Restaurante La Cadiera: La cocina de la abuela.


MI-GAS-CON-HUE-VO. Espectaculares, las mejores que he probado en la vida. ¿Y que es lo que las hace tan especiales?, pues un detalle en la que nunca había pensado. Al humedecerlas el día anterior, en lugar de hacerlo con agua, hacerlo con caldo de ternasco. Sublimes.

El resto muy buena RCP, con detalles mejorables, pero nada terrible, boliches bastante ricos (en este caso sólo una cazuelita), el ternasco recién asado en su punto (quizás le faltaba un poco de sal), el salmorrejo matachín un poco corto de "matanza", pero bueno. Servicio cordial, raciones generosas, toda la carta basada en comida casera con productos de la zona (menos el bacalao, claro), dispone también de un menú del día por poco más de 10€ (incluído sábado a medio día). Total 25 € por persona, con vino (Dinastía Vivanco Crianza, 13 €), agua, un par de cervezas mientras esperábamos, y cafés. Raciones de migas y boliches sobre 5 €, y las de ternasco al horno a 12€, Chuletón de Güey (literal)17 €/kg. Muy recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar