Restaurante L´Oliana: Solo he estado una vez. Me habían hablado muy bien, y decidí invitar a dos


Solo he estado una vez. Me habían hablado muy bien, y decidí invitar a dos amigos que habían venido a Barcelona. Y quedé fatal. Casi todo aquella noche fue una pena. Había demasiada gente y los camareros no podían con todas las mesas. La vajilla espantosa. Las copas también. La comida mediocre. Vamos, para no volver.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar