Restaurante El Fuelle

Datos de El Fuelle
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
4.3 10
SERVICIO DEL VINO:
3.3 10
COMIDA:
4.3 10
ENTORNO:
5.0 10
Calidad-precio:
4.3 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Zaragoza
Localidad: Zaragoza
Dirección: Calle Mayor,56
Tipo de cocina: Aragonesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



Opiniones de El Fuelle
OPINIONES
3

Fuimos a comer toda la familia, 11 a este restaurante, que parece muy turístico, una casa de antiguedades, con fuelles, radios, yunques.....muy sobrecargado. Mucho ruido ambiente, y de comer normalito, comimos el menu de 32, con entrantes de jamon, unas migas con chorizo y uvas, algo frías y sosas, una ensalada, pimientos, morcilla y chorizo y de segundo ternasco que estaba bueno. El vino flojo, bebimos un cariñena muy flojo, y de postre un sorbete. Parece ser que no se puede tomar café. No lo entiendo. Muy turístico, pero flojito. 

Buscábamos un sitio donde ir a comer un grupo grande compuesto por varias familias con niños y nos acordamos de este mítico establecimiento, en plena C/Mayor, al que acudíamos de estudiantes.

Creo que éramos los únicos maños de allí. Los demás eran turistas, muchos de ellos extranjeros. Quizás algún grupo de jovencillos sí que fueran del terruño.
Mucho ambiente, algarabía, aire festivo, bullicio y alegría.

El restaurante es bonito, muy curioso, tipo vetusta fonda, bodegón, muy grande, altos techos, mobiliario de madera. Adornado con profusión, hasta el abigarramiento, con elementos rústicos antiguos de la más diversa índole: un enorme fuelle a la entrada que da nombre al restaurante, aperos de labranza, llaves, perolas, cerámica, fotos (alguna preciosa), mazas, bicicletas de época, herramientas de carpintero… incluso una noria a tamaño natural. Es como estar en un museo de antigüedades rústicas.

Muy bien, muy bonito, mucho ambiente, pero si nos ponemos a hablar de comida… pues muy mejorable, siendo benévolos.
Se trata de un asador aragonés, en el que nada está como debe estar. Por citar algo, los pimientos insulsos, las ensaladas de mala calidad, las migas vulgares, los caracoles costrosos en la concha y babosos el cuerpo, la longaniza y el chorizo quemado por fuera y crudo por dentro… No se, pedimos un sinfín de platos al centro para compartir y no hubo nada que nos agradara de verdad.

Muchas prisas tanto en cocina como en el servicio (eso sí, muy simpáticos) para atender rápido a los numerosos comensales, pues, amigos, al parecer siempre está lleno.

Carta de vinos mínima y rancia, servidos en copas malas de agua.

Pues eso, para pandillas de jóvenes, turistas, etc… un sitio ideal, tipical spanish, donde poder hablar alto, incluso cantar, beber sangría y llenar el estómago.

Asi lo definiria yo como una atraccion turistica,un museo,una casa de antiguedades o algo parecido,pero para comer mejor ir a otro sitio.Demasiado caro para lo que ofrecen,dos opciones de menu,25 € con chuletas o 32 € con solomillo,un plato de jamon y queso normalillo,unas migas sosas,una ensalada muy correcta y unos trocitos de pimiento,ademas el vino que viene en el menu es un insulto a Baco.Pedimos un Somontano crianza,correcto y a un precio normal,servido en unas copas inpresentables,para finalizar un sorbete y el cafe aparte.Las mesas muy apretadas,la musica de jotas al principio te parece graciosa pero al final se te meten las castañuelas en el cerebro.Tambien me parece grosero que en la carta ponga que la direccion del restaurante se reserva el derecho de no servir cafe en el caso que haya mucho trabajo.En definitiva un bar de "batalla" a precio de asador de lujo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar