Restaurante Molí dels fanals en Sispony - La Massana
Restaurante Molí dels fanals
País:
Andorra
Tipo de cocina:
Añadir vino por copa
Precio desde:
45,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
58 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.6
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
7.0
Comida COMIDA
8.5
Precio medio entorno ENTORNO
8.0
RCP CALIDAD-PRECIO
7.0
Opiniones de Molí dels fanals
OPINIONES
3

Tengo que decir que fuí invitado por unos amigos, pero la verdad que me encantó tanto el local como lo que comimos, cocina tradicional con algun toque de modernidad, buena materia prima, local muy bonito y buenos profesionales. Lo mejor que he probado por la zona.

Tarde de sábado en Andorra. Dos pax.
Borda grande y espaciosa a dos niveles en un entorno muy bonito.

Como entrantes nos decantamos por la sopa de galets i pilota, y por el foie-gras casero con frutas caramelizadas. El foie estaba delicioso, un acierto total.
De segundos optamos por un original filete de buey a l'ast (para 2 pers.). Carne de primera calidad, sabrosa, muy en su jugo. Muy muy bueno.

Los postres, todos caseros y espectaculares en el carrito de presentación. Yo opté por un pastel de chocolate blanco.

Para acompañar, media botella de Viña Esmeralda 2009 (0,37cl) y otra (0,5cl) de Marques de Murrieta 2005 (servicio de vino en las típicas copas de agua arcoroc), además de agua, caña, cuatro cafés y orujo.

Totalmente recomendable, comida casera muy rica y RCP correcta.

El restaurante ocupa una antigua borda que destaca por su luminosidad y buenas vistas. Se encuentra en el pueblo de Sispony a diez minutos del centro de Andorra en coche. Está regentado por una familia y siempre que hemos ido hemos recibido muy buen trato.

Ofrecen una cocina tradicional, de cazuela, con diferentes especialidades de bacalao y carnes a la brasa.

Para empezar optamos por dos ensaladas, una de queso de cabra y frutos secos y la otra con jamón serrano y parmesano. Las dos muy buenas y abundantes, las acompañamos con unos "cargols a la llauna" excelentes.

De segundo optamos por nuestro plato preferido, el salmon con gambas a la crema y por el pato confitado con miel, que quizá estaba un poco demasiado dulce.

De postres uno de los puntos fuertes, te ofrecen un carro repleto de pasteles y reposteria a cual mejor. Viendo el dilema que es escoger se puede pedir dos medias racciones. Nuestro postre preferido el flan de requesón, para nuestro gusto el mejor que hemos probado.

En cuanto a la carta de vinos es bastante amplia y cubre diferentes zonas y precios. El servicio es bueno.

En resumen una muy buena opción para comer en Andorra, a una buena relación calidad-precio.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar