Restaurante Casa Ojeda: Clásico entre los clásicos


Nada nuevo que añadir a los comentarios que se han vertido sobre este clásico en Burgos, buen entorno y correcto servicio.
Compartimos los entrantes, una excelente morcilla de Burgos y anchoas que curiosamente tienen precio unitario mi acompañante no es amante de la carne y de segundo pidió pasta fresca yo opté por el imprescidible de la zona, cordero asado acompañado de ensalada. Postre solo uno, el inmejorable hojaldre de nata y crema.
Vino de la casa Rioja crianza y dos cafés

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar