Restaurante El Pequeño Barco: Cena marinera en el pequeño y acogedor barco


Decoración muy luminosa con maderas y enorme foto que evoca aires marineros. Impresiones similares a las de EuSaenz, reiterando el buen trato y la calidad de los productos.
Si acaso algo flojas las croquetas de carabineros y boletus, que rápidamente quedó compensado con el rape de tripa negra en salsa de nécoras y las lentenjas con marisco. Los chipirones a la plancha ricos y abundantes.
Igualmente coincido en la poca profundidad de la carta de vinos, aunque pueda resultar suficiente por sus acertadas aunque sencillas elecciones.
Tomamos 2 copas de ViñaMocen (verdejo) y una botella de Camins del Priorat (21 euros).
Invitación de un pasable chupito.
Resultó agradable, acogedor y bastante recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar