Restaurante Mesón do pulpo

4
Datos de Mesón do pulpo
Precio Medio:
26 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
5.5 10
Comida:
8.1 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de Mesón do pulpo

Se mantiene como una gran opción para ir de tapeo por Coruña. En esta ocasión como veníamos de comer pulpo en O'Fiuza probamos otras cositas; unos percebes pequeñitos pero muy ricos de sabor (27,50 la ración), dos vieiras gratinadas riquísimas, una buena empanada de carne que se desacía y una ración de almejas a la marinera, bien. Bebimos de su carta de vinos una botella de Valdamor (14,80). Como mesón de tapeo de los mejores, si se sabe a lo que se va. El licor de café que pedí me invitaron, muy bueno por cierto. La RCP me parece normal para el producto que ofrecen. De vinos tienen Alvariño y algo de godello para acompañar.

Gracias a la buena recomendación del forero “Ayerbe” visitamos en Coruña este establecimiento, que está ubicado en pleno centro histórico en una de las calles peatonales que desembocan a la plaza de María Pita. En una zona repleta de locales dedicados a la restauración, donde este mesón destaca por estar a rebosar, cuando los demás no lo están tanto. No reservan, por tanto hay que armarse de paciencia y esperar.

Decoración sencilla y funcional, local de geometría cuadrada, con una barra situada según se accede al local a la izquierda, que desemboca en una pequeña cocina, donde numeroso personal femenino está preparando las viandas que posteriormente degustará el comensal. No las conté pero no creo que disponga de más de diez o doce mesas, también dispone de terraza siempre que la inestable climatología gallega lo permita. Mesas sin vestir y la mayoría de los asientos son del tipo taburete, evidentemente no demasiado cómodos.

Cocina gallega (que ya de por sí abarca un amplio abanico de productos) honesta, bien cocinada, basada en la frescura y calidad del producto que ofrece. Servicio dinámico y eficaz, tal vez demasiado sobrio y austero.

La carta de vinos no es demasiado extensa, centrada en las denominaciones gallegas, además de las “imprescindibles” Rioja y Ribera del Duero. Las copas decentes y la temperatura de servicio bastante adecuada. El recargo es dispar, pero en general bastante comedido, entorno a 1.50 el precio del de tienda. El servicio del vino sin ningún formalismo.

Nuestra experiencia fue para comer al mediodía del sábado santo y tras una breve espera en la barra, pudimos degustar: pulpo a feira con cachelos (pura delicia, no es casualidad que este producto le otorgue el nombre al establecimiento), repetimos dos raciones más, calamares a la romana, chipirones, almejas a la marinera, pimientos de padrón y dos tipos distintos de empanada gallega. Para beber una docena de cervezas, unos cuantos refrescos, dos botellas de agua mineral, una botella de Guitian de la variedad godello y un Ribera del Duero, cuya referencia no recuerdo (tal vez porque no bebí). Siete de los nueve comensales tomaron postre, casi todos se decantaron por una correcta tarta de queso, que en mi opinión desmerece al local en cuanto a calidad y precio (4.50 euros ración). El pan, como en casi toda Galicia, excelente. Todo ello por 226,20 euros los nueve.

Una opción más que recomendable si visitas el centro de la ciudad de Coruña.

Ubicado en una de las calles que da a la Plaza de María Pita, conviene ir a una hora que no sea punta porque se llena siempre.

El éxito que tiene ya da que pensar que en este mesón se come bien.
Nosotros estuvimos 3 o 4 veces, la primera comiendo y el resto tapeando.

Es una barra larga, con la cocina al fondo, donde hay dos o tres mujeres preparando a la vista las raciones de buena cocina gallega. Tiene dentro unas cuantas mesas con taburetes, y fuera en la terraza alguna más.

Probamos un delicioso pulpo, con y sin cachelos, la espectacular vieira, calamares (prescindibles), buenas almejas marinera... En la barra vimos apetecibles raciones de berberechos, centollo, pimientos de padrón, de vez en cuando se veían llegar cestas de percebes... etc. De algunas cosas se puede pedir medias raciones.

La carta de vinos tiene predominio de alvariños y ribeiros, que es lo que mejor va a esta cocina: probamos varios alvariños, bastante bien todos, a unos precios razonables (de agradecer en esta época).

En definitiva nos gustó mucho, para ir a comer de raciones, muy bien. RCP muy buena.

Local céntrico en Coruña recomendado por un amigo.Se trata de un pequeño local,con una buena terraza exterior,en una calle peatonal que desemboca a la Pza de María Pita,por lo que la ubicación es inmejorable,en pleno centro histórico de la ciudad.
No admiten reserva y casi siempre está hasta la bandera de gente,siendo mas agradable la estancia en la terraza si el tiempo lo permite,como así fue en esta ocasión.
El material es de primera y la carta corta,incluso algún pescado o marisco que no esté en su temporada óptima no lo trabajan,detalle que es de agradecer y que habla bien de la profesionalidad de esta gente.
El servicio es ágil,un poco distante eso sí,pero muy diligente,el ritmo de bandejas es vertiginoso:
Almejas marinera:excelentes con un sofrito distinto del que se estila por el sur,pero igualmente exquisito.
Pulpo a feira: el mejor que he tomado en mi vida,con una tersura extraordinaria y sus cachelos de acompañamiento que se derriten en la boca.
Navajas,vieiras gratinadas,mejillones,etc.. todo a gran nivel.
Un curioso salpicón de mero con cigalas en una salsa parecida a la holandesa,muy bueno también,así como unos pinchos de ternera gallega que también nos gustaron mucho,aunque el aliño no es como el nuestro.
En vinos ,varias opciones en albariños y godellos y algún rioja y ribera.
Nos despachamos con cerveza y un Mar de Frades a su temperatura ideal y servido en buenas copas.
No hay café ni postre,ni manteles en las mesas(aunque luego nos enteramos de que sí) ,pero que puñetas,aquí se viene a lo que se viene y esto es para divertirse con los amigos compartiendo un tapeo extraordinario en un marco incomparable.Que mas se puede pedir.Pues ya saben,si están por Coruña es al final de la calle de la Franja,embocando ya la Pza de María Pita.
Estar por allí y no ir sería un crimen.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar