Restaurante El Nou Ramonet El Nou Ramonet

Restaurante El Nou Ramonet

4
Datos de El Nou Ramonet
Precio Medio:
65 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
4.8 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
4.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Sant Martí
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 42,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Descripción

El restaurante El Nou Ramonet nació precedido por el éxito del buen trabajo realizado durante muchos años por el Can Ramonet. La tradición lleva a la modernidad, por eso el restaurante apuesta por un espacio de carácter sugerente y actual, presentando una oferta de cocina tradicional, con toques gastronómicoos claramente contemporáneos. Todo esto enmarcado dentro del área culinaria favorita para los amantes del pescado, los arroces o el marisco: el barrio de la Barceloneta.

La cocina se basa en productos de la mar totalmente frescos o en productos de montaña autóctonos y de temporada. Todos los platos van unidos por el mismo hilo conductor: la calidad. La misma calidad tambien encontramos en la bodega, con referencias escogidas por su denominación de origen o por su calidad internacional.

Todo esto combinado con la profesionalidad de su chef y su equipo y el servicio excelente en la sala, hace de El Nou Ramonet un restaurante único en su categoría. Además dispone de salas privadas, lo que le hace perfecto para reuniones de grupos, celebraciones puntuales o cenas de empresa que requieran un toque de distinción.

4 Opiniones de El Nou Ramonet

Domingo 16h, que está abierto a esa hora en La Barceloneta?La Mar Salada full, Can Manel full, el Nou Ramonet al cual guardava un buen recuerdo de la última vez se puede comer.
Para picar croquetas de jamón, findus, cigalitas salteadas, yo diría más bién hervidas.
Luego el mayor crimen de la humanidad, el mayor ataque a la cultura gastronómica de este país, un fideua de lo peor que he comido en mi vida, eran fideos hervidos con salsa de tomate, si le huvieran puesto el huevo frito encima serían fideos a la cubana, que desastre,de un plato sobraron más de la mitad, aún es hora que pregunten que les pasaba, por 16,50€ la rción bién lo podrían hacer.
Lo más fuerte que el restaurant estaba lleno.
Para beber vino a copas, un albariño de la ria de vete a saber donde.
la broma salió al final por 84€, nunca mais, como es posible que restaurantes como estos den de comer a tanta gente?
En fin, como diría la rima domingo mal comerás pero de la m.... aprenderás.

Goza de injusta fama este antiguo restaurante de una de las zonas de Barcelona (Barceloneta) que antaño era conocida y reconocida por innumerables locales para tomar el aperitivo y luego comer un buen arroz, o si acaso algún pescado de la costa catalana, que había llegado a las cocinas de manera poca ortodoxa, lo cual garantizaba el precio y la calidad...

Acompañado de un buen amigo que se acaba de mudar al barrio, y que hasta hace dos días (literal) regentaba uno de los restaurantes clásicos vascos de Barcelona de toda la vida, hoy en traspaso (...la crisis??...) después de un aperitivo por la zona rodeados de italianos, franceses y alemanes...(ya no quedan autóctonos para semejante ritual...qué lástima en BCN...), decidimos ir a tomarle el pulso al Nou Ramonet que lleva yo creo más años de los que yo tengo en la Barceloneta.(Entre el viejo y el nuevo, claro.)

Copas que no valen ni para tomar el agua, servicio apresurado, carta de vinos más "pasada de moda" que yo...y donde lo más moderno era "Muga Crianza", eso sí, a 29 euros, tela marinera!!!... De primeros unos calamares, ya que dicen que los tienen de primera. Para mí sin alma...Luego unas gambas rojas a la plancha...éstas sin corazón...Y finalmente la paella "Ramonet", con el arroz pasadísimo y con tan poca sustancia que por un momento pensé que estaba de régimen...

Total, dos personas la friolera de 112 euros...aquí lo dejo...sin postres, con el Muga descrito y con dos tristes cafés... Creo que me he perdido algo...

Merece la pena dedicar una jornada a pasear la por la Barceloneta (antiguo barrio de pescadores de la ciudad), y si así fuera, no es mala opción acabar comiendo un arrocito en el Nou Ramonet, más por rememorar lo que fue ese barrio, que por lo que queda de él actualmente.

El Nou Ramonet es el "hermano pequeño" de Can Ramonet (restaurante más humilde pero que forma parte del barrio desde hace una eternidad). En este caso, la carta de vinos es más amplia, la mantelería y el coperío adecuados, y el ambiente más tranquilo y cómodo.

Las anchoas de la escala son aceptables, y en principio los entrantes mantienen el tipo, al igual que sus arroces. En lo que a mí respecta, y sin ser nada del otro mundo, bastante mejor que Can Ramonet.

pd. a los que no nos gusta aterrizar directamente en la mesa de un restaurante, siempre se puede hacer un previo en el Vaso de Oro (emblemático bar de la Barceloneta situado delante).

Uno de los barrios más populares de Barcelona, el único barrio pescador de la ciudad, la barceloneta, mantiene el aire de épocas anteriores pasadas por el filtro fashionista de los últimos ayuntamientos que hemos sufrido en la ciudad. Dentro de esta cuadricula urbana, la cocina marinera de la ciudad tiene feudos importantes, la calidad de sus productos y su cocina, basada en recetas tradicionales, son reconocidos por todo el mundo. La familia Ballarin, que dirigen CAN RAMONET abrierón el NOU CAN RAMONET, donde fuimos esta Sociedad Gastrónomica el pasado 22 de enero.

Un reservado nos espera, amplia y confortable sala donde poder degustar de la cocina, tranquilamente y sin ser molestados. Local acogedor y cálido, típica decoración de restaurante de cocina marinera con un toque de modernismo en el diseño. Cierta unanimidad en los segundos, caldereta de bogavante, arroz caldoso del mismo crustáceo y un suquet de peix, platos escogidos de 2 en dos.

Con los entrantes parece que hay cierta sintonia, optamos por unos bunyols de bacalla, pulpo a feira con cachelos, calamares romana, jamón, almejas marinera, anxoves de L'Escala y de croquetas de jamón acompañado de pa amb tomaquet; los fritos son caseros y realmente sabrosos, destacaría los calamares, tiernos y nada harinosos y las anxoves con un punto perfecto de salazón, un buen filete y limpio algo que siempre es de agradecer, acompañados por un Rioja rosado ALMA DE TOBIA, de aroma agradable y ligero en boca, perfecto para la variedad de sabores a degustar en unos entrantes tan variados y ricos de sabores propios. Servicio rapido y más rapida su degustación nos llevan a la llegada de los segundos, comentados antes, raciones espectaculares tanto en el arroz caldoso, excelente presentación, olor y sabor y el suquet, digna obra de arte de la cocina de EL NOU RAMONET, refleja la tradición del suquet en nuestra cocina tradicional marinera, pobre en la caldereta tristemente presentada por el crustáceo estrella, una caldereta de buen color donde brilla por su ausencia alguna guarnición como por ejemplo unas patatas, que suelen acompañar las calderetas clásicas, como la consumían los pescadores en sus largas jornadas.
Producto de calidad se nota en la cocina y en su sabor, combinación de todos los elementos a la hora de su cocción el resultado : unos platos excelentes, donde la mano de los cocineros aumenta y enriquece el placer al consumir tan elaborados platos. Unas raciones que bien podrían ser para dos cada plato, esfuerzos gratos para terminarlos mojados en un tinto PAGO DE LOS CAPELLANES (D.O. Ribera del Duero) representante de la Nueva Ribera del Duero, con el coupage tradicional de Tempranillo, Cabernet y Merlot, con el sabor de la madera nueva donde fermenta, de estructura aromática, satisface en boca, quizás gracias a los toques minerales que realzan a los afrutados, vino potente pero ligero, también acompaña al suquet un
SUMARROCA MUSCAT (Penedès), uno de los mimebros de esta Sociedad siempre se decanta por blancos; aroma intenso y muy afrutado, ligera acidez provocando agradable frescor, elevada elegancia, vino fácil de entender y disfrutar.
De Pago De Los Capellanes caerán tres botellas que suavizaran la ingesta de estos platos potentes, consumidas a buen ritmo nos acompañaran hasta los postres y cafés dejando en nuestro paladar un recuerdo excelso de lo comido.
Y llegamos al PERO de la comida de hoy, la repostería y la propia carta de postres no es de la variedad ni la calidad que presenta la carta en sus otras partes, la propia presentación del postre merece y debe ser mejorada así como un replanteamiento de dicha carta y variedad, demasiado monotematica a pesar de la riqueza cromática que presentaban cada uno de los pastelitos que decidimos degustar, no superan un 5 en cuanto a lo citado pero dejemos claro que sin ser un producto de calidad el resultado es satisfactorio, quizás tras semejante comida relanza el postre sobrevalorandolo injustamente, tras esto sería interesante que el chef y el encargado de repostería reconduzcan la situación ante semejante debacle. Los postres mas por pena que por gula son degustados velozmente, las ansias de encender los Robustos 4 de Parta gas, con los cafés, tes y licores pesan en nuestras conciencias así que pasamos a ellos y degustamos los orujos de rigor, blanco y de hierbas y una botella de Glenrothes, excelente y recomendado Malta.
Cerrando acta abrimos una botella de cava Gramona Imperial para celebrar un aniversario y brindar por este 2010 que esperemos traiga excelentes reuniones como la de hoy.
Cuenta justa y perfecta por todo lo ofrecido y servido en EL NOU RAMONET.
Buena cocina, buen servicio y algo que es vital para disfrutar de una buena comida, tranquilidad.

SGBCN

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar