Restaurante Coque: Lo que Madrid debe a los hermanos Sandoval...


… y es que han sido un ejemplo durante los últimos meses (dándolo todo sin esperar nada a cambio). 

El objetivo de los hermanos Sandoval es la búsqueda de la excelencia y sorprende que, en la incertidumbre en la que vivimos, el proyecto no se haya desviado ni un milímetro del objetivo marcado. Si por cada incertidumbre, lo que se genera es un nuevo reto…, el triunfo llegará seguro. 

Por este motivo, la experiencia COQUE sigue siendo tan deslumbrante como en las anteriores visitas. Un mecanismo perfecto en donde el cliente durante mas 3 horas vive la normalidad que todos quisiéramos no haber perdido. 

La cocina de Mario sigue en constante evolución, cada vez más perfeccionista, detallista y elegante, que no se olvida de los productores locales de siempre (que no han desaparecido cuando se les ha llamado en estos tiempos oscuros) y con nuevas formas de sostenibilidad y respeto al medio ambiente gracias a la finca en El Jaral de la Mira (El Escorial). 

A pesar de las dificultades por las nuevas obligaciones, la experiencia COQUE sigue siendo un recorrido por las distintas estancias en donde se van degustando diversas propuestas de cocina y de bodega (si bien se ha abierto a otras posibilidades de menú para cubrir el vacío de la clientela foránea). 

El Menú 2020 está compuesto por nueve pases en sala con conjuntos de 2 o 3 de propuestas que se complementan o acompañan por su origen, manteniendo un nivel de cocina muy alto durante toda la velada y con una increíble sensación de elegancia.  De los aperitivos previos, extraordinarios el “Taco de miso de garbanzos y foie” (el foie en versión helada) y la “Espardeña a la brasa con pilpil de ají”, ambos con acompañamientos únicos de bodega. De los principales, la “Flor de Tomate” por novedosa e imaginativa, los “Garbanzos verdes”, las distintas texturas del trabajo sobre salmonete, el “helado de anguila ahumada”, el famoso y perfecto “Cochinillo lacado”…, en fin.

La bodega es otro de los extras de COQUE, la búsqueda del equipo de sumillería por alcanzar la satisfacción del cliente no tiene parangón. En esta ocasión disfrutamos de CLOS D´AGON 2014  (DO Cataluña) con un coupage formado por 52% Cabernet Franc, 28% Syrah, 12% Petit Verdot y 8% Cabernet Sauvignon, un extraordinario trabajo de Peter Sisseck, Miguel Coronado y Paco Balsera; y de MATADOR RONI HORN por Álvaro Castro 2008 de Dao-Bairrada (Portugal) con un cuopage formado por Jaén, Tinta Roriz , Touriga Nacional y otras variedades. 

Servicio, atención, detalles, medios y formato de muy alto lujo. Único me atrevería a decir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar