Restaurante Txuleta

3
Datos de Txuleta
Precio Medio:
34 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
5.7 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 29,31 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Txuleta

Un local en la zona de pintxos y que tiene unos interesantes de txistorra y de croqueta de txuketa y también ventresca y escalibada con cebolla como tapa.

Mesas en la terraza, barra y unas pequeñas mesas en el interior que da acceso a la terraza acristalada donde está el comedor. Servicio distante pero bien efectivo y que además nos permitió traer algo de la barra; buena cadencia de platos y buen menaje de copas, cubiertos y platos dentro de un clasicismo notable.

La carta de vinos es muy, muy clásica; los precios buenos. La carta de comida hay variadas opciones pero aquí el escaparate de la txuleta es lo que te hace entrar.

Un buen pan, buen aceite, Artajo. Agua con y sin gas, un muy buen Sierra Cantabria 2012.

Cinco para cenar que tras los pintxos mencionados antes que nos invitaron decidimos que la peregrinación de local en local, se acababa aquí con parada y fonda.

De entrada:
. torreznos servidos en ración (de 4 piezas) individual: muy caseros, perfectos de fritura, nada aceitoso y con carne. Muy recomendables.
. tapa de anchoas (boquerones) fritos: unas piezas sabrosas, bien fritas sin aceite excesivo; para comer enteros.
. patatas bravas: básicas con algo de tabasco y mahonesa. Muy prescindibles.

De principal y a compartir:
. 2 txuletas de buen tamaño: buena carne, bien de punto, manteniendo calor continuado, jugosa. Recomendable.
Acompaña plato de patatas fritas correctas sin más.

No tomamos postres ni cafés. Acabamos el vino.
Un lugar de carne recomendable cuando te cansas de pintxos.

Si vas a San Sebastian algún día te tienes que comer la típica txuleta!

Y nosotros que hace ya unos años no la probamos en BAR NESTOR (la última fue en 2010) pensamos que una muy buena opción además de la citada, es el ASADOR TXULETA

Enfrente del continuamente atestado GANDARIAS, está el asador Txuleta, ofreciendo ademas de su ya famosa Txuleta, raciones abundantes de toda la vida...

Si no os importa lo increíblemente secas que pueden llegar a ser alguna de las camareras que sirven por ejemplo en el comedor acristalado, podréis probar unos pimientos fritos de Gernika que aunque ya no estaban en todo su esplendor dejaron el pabellón muy alto frente a las ganas que llevábamos de comernos unos buenos pimientos

Después de los pimientos pedimos unas Almejas a la marinera, y llegaron unas de gran calibre con una salsa terriblemente adictiva respecto al tema de mojar pan sin parar! jeje

Y para terminar la típica Txuleta a la brasa que aquí las prepara Ander Esarte (ganador del concurso de parrillas de Donosti), que aunque no preguntamos si estaba en cocina ese día en cualquier caso nada afectó a la preparación magistral de su Txuleta, "7 segundos más en la parrilla de lo normal" porque Olivia estaba un poco delicada, petición que cumplieron a rajatabla, kilo y algo de carne sabrosa y uniformemente tierna en su mayoría (algo que nos sorprendió), bien sazonada y con unas papas caseras de las que podrías comerte un saco!

Para acompañar todo un Txacoli Gainza y alguna copa de tinto de David Moreno Crianza 2011 que nos gustó bastante

Sin embargo los postres son mediocres (industriales)

Al final, detalle incomprensible, cuando todo el mundo estaba terminando de comer y antes de los postres la espabilada de la camarera (una señora de mediana edad que atiende en el comedor acristalado) quita el Aire acondicionado y abre las cristaleras,... ¿Resultado?: Todo el mundo ahogándose del bochorno, llegando a quejarse varias mesas de lo incomprensible de joder un buen ambiente cuando todavía hay clientes terminando de comer ¿?

Podéis ver fotos de todo esto aquí:
https://www.flickr.com/photos/[email protected]/sets/72157645834908458/

Un auténtico disfrute de producto; haciendo honor a su nombre nos ofrecieron una pieza fileteada con un maravilloso gusto a parrila y un punto de asado excelente. Pero no sólo de carne vive el hombre y a esto añadiremos un increible lenguado a la brasa también; que tersura de carnes! Una pieza para recordar. Previo a este festín protéico nos estrenamos con un revuelto de zizas (seta de primavera) que sin mas aditamento que el huevo y el hongo nos hicieron saborear la tierra en si misma.
Para beber Contino Reserva 2001 servido en copa correcta y muy bien de temperatura. No es una carta de vinos de dejarte tumbado pero hay donde elegir y, lo que es mas importante, a precios mas que razonables (22 euros el que trincamos).
Finalizamos el banquete con una tarta de queso casera y un poquito de Idiazabal.
En la carta entrantes y pescados y carnes muy apetecibles. Entre 50 y 60 euros muy bien gastados.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar