Restaurante Casa Rafa: Materia prima


Primera experiencia en este veterano restaurante (en 2008 cumplieron su 50 aniversario) de corte tradicional. Agradable y experimentado servicio. Algún famoso.

Local de tamaño medio. Cena de empresa, 11 personas, nos colocan en una mesa alagargada y un poco estrecha lo que resultaba algo incómodo.

Comida basada en buena materia prima, principalmente pescados y mariscos.

Nos hicieron un menú para la ocasión, entrantes:

* Jamón y lomo ibéricos (excelentes)
* Ensaladilla rusa (clásica y buena de sabor, parece que utilizan buen aceite de oliva)
* Calamares (ricos)
* Ensalada de tomate con ventresca (buenos tomates)
* Langostinos a la plancha (excelentes)

De segundo elegimos cada uno un plato principal.

Yo tomé un rodaballo de muy buena calidad y cantidad adecuada, aunque me llegó algo frío a la mesa, acompañados con verduras con mucho sabor.
Otros platos también tenían buena pinta, por ejemplo el tartar de lubina y salmón, o las carnes (solomillo de ternera).

Para beber nos pusieron un Menade 2009 verdejo y Pujanza Crianza 2006 que acompañaron bien. No pedimos cartas de vinos.

Surtidos de postres, café y chupitos de orujo Martín Codax (blanco y hierbas) para terminar la velada.

Vajilla normal, copas pequeñas, a mejorar, al menos en nuestra mesa.

Buen restaurante de precio razonable, quizá ligeramente alto, para la calidad del producto que se puede disparar si se opta por los mariscos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar