Restaurante El reguero moro: Encomiable su labor


Dos veces he visitado este restaurante, la última un dia entre semana en noviembre 2012, que tiene menos servicio de personal que en fin de semana, pero, ante la dificultad de no disponer de fluido eléctrico público, hace un gran esfuerzo por mantener unas condiciones ambientales muy agradables.
El entorno es un antiguo molino que hace muchos años se rehabilitó como restaurante, al cual acudía a moler el trigo y la cebada, allá por los años 50 y 60 del siglo pasado.
Quiero resaltar el buen hacer del restaurador, su preocupación por incorporar nuevos platos, su preocupación por satisfacer al cliente y con una calidad y presentación, que muchos otros mas caros no la ofrecen.
Lo recomiendo, al menos para poder comparar y ver que no hace falta pagar un precio desorbitado, para recibir una buena calidad, tanto del producto como del servicio. Al menos en lo que, hasta ahora, he degustado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar