Restaurante Hisop: Espectacular


Disfrutamos de lo lindo.
Empezamos un chipironcito con escabeche de yuzu y especies y ginebra. Muy rico.
Seguimos con un tartar de sardinas con una refrescante bolita de helado, excelente.
Mini bocata de atún en pan de broix al vapor. Me hubiera comido 3!
Carpaccio de gambas con menjar blac, trufa de verano y ceps. Brutal.
Salmonete ahumado con flor de calabacín frita. Un plato que emociona.
Cordero a baja temperatura con arena de romero. Exquisito.
Fuera de menú pedimos el pichón de fiesta mayor y el foie after eight. Valió la pena.
Selección de quesos estupenda.
Prepostre de sandía, pepino y estragón. Muy refrescante.
Postre de biscuit con especias, melocotón, café. Sorprendente combinación que te hace viajar de la índia a Alemania pasando por el mediterráneo y Jamaica.
Petits fours: trufas, olivas garrapiñadas y manzana impregnada en albahaca.
Decidimos ampliar con el postre de chocolate a la albahaca, fue el broche ideal a una gran cena.
La carta de vinos está trabajada pero profundiza muy poco en zonas importantes como Jerez o Alemania que ofrecen vinos muy gastronómicos. El abanico de vinos catalanes es interesante. Nos explicaron que por ser lunes tenían agotadas varias referencias, pero pese a todo pudimos disfrutar de LÓ de Lorigan y del Puntido y unas copas de amontillado Tradición que hicieron más agradable y harmoniosa la velada.
Muy recomendable.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar