Restaurante El Club Allard: Serio pero informal


Un local al que se entra por el patio de una finca ya que forma parte del edificio en su primera planta, a modo de club privado con decoración lujosa y señorial, todo impecable: las mesas, el servicio, la cuberteria, vajilla y cristalería, mesas bien vestidas y separadas. Un sitio que no sería de extrañar que exigieran corbata y traje de gala para ir a comer. Los camareros parecían salidos de la mejor academia.
Dispone de un salon privado en una especia de altillo, llamado la pecera, con una mesa que mira hacia la cocina. Un espectáculo comer allí. Una pena no haberlo sabido antes. Otra pena fue no poder haber estado con el chef, mi tocayo Diego.

Elección de uno del grupo, vamos a comer los 5 perjudicados por el Noma; tras haber cenado en el casino, desayunado en Casa Gijon y mirando el reloj para ir a cenar a DiverXO, así que empezamos pronto (por una vez en la historia) y con el planteamiento de no cargar de alcohol para poder llegar bien a la cena. Somos de los primeros en entrar al comedor que poco a poco se fue llenando hasta completarse en su totalidad de gente diversa: parejas jóvenes, mediana edad y hasta familias.

Nos sentamos en magnífica mesa redonda, y tenemos delante un tarjeton cogido a una peana que nos habla de las opciones de los menús disponibles: menú Encuentro 86€, menú Seducción 98€ y menú Revolución 115€ (IVA incluido como marca la ley). No vamos a perder la antigüedad, así que a por el largo. No obstante miramos la enorme carta con lo que ante tanta duda, nos reafirmamos.

La carta de vinos parecía más la guía de teléfonos por su tamaño. No solo estaban casi todos, sino que puedes elegir hasta las añadas. Después de disfrutar de las vistas, nos decidimos por un cava para toda la comida procurando ser cautos y compensar con agua, por cierto Numen, y por aquello de hidratarse bien para el resto del día. El elegido: Raventos y Blanc de Nit rosado 2011 que fue muy buena compañía (2 botellas).

Primera sorpresa: el tarjetón del menú es un trampantojo que se come, una especie de neula (papel de arroz) impresa. Brindamos por las consecuencias del Noma. Mojamos el tarjetón en una especie de salsas de cacahuete, especias, y americana. Ya estamos comiendo y aún no ha empezado el desfile. Además nos traen panes variados a cual más atractivo: de tomate, de aceitunas, de baicon, de semillas, blanco... Pues hay que resistirse (lo más posible).

Nous commençons (que dirían Tip y Coll): Txangurro de cáscara blanda. Espectacular presentación en una caja de madera (de las típicas de pescado) eso sí con el anagrama del local impreso, en el fondo, sobre una base de algas, se apoyan los cangrejos reales cogidos cuando mudan la piel y rellenos de txangurro; todo ello acompañado de hielo seco que llena de vapor de agua la mesa. Entrada triunfal. Para hacer fotos y hasta videos.

Trufa de caza con foie y setas. Hecho con los higadillos de caza, virutas de foie sobre una tierra de setas, simulando todo el bosque y servido sobre un bol de cristal de doble fondo que al levantar la tapa, salen aromas de eucalipto conforme se disipa la niebla. Vamos flipando y nunca mejor dicho.

Hoja de caviar. En realidad se trata de una composición hecha sobre hoja de papel comestible (una oblea), de una hoja (de árbol) de ostra con caviar iraní y una suave crema de coliflor que se come al estilo taco mexicano: juntando los laterales de la base y todo a la vez, para combinar todos los elementos y sabores juntos en la boca como una explosión.

Chantilly de Cantagrullas con algas. Algo así como tierra y mar. un buen queso de la Granja Cantagrullas junto a varias algas, alguna caramelizada. Quizás el más flojo de sabor. Buena presentación pero tras las dos primeras parece más flojo.

Verdinas con berberechos y erizo de mar. Sobre una piedra caliente unos inmejorables berberechos y un elaborado aire de erizo de mar con profundidad de sensación de plato de alta mar.

Huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata. Parece que es un plato clásico de la casa. Se trata de un ravioli de pan relleno de huevo y panceta sobre una crema de patata. Estamos ya deslumbrados y ya casi nos parece normal, lo que en otras condiciones parecería extraordinario.

Bonito del Norte con tomate. Un muy sabroso bonito, casi crudo, con licuado de nuez macadamia y agua de tomate. Un plato muy cítrico y muy fresco que anuncia la entrada en principales. ¿O ya habíamos entrado? Ando perdido y casi sin batería para las fotos. Maldición.

Sepionet fungi formis con alioli de wasabi: sobre una seta de oreja unas sepias como si fueran algas en tinta de calamar. Aquí no hay nada que esté en su sitio, que sea lo que parece. ¿Esto es serio o es informal? Lo que es en realidad es un disfrute.

Lubina con marinada corcana. Una hoja que sabe a ostra con espuma de pescado. Quizás el plato menos interesante de todos a pesar de que la lubina estaba buena, pero no llegó al nivel de composición y sabores de los anteriores.

Pichón de Araiz asado al momento con arroz de trufa. Dicen que las aves es de lo más complejo en carnes; pues ésta impresionaba con un punto perfecto, la textura y el sabor insuperables. Buena compañía con el arroz de trufa que hasta tenía su socarrat.

Hay que hacer un punto y aparte y dejar sitio para la parte dulce:
Flor de Hibisco y Pisco Sour. Una combinación de cítricos sobre una fina lámina de caramelo y tierra de pistacho. Como si te trasladaras a Lima.

Entramos en los postres: La Pecera. Buque insignia de la casa, que podría llamarse "Buscando a Nemo": dentro de una pecera una mezcla de todo tipo de trampantojos que simulan una concha de mejillón que en realidad es chocolate, rocas marinas que son churros, corales que es chocolate blanco con frambuesa liofilizada, Nemo que es una nube con sabor a té, y más cosas que no recuerdo; todo ello con una base de crema de yogourt y espuma. Un postre que un niño hubiera sido incapaz de comerlo sin llorar de pena por destruir el hábitat de Nemo.

"Y para acabar un huevo duro" palabras textuales, no de los hermanos Marx, sino del maitre (un profesional de libro). Se trata del famoso Huevo Poché que Diego Guerrero ha dado la vuelta al mundo y aparece en todos los libros como su creación más emblemática. Sobre un cuadrado de madera, un cuenco que contiene en su interior un huevo duro (de los de color marronáceo, no los blancos) apoyado sobre unas pocas patatas paja.
Lo miras, le das la vuelta, lo mueves y baila, lo tocas y parece la cáscara, coges la cucharita y lo golpeas un poco y se astilla como la cáscara del huevo cocido, golpeas más y se rompe de forma irregular quedando la cáscara por el interior blanca y como el huevo a medio cocer, el interior queda una parte de huevo duro (la clara) y otra parte del huevo amarillo casi anaranjado (la yema cocida) con textura en parte semilíquida y en parte cuajada. Todo ello como digo sobre una base que parecen unas pequeñas patatas paja. Ya no sabes si pedir pan para mojar el huevo. Pero seamos serios: estamos en la sección de postre. Algo pasa aquí.
Con miedo empiezas a probar las partes: la cáscara es chocolate blanco con la parte exterior pintada de color, la clara es una gelificación de coco y la yema no es más que un dulce mango en diferentes texturas. Por si faltaba algo, las patatas son raices de salsifí, como una yuca dulce. Ya estamos seguros que ésto es un sitio serio, pero con humor informal.

Los cafés y "La Cara de Buda", los petit fours, con una presentación humeante y mentolada.

A falta de Diego, pudimos saludar a Mary, la jefa de cocina, que entró de aprendiz, y vaya si ha aprendido a pesar de su juventud.

¡¡Menudo día que llevamos!! ¡¡ y lo que falta!! Cogemos un taxi hacia el hotel y en la radio oímos que el Valencia va ganando en el Nou Camp. Se alinean los astros.

  1. #1

    G-M.

    Pero cómo puedo yo saber quien de los tres abreunvinitos cuelga la valoración o comentario!

    Podrías firmarla!

  2. #2

    Aloof

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    !golfo!

  3. #3

    Aloof

    un acierto total.este es de los mios,es literario-cinematografico=club allard=club diogenes(holmes).
    ahi estaria BOND muy agustito.y yo estoy maravillado, en este rest.lo habeis hecho de maravilla:poca
    bebida para(desde mi punto de vista)no encarecer la comida,aunque vosotros fue para estar mas enteros
    por la noche,y segundo mari-onaditas a manta que es lo que a mi mas me gusta.saludos y enhorabuena elevado
    al cuadrado.

  4. #4

    oscar4435

    Pero se supone que ese chef , por cierto alaves , creo , ya no esta en el local o si.

  5. #5

    Antoni_Alicante

    Que gozada de comida y de comentario. Le tenía muchas ganas yo a este sitio, pero me han dicho lo mismo que comenta Óscar, que si ya no esta el chef. ¿Sabes algo? ¿Siguen por el mismo buen camino?

  6. #6

    Abreunvinito

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Si pongo Diego, tampoco te sirve de mucho porque mi hijo también se llama Diego.

    Comentarios y Restaurantes muy mayoritariamente mios.

  7. #7

    Abreunvinito

    en respuesta a Aloof
    Ver mensaje de Aloof

    Tengo en mente hacer un post con las fotos y seguro que te gustarán.
    Saludos

  8. #8

    Abreunvinito

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    Efectivamente es alavés, y efectivamente ya no está en el local.
    Cuando estuvimos nosotros (1 febrero) estaba "marchandose". Ese día no estaba en el local pero aun no era oficial que se iba (los rumores estaban ya ahí).

    Desconozco la responsabilidad actual.

  9. #9

    Abreunvinito

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Ya le comento a Oscar.
    Actualmente no sé como va la cosa. Quizás alguien de la zona conozca más detalles.

    Para mí fue un gran acierto de un perjudicado del Noma que lo recomendó. Al final los 5 discutiamos en el tren de regreso el domingo, quien habia sido el ganador entre Allard y DiverXO, y había dudas. Tras el paso del tiempo todos nos hemos decantado por DiverXO al reconocer que sería más fácil volver a DiverXO y que nos volvieran a sorprender que volver a Allard y que nos gustara tanto como la primera vez. Pero ¡¡qué primera vez!!

    Sitio muy recomendable (si no ha cambiado por el tema de la dirección del restaurante)
    Saludos

  10. #10

    Cervino5

    Que inconsciencia de ruta gastronomica por la capital!!
    Diego Guerrero abandonó el restaurante en otoño, esta montando algo propio por la capital que abrirá en verano, acutalmente el Allard lo lleva un miembro de su equipo: Mary Marte, chef dominicana que era la jefa de cocina con Diego, los medios hablan maravillas de la nueva chef, empezó en el restaurante hace 12 años haciendo temas menores.

  11. #11

    Abreunvinito

    en respuesta a Cervino5
    Ver mensaje de Cervino5

    A Mary fue la que saludamos y comentaban que era jefa de cocina pero no sabia que llevaba el local.
    Así que si estaba ya al cargo desde otoño (nos dijeron que Diego Guerrero no estaba pero entendimos en el dia en concreto), lo siguen haciendo muy bien. Al menos hasta verano que abra su local y puedan moverse fichas de su equipo.
    Gracias por la información.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar