Restaurante El Club Allard: La sorpresa del trampantojo


La trampa al ojo, la sorpresa de lo que parece pero no es, ...
Ya sin Diego Guerrero al frente, llegamos con cierto miedo y expectación ante la posibilidad de que la experiencia hubiera sufrido la falta. Sin embargo, no fue el caso y pudimos comprobar que María Marte, jefe de cocina con Diego, ha conseguido mantener la línea del restaurante. Habrá que esperar la renovación de la carta para encontrar su propio estilo.

Su situación es inmejorable. En un edificio señorial, sin indicaciones, El Club Allard nace como un espacio privado, con el objeto de disponer de un punto de encuentro donde poder compartir actividades de carácter cultural, social y gastronómico. Hasta el 2003, el establecimiento no abre sus puertas al público. En su interior, lujosos salones, con grandes lámparas, tonos grises y blancos que hacen que el ambiente sea acogedor y elegante.

Sin carta, el restaurante ofrece 3 menús degustación: Menú Encuentro (86€), Menú Seducción (98€) y Menú Revolución (115€). La tarjeta que anuncia los menús es comestible (papel de arroz) para mojarla en un cuenco de espuma de cacahuete. Optamos por el menú Revolución:

"Txangurro" de cáscara blanda: de sabor muy agradable, servido en una caja de madera sobre algas.
Trufa de caza con foie y setas: falsa trufa de carne de caza con virutas de foie y tierra de setas. Original presentación simulando un bosque con neblina incluida (eupcalipto) en el doble fondo de un bol de cristal. De sabores y aromas perfectos.
Hoja de caviar: hoja de ostra, caviar iraní con crema de coliflor sobre una hoja redonda de papel comestible. Se dobla todo sobre esta hoja, en forma de taco y así se come. Excelente combinación de sabores.
Chantilly de Cantagrullas con algas: queso de la Granja Cantagrullas (Valladolid), con algas y alga ñori caramelizada. Muy buena presentación, buena combinación de temperatura, pero algo soso de sabor, aunque agradable.
Crema de apio-nabo con sardina ahumada: repitiendo el caviar iraní, con huevas de aceite de oliva y florecitas de aguacate. La sardina en su punto, muy fresco.
Verdinas con berberechos y erizo de mar: los berberechos de excelente calidad y sorprendente el aire de erizo de mar. Servido en piedra caliente, muy bueno.
Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata: un clásico. Ravioli de pan relleno de huevo y panceta sobre una exquisita crema de patata.
Sepionet fingi formis con alioli de wasabi: sepias sobre una seta tratada de tal manera que da la impresión de que estás comiendo algas. Uno de los que más nos gustó.
Lomo de salmonete en caldo corto de azafrán: muy bueno el salmonete y muy acertada la combinación con el caldo de azafrán y el aire de coco.
Pichón de Araiz asado al momento con arroz de trufa: impresionante la calidad y el punto del pichón muy bien acompañado con los sabores intensos de las setas y el arroz de trufa.
Flor de Hibisco y Pisco Sour: prepostre muy acertado para bajar la comida y comenzar con los postre. Muy buena combinación de espuma de cítricos sobre una fina lámina de caramelo y tierra de bizcocho de pistacho.
La Pecera: otro clásico. Gran postre con concha de mejillón (chocolate pintado), pez (nube de té), corales (chocolate blando cubierto de frambuesa liofilizada), rocas marinas verdes con auténtico sabor a churros, todo sobre crema de yogourt y espuma. Un espectáculo visual y de sabores.
Huevo Poché: el clásico trampantojo de Diego Guerrero que ha dado la vuelta al mundo: cáscara de chocolate con leche y, al romperlo, clara de coco y yema de mango.
"La Cara de Buda": y con el café, los petit fours. Buen final, donde la mesa queda envuelta en un relajante humo con aroma a menta.

2 menús + 2 cervezas Mahou + botella de vino (Treinta Mil Maravedíes 2012) + 1 café: 265 €.

  • Crema de apio-nabo con sardina ahumada

  • Lomo de salmonete en caldo corto de azafrán

  • "Txangurro" de cáscara blanda

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Abreunvinito

    Un autentico lugar de lujo: por el ambiente, por la comida, por el servicio...
    No sabía la desparición de Diego al frente del local.
    Tengo por subir el comentario de mi visita el dia 1 pasado en la que disfruté como tu lo has hecho y lo transmites en tu crónica.
    El postre de huevo una genialidad.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar