Restaurante Conlaya: Expectativas cumplidas!


Pasando unos dias en Madrid, decidimos acudir a este restaurante a cenar (aprovechando el descuento por reserva on-line). La verdad es que el sitio esta bien, estaba llena la sala inferior (bajas unas pocas escaleras) y habia una mesa en el nivel superior.
Mesa bien vestida (manteles largos como a mi me gusta). Como íbamos a menu cerrado, el maître nos dice que vamos a degustar 9 platos (todos servido individualmente) y nos los recita (depués se repite la explicación en cada servicio).
- Crujiente de morcilla sobre crema natural de maíz, bien como aperitivo para abrir boca.
Despues cuatro entrantes que fueron:
- Lomo de sardina ahumado sobre pimiento rojo. Según el maître lo ahuman ellos mismos. Un lomo de sardina espectacular en tamaño y excelso en sabor. Punto óptimo de sal y que combinaba a la perfección con el pimiento rojo.
-Pulpo con vinagreta natural de mango y espuma de mahonesa de maracuyá. La combinación puede parecer exótica, pero resultaba muy agradable, incluso refrescante y el pulpo tierno (mi mujer no es de pulpo y le encantó).
- Crema natural de calabaza con crujiente de langostino. Buena textura apreciándose muy bien el sabor de la calabaza (punto de intensidad perfecto), y que combinaba muy bien con el langostino.
- Matanza de viernoles con reducción de PX. Plato muy contundente. Llevaba, embutido desmigado y huevo frito encima. He de decir que estaba muy rico, pero para un menú tan largo, quizás demasiado contundente (llenaba mucho).
Como platos principales tomamos:
- Lomo de merluza de anzuelo con verduritas en "carta fata". Era una especie de "papillotte" servido como un saquito envuelto en celofan transparente, que habia que desatar el lazo para comerlo. La merluza estaba exquisita, notandose la calidad del producto. Las verduritas casi al dente como a mi me gustan.
- Pastel de chon, con salsa falsa de chocolate y puré de soja y wasabi. Era pastel de cochinillo (llamado chon en Cantabria). Sencillamente espectacular. La carne melosa, y el "falso chocolate" hecho con el propio jugo de la cocción del lechón.
En el apartado de postres, nos sirvieron dos:
- Espuma de arroz con leche sobre gelatina de naranja. Servido en una copa con la espuma en la parte superior. La gelatina ligeramente amarga contrastaba muy bien con la espuma de arroz. Resultaba incluso refrescante, aunque la gelatina quedaba ligeramente insulsa.
- Pastel de queso con coulís de frambuesa. Algo tan, aparentemente sencillo como una tarta de queso, aqui resulta excepcional. No soy mucho de dulce y mi mujer tampoco, pero los dos coincidimos en que era la mejor tarta de queso que habiamos tomado.

Con este menú te sirven un maridaje de 3 vinos: 1 verdejo Verdeal D.O., 1 tinto joven Bobal de Dominio de la Vega (D.O. Utiel-Requena) y un Damana 5, de Bodegas Tábula, tinto con 5 meses de barrica de la D.O Ribera del Duero. Esta claro que los vinos no es los destacable en este menú (como se menciona en otro comentario), pero hay que decir que cumplen perfectamente su papel. Cristaleria y cuberteria muy correctas.
Como en el menu iba el vino incluido, no vi la carta de vinos.

En fin, una experiencia muy agradable y para repetir

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Anubis7

    Muy buen comentario. este menu lo tienen normalmente??? o lo concertasteis especialmente??? Gracias

  2. #2

    PepeGarcia

    en respuesta a Anubis7
    Ver mensaje de Anubis7

    Gracias Anubis.
    Este menu lo tienen normalmente, ya que es el menú con 50% de descuento, tanto si reservas a través de Verema.com, como si lo haces por ejemplo a través de Restalo.es. Según me dijo el maître, cada cierto tiempo lo cambian, de hecho el menu detallado que aparece en la página de Restalo, verás que no coincide con el que yo he detallado.
    Espero habertelo aclarado. Un saludo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar