Restaurante Zallo barri en Gernika

Restaurante Zallo barri

Datos de Zallo barri
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
5.8 10
SERVICIO DEL VINO:
6.0 10
COMIDA:
5.0 10
ENTORNO:
5.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Vizcaya/Bizkaia
Localidad: Gernika
Dirección: C/ Juan Calzada 79
Código postal: 48300
Tipo de cocina: Creativa - de Autor, Vasca
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos y Noches excepto Viernes y Sábado

Teléfono


Opiniones de Zallo barri
OPINIONES
2

Aprovechando el fin de semana de aniversario por la zona y después de comer estupendamente en el castillo de arteaga , reserve en uno de los locales que mas ganas tenia de la zona , el que dirige , creo , Iñigo Ordorika , siempre ha estado considerado un buen cocinero y tenia ganas de conocer su local .

Dicho esto, decir que ni en un local de comuniones, de los malos, que de todo hay, he comido tan mal y no lo digo yo , que soy quizás poco objetivo , lo dice la parienta que siempre es mas racional que yo .

Pienso, no lo se igual me equivoco que un local que hace las cosas bien, las hace de principio a fin o al menos lo intenta, digo esto porque después de pasar todo el día por ahí nos decidimos por coger un menú que ellos llaman especial y al que yo prefiero no poner apelativos, en vez de lo habitual en nosotros de coger el degustación, creo que un sitio que se precie o lo hace bien o lo hace mal , independientemente de la opción que escojas .

Empezare por decir que el menú era de veintiocho euros, con el vino incluido, un rueda verdejo viura, flojito o un crianza de la casa, yo opte por el blanco, me daba lo mismo la calidad del vino, no desentono con la calidad del menú, raciones grandes, buen precio pero pésima, pesisima cocina, eso si según nuestro criterio.

Empezamos por un aperitivo en el que había un brick de queso camembert, creo, porque uno de lo que le gusta se acuerda y de lo que no, pues no, del queso no estoy seguro apenas tenia sabor, de lo que si me acuerdo es que para ser un aperitivo caliente el queso estaba gomoso y frió.

Esto ya me estaba anunciando lo que acontecería, lo malo es que ya había pedido otra ración de croquetas de varios sabores, más que nada porque con la cría es socorrido y a nosotros también nos gusta.

Otra vez nos vamos a mi dicho, si las croquetas nos pueden decir si estas en buenas manos, pues es este día fueron como las temporas, pronosticaron el temporal, una masa, por llamarla de alguna manera, recordaba mas a las farsas que usan de relleno, sin color en el caso de las de chipirón y en este caso también sin sabor, aceitosas, bueno un desastre hay se quedaron la mitad

El caso es que ya se me encendió el radar de no pasar una y cuando llego el primero ya tenia la lupa en la mano.

Ensalada de judías verdes, kikos y boquerón con queso brie frito, mezclum con boquerones y dos plastas de queso frías y fritas.

Crema ahumada de puerros acompañados de beicon caramelizado, demasiado ahumada y el beicon muy dulce, igual es lo que entienden por caramelizar.

Canelón relleno de mejillón, acelga y champiñones con salsa de Txakoli, aquí se superaron, mas si cabe, canelones de esos con arrugas en plan hazlo fácil y rápido y déjalos duros de cojones, con su bechamel totalmente insípida y creo que de polvos o brick y un relleno de asco, repito de asco, este relleno tienen que venir hecho para calentar y punto, lo deje prácticamente todo y Ana ni lo empezó esta estampa me recordó a cuando chicote dice que algo esta para tirar a la basura.

Merluza rellena de gambas y verduritas servida con caldo de marisco, duro y dale, la merluza sin ningún sabor ni bueno ni malo y el relleno otra farsa de bote, joder con las farsas enlatadas, me niego a pensar que la mano humana de un cocinero pueda hacer estos rellenos de hoy.

Entrecotte a la parrilla con pimientos rojos y crema Gorgonzola, eso pone en le menú, pero el queso se les debió acabar, trozo grande pero al nivel del resto de los productos.

De remate copa de crema de maracuyá y mango con helado de coco, quizás lo único correcto sin más.

Café incluido, es un precio muy bueno para las cantidades que dan, ahora solo hace falta hacerlo bien, pero a mi no me pillan mas, siempre he pensado que hay que comer varias veces en un sitio, para ser mas objetivo, pero esta chapuza no la salva ni chicote y gordon juntos, el local grande, tenia con nosotros tres mesas, cosa que en un principio me extraño y que mas adelante me pareció hasta mucho.

Después de cenar, a dormir a un hotel rural, que cogimos a propósito para poder ir a este local a cenar, cuando llegamos a casa el domingo lo primero que hice es meterme en google para ver si me había equivocado de local o saber si ya no estaba Iñigo Ordorika, no encontré nada y a día de hoy no lo se.

Les mande un email hablándoles de mi experiencia, primera vez que lo hago y no he recibido contestación, simplemente frustrante y desalentadora experiencia.

En un grupo de siete adultos y dos niños, empezamos con una serie de entrantes a repatir entre todos, a cada cual mejor:
a.) Bonito ahumado del Cantábrico.
b.) Crujientes de chipirón y langostino.
c.) Anchoas del Cantábrico en Salazón.
Y varios más buenísimos que no recuerdo.

De segundo el inmenso chuletón de vaca a la brasa con pimientitos verdes de Gernika y papas fritas.

De postre, raviolis rellenos de chocolate caliente y helado de pera.

Vino de los entrantes: Txacolí Itsasmendi.
Vino de los segundos: Summa Varietalis 2004 (Dominio de Valdepusa).
Vino de los postres: Ximénez- Spinola (Pedro Ximénez - Jerez).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar