Restaurante Gaioso Taberna en A Coruña

Restaurante Gaioso Taberna

Datos de Gaioso Taberna
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
7.6 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
8.8 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
7.3 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: A Coruña
Localidad: A Coruña
Dirección: Plaza de España, 15
Código postal: 15001
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 27,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Gaioso Taberna

Taberna / restaurante situado en una zona céntrica, muy cerca de la plaza de María Pita. Local con una zona de mesas altas en la entrada y mesas bajas en la parte trasera.

Sábado a mediodía y restaurante a rebosar, buena señal. En estos tiempos de crisis es complicado ver los locales llenos.
Llegamos sin reserva por decisión de última hora así que nos acomodamos en la barra con idea de tomar algo mientras se quedaba libre alguna mesa. No tuvimos tiempo ni de pedir porque una de las mesas altas se vació así que mucho mejor!!

La taberna tiene fama de buena cocina y buena carta de vinos. La carta de comida muy interesante y con una gran ventaja para mi gusto: muchas cosas se pueden pedir en medias raciones, lo que permite probar varias cosas sin dejarse la cartera en el empeño.

Pedimos para compartir medias raciones:

Bocaditos Atlánticos: Tosta de jurel con salsas. Una finísima base de pan cubierta por los trozos de jurel marinado estilo tartar y con 2 salsas: una de tomate casera y otra de guacamole. La combinación de sabores dulce - salado resultaba muy agradable. Buen inicio.

Tosta de lubina marinada con queso. Otra generosa tosta de lubina marinada sobre queso fundido con una cama de tomate y zanahoria debajo. El pan de hogaza estupendo.

Croquetas de cocido. IN-CRE-Í-BLES. 6 croquetas con una buena bechamel y abundantes trozos de lacon, grelos, chorizo, ... Un sabor espectacular, como estar comiéndose el cocido. Os pongo una foto con la croqueta abierta para que veáis a lo que me refiero.

Carpaccio de foie. Abundantes lascas de micuit para ser una media ración acompañadas de unos trozos de pan fino y tostado en el propio restaurante. Escamas de sal maldon encima y gel de mscatel que no utilizamos (nos encanta el sabor del foie).

Llegamos bastante llenos a este punto pero como nos tentaron con un postre lo pedimos para compartir también: Milhoja exótica de mango y piña con espuma de fruta de la pasión, helado de mango y gel de violetas. Nos dijeron que era ligero y a pesar del tamaño sí que se terminó fácilmente. El nombre es perfectamente autoexplicativo. Muy bueno.

La carta de vinos, como decía al principio, tenía fama de afinada y bastante abundante. Se nota que la crisis ha pasado por aquí también y se ha recortado mucho en cuanto al número de referencias aunque sí que están bastante bien escogidas. Nosotros nos decantamos por un Guímaro Finca Meixemán 2011 que siempre está a una gran altura. Frescura pero con cierto cuerpo que completó una comida muy agradable. El servicio se limitó al descorche y dar a probar. Intentaron decantar pero no quisimos para ir viendo la evolución.

Acompañando al postre pedimos un vino dulce del que no recuerdo el nombre aunque sí recuerdo que tenía un cierto sabor a naranja que no me convenció demasiado.

En resumen, una comida muy agradable en un restaurante que ofrece la posibilidad del picoteo con producto de buena calidad y en medias raciones. Tendremos que volver a probar más cosas porque ganas me han quedado para unas cuantas.

  • Milhoja exótica de mango y piña con espuma de fruta de la pasión, helado de mango y gel de violetas

  • Croquetas de cocido

  • Carpaccio de Foie fresco y gel de moscatel

En la entrada tienen la barra con unas mesitas altas para tomar vinos y raciones. Hay variedad de vinos por copas, probé una copa de mencía (2,40) bastante bien conservado para estar abierto.

Nos sentamos a comer, y al principio hacía algo de frío, luego cerraron la puerta de la calle y la cosa se fue solucionando. Tiene poquitas mesas así que conviene reservar.

Probamos media ración de croquetas (6) muy sabrosas, el delicioso arroz con conejo y unas ricas fabes con jibia, cocinadas con tinta de calamar, un plato bastante curioso. De postre compartimos el rico bizcochito de chocolate caliente.

Una botalla de Lalama (Mencía), previamente decantada, acompañó estupendamente la comida. No tienen una carta muy extensa, pero se nota cierto interés por el tema del vino, cosa de agradecer.

El servicio fue amable durante toda la comida.
Buena experiencia.

Aunque sigue siendo de mis favoritos,quizás porque faltaba el chef Carlos o quizá porque era el día, me parece que le faltaba ese toque de perfección a la comida. El entorno como siempre adecuado, con buena música, relajado y poca gente que da un aire de intimidad.

No quiero ser muy reiterativo, pero hoy he vuelto al restaurante y me sigue encantando la comida. Eso sí esta vez un poco cara, pero exquisita. Primero un pastel de cigalas y verduras con crema de crustaceos (muy rico, sobre 8 euros), segundo un risoto de bogabante (29,50 euros realmente exquisito)con 2 copas de vino blanco y de postre fresas en 3 texturas 6.50 euros(bien sin más) y un vino dulce Tokaji muy rico (4 euros y pico) y la infusión invita la casa.
Tienen una carta de vinos poco convencional en Coruña, con vinos muy interesantes y a un precio correcto.
Sigue siendo uno de mis favoritos de Coruña aunque creo que podían mejorar bastante en el tema técnico de atención y recomendaciones de vinos y carta después de lo pagado. Ese aspecto creo que lo tienen algo descuidado, el cocinero es el que lleva la batuta de todo.
Sigo recomendándolo a todo el que le guste comer bien por encima de todo.

Para los que les gusta arriesgar este el restaurante. Es una cocina creativa, sorprendente, con personalidad y toque de autor. No apto para la gente de piñón fijo. A la gente corriente no le suele gustar demasiado basándose en la escasez de los platos. Si os gusta experimentar y que os sorprendan éste os va a encantar. Tiene buena bodega en consonancia con el tipo de comida con más de 185 referencias. Es uno de mis favoritos de Coruña sino mi favorito. El local no es muy elegante, pero es muy tranquilo.

Excelente comida de corte moderno el de este restaurante, que aunque no es muy lujoso se disfruta de la mejor comida y vinos de la ciudad de A Coruña.Carta de vinos no muy extensa, pero con vinos muy interesantes. Uno de mis favoritos junto al Bebedeiro.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar