Clásico entre los clásicos

Ubicación, ambientación, mobiliario, carta, todo parece retrotraerte 25 años atrás. La decoración está casi monopolizada, por vitolas de puros y chapas de cavas y champagne enmarcados. Servicio cercano y solícito, al ir con una niña pequeña, no tuvieron ningún inconveniente de preparanos un plato a medida consistente en una crema de verduras y ternera pro la que nos cobraron 12€, precio más que correcto para algo fura de la carta, si no hace mucho se hablaba en un hilo de la flexibilidad como muestra de la profesionalidad, este fue un claro ejemplo.

En esta ocasión acudimos a menú cerrado (salvo cafés y copas), por lo que no pude hojear, la calificada mejor carta de vinos de la ciudad, pero si tuviera que puntuar de oídas el apartado vinícola, croe que no bajaría de 8,5, el vino que incluía el menú era un vino joven de la tierra que al no dejarlo en la mesa y dedicarse a rellenar, no pude ver detenidamente, pero que juraría se tataba de un roble sencillito. Bien servido en todo caso.

El menú consisitió en:

Aperitivos: Mantequilla de anchoas, Aceitunas cascadas del bajo Aragón. Un clásico d ela casa, bien.

Entrantes: Ensalada de brotes tiernos, queso vispe, foie y romesco. Humus de garbanzos al curry con cortezas naturales. Bastanet mejor el primero que el segundo, que quedaba un poco justo.

Platos principales: Bacalao confitado en aceite de oliva virgen extra a baja temperatura con salmorejo, pasas y piñones. Carrilleras de blanco de Teruel al Pedro Ximénez y patata chafada. Muy bien ambos, buen producto, correctamente trabajado, y sin mucha complicación pero cumplió con creces.

Postres: Sorbete de manzana y surtido de repostería elaborada en casa. Nuevamente correcto.

Como digo, en lunas generales se mantuvo a un buen nivel, productos sencillos pero de buena calidad, trabajado todo con buenas maneras, recomendable para ir a la carta. El menú, en el que iban incluídos petit fours, toda la bebida, pan y servicio, fueron 29 € -IVA incluído-, que más los 36 € del plato especial, cafes, y algún pacharán, se fueron a unos muy, pero que muy pagables 33€ por persona.

Se puede ir con toda tranquilidad, pero que nadie espere modernidades, ni malabares.

  1. #1

    lair75

    Se me ha ido la mano un poco con la relación calidad precio, dejémoslo en un 7, buena.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar