Restaurante Parador de Bielsa - Monte Perdido en Bielsa
  

Restaurante Parador de Bielsa - Monte Perdido

2
Datos de Parador de Bielsa - Monte Perdido
Precio Medio:
44 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
10.0 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 36,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de Parador de Bielsa - Monte Perdido

Estuvimos este Lunes aprovechando unos dias en una casa rural en el pirineo. El sitio es espectacular donde los haya y merece la pena la visita. El servicio es muy profesional y atento, ibamos con una niña pequeña y nos sentimos muy agusto en todo momento. La comida es correcta tirando a buena, el problema son los precios y es que 105 € por 2 cervezas, 1 agua y una copa de vino de la casa 2 primeros de guiso del dia y 2 solomillos con ceps y gratinado de patata de segundo, con 1 solo postre y 1 café me resulta algo caro, aunque tengo que decir que todo estaba bueno y el servicio se portó con nosotros y la "llorona" :). El precio de los vinos multiplicado x 3 impagable, y la carta ridicula.

Posiblemente uno de los lugares más bellos a los que se puede acceder en coche, en pleno corazón del valle de Pineta, a los pies del macizo calcáreo del Monte Perdido. Y relativamente fácil de acceder en coche en según que época del año. Te hace sentir absolutamente insignificante, normal que sea patrimonio de la humanidad.

En cuanto al restaurante del parador, su sala es espaciosa, relativamente elegante, las maderas y la piedra monopolizan la sala, espacio entre las mesas un tanto justo, mas is cabe si tenemos en cuenta que no se había execesiva clientela que lo justifique. Servicio atento y agradable.

Carta de vinos justita, pero puede valer, además, de casi todos los vinos ofrecen el servicio por copas, y diferentes tamaños de los mismos, creo que es algo standar en casi todos los paradores, auqneu ya hace unos años de mi última visita a uno. Copas infames. Optamos por un Lelatanza Reserva 2004 a 14 €, buen precio, o por lo menos adecuado.

Para comer, optamos por un menú degustación de productos y preparaciones tradicionales de la zona por 29,50 € (IVA incluído), de entrantes consisitió en un plato con una tostada de pan reblandecida, con foie pasadísimo de horno y manzana asada, una cazuelita de cardo con almendras, y una crepineta, que consiste en una especie de embutido típico al estilo fardel, sobre una base de pasta filo rallada y frita, vulgar todo. Para continuar un rollo de trucha (asalmonada) rellena de palitos de cangrejo y alguna gamba despistada, y una salsa con base de nata, comestible. Y para terminar cabrito guisado (más horno que guiso) con una salsa de huevo que aun estaba decente (la salsa), el conjunto, en la linea, flojo, no malo, pero flojo. De postre un postre de la zona, una especie de crep hiperazucarada, con mermelada de violetas y ¿Tía María?, pasable. Pude probar una ensalada de crujiente de cabra (si te gusta el queso, está bien, intensa en sabor), y confit de pato con más pena que gloria.

Total de 4 personas, con el vino (1 botella), una cerveza sin y agua, 142 €, pssssch.

El sitio lo merece, pero mejor tomarse una cerveza en la terraza del parador, e ir a comer a otro sitio, o por lo menos pedir otra cosa que no sea el menú en cuestión.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar