos dos: de primero compartimos un tartar de atún (según mi opinión correcto, sin más, los he probado mejores en otros restaurantes japoneses); como platos principales, un jarrete de Wagyu y unos rollitos de buey con cebolla tierna, que nos gustaron más, tanto por la calidad de la carne como por su preparación y acompañamientos. Como postre compartimos un pastel de plátano, muy rico.

Todo esto maridado con un Quindals 2006 (una muy buena garnacha tinta del Mas Estela, en el Empordà, Cap de Creus, de agricultura biodinámica), y una copita de Caligó Vi de Boira (dulce con botritis) para los postres.

Buen servicio.

Pongo como título "Bien" porque esa fue mi sensación final después de la cena, me faltó algo más... pero seguro que les daremos otra oportunidad para que nos terminen de convencer!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar