Restaurante Astrid & Gastón (Chile) en Santiago de Chile
  

Restaurante Astrid & Gastón (Chile)

2
Datos de Astrid & Gastón (Chile)
Precio Medio:
68 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
4.5 10
Fotos:
 
País:
Chile

Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo

Teléfono


2 Opiniones de Astrid & Gastón (Chile)

Más o menos todo sigue igual. Referencia indiscutible en Santiago, aunque le falte un buen trecho para ser una referencia internacional. No sé, le falta un algo en los platos, que hace que no lleguen a ser inolvidables.

Esta vez me pusieron en un salón en el segundo piso muy acogedor y frente a una pared con un interminable bodeguero de madera con cientos de botellas de vinos. Mesas correctamente separadas y vestidas.

Servicio numeroso y nuevamente un poco estirado tanto de maitre como del sumiller; de nuevo el camarero de turno más amable (quizás el tema propinas...).

Servicio de panecillos variados, todos ellos dulzones y rellenos de frutas.

Esa noche cené:

- Detalle de la casa: Una mouselina de champiñones muy suave.

- Tiradito Nikei: Láminas de atún y de salmón laqueados con rocoto (guindilla redonda y roja bastante picante), leche de tigre de maracuyá y tartar de palta (aguacate). Plato de contrastes, aunque el pescado se queda muy en segundo plano.

- Corderito de Patagonia: El garrón delantero (extremo final de la pierna del cordero) guisado durante horas a fuego lento en su jugo y
salsa de adobo. De guarnición, papitas panaderas con chutney de rocoto. Muy buen plato, aunque la calidad de las papas...un pelín harinosas.

- Suspiro limeño con su merengue al Oporto: Delicado y riquísimo este referente gastronómico de su vecino Perú, elaborado con azúcar, yemas de huevo y leche. Solo apto para golosones.

De vino, sigue su larga carta de vinos chilenos (la mejor de Santiago), aunque sigo viendo ridículas referencias a vinos internacionales. Pedí Pérez Cruz Edición Limitada Syrah 2009 (Maipo Alto Valley). Me lo dieron a probar a temperatura ambiente. Pregunté y es que efectivamente la mejor carta de vinos de Santiago no se conserva en buenas condiciones, sino a temperatura ambiente, salvo los "premium", como me confesó el sumiller. Así es que me lo tuvieron que enfriar en cubitera durante unos 15 min. Esto es una constante en todos los restaurantes de esa capital: la temperatura alta de servicio de los vinos tintos. Tampoco la copa de vino era la adecuada, por ser de vino blanco bajo mi punto de vista. Copas Stöltze. Atentos a rellenar.

Precio total: 76€ aprox. (inc impuestos y vino).

Nota: Foto capturada de internete.

  • Suspiro limeño

Buen restaurante de clara vocación peruana (modernizada) y con algunos toques japoneses (nikkei), basada en productos de primera calidad.
Salón en el patio de una mansión, con mesas quizás algo juntas. Entorno casi colonial, muy austero y con paredes de color burdeos. Hay mesas también en un segundo nivel, alrededor del patio.
Servicio atentísimo por parte del camerero, no tanto por parte del maitre y del sumiller (este rozando en lo antipático).
Detalles como mantequilla o una crema de pimientos verde ligeramente ahumada, con variedad de panecillos. Nada en la sobremesa.

Cena para 1 pax:
Trío de ceviches (clásico peruano)que consistió esta vez de:
Taquito de corvina con leche de tigre: Magnífico contraste del pescado con el líquido resultante de la preparación del ceviche (básicamente limón o lima) al que se le añade un poco de pisco (orujo peruano) y ají (pimiento ligeramente picante)
Camarón (langostino) y loco (como una lapa de buen tamaño) con ají amarillo: De nuevo sobresaliente. El ají amarillo es una constante en muchos platos peruanos. Picante sin molestar.
Ostión (como un santiaguiño), erizo y macha (como una coquina de tamaño gigante) con rocoto (otro liquido resultante de un pimiento rojo bastante picante). Bien pero el picante empieza a hacer estragos.

Turbot (rodaballo) confitado en aceite de oliva, parihuela de conchitas, ulte (algas muy carnosas), choricitos y un arroz muy cremoso de arvejas (guisantes). La ración de pescado escasa y próxima a la cola. El arroz riquísimo pese a su sencillez.

Fina tarta de manzana horneada con helado de ají, naranja confitada y salsa caliente de naranja al cointreau. Se pide con la comanda. Demasiado entera y anodina la manzana. No me gustó.

Vino: Magnífica carta de vinos chilenos clasificados por viñas. Siempre más de 20 por viña. Precios un pelín alto comparado con otros locales. Pedí Amayna Chardonnay 2008 (magnífico vino) servido bien de temperatura y en copas aceptables. El sumiller no me asesoró en ningún momento (ni siquiera saludó). Se limitó a descorchar la botella. Atentos a rellenar.

Precio total: aprox 60€ (digo aprox. por el cambio aproximado de pesos chilenos a euros; incluye todo + 1 Pisco Sour riquísimo).

Nota: En Madrid tiene "sucursal"

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar