Restaurante Tierra Astur

7
Datos de Tierra Astur
Precio Medio:
22 €
Valoración Media:
5.5 10
Servicio del vino:
3.8 10
Comida:
6.7 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
6.4 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Asturiana
Vino por copas:
Precio desde 4,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


7 Opiniones de Tierra Astur

Local a modo de sidrería asturiana (sidra Trabanco). con mesas a modo medieval, de madera con el suelo de madera y virutas en el suelo para retener las caidas de la sidra. Copas, cubiertos y emplatados básicos. Servicio en sala eficiente y profesional que permite muchas rotaciones de mesas. A la entrada mostrador de venta de productos locales y cercanos con excepcional variedad de quesos (hasta 40 quesos locales diferentes), muy a tener en cuenta.

Carta de vinos y comida a modo de libro con fotos de los platos (dirigido, como todo, a clientes foráneos. En los vinos algunos asturianos merecedores de conocerse y poca variedad en general. En la parte sólida, muchos platos de cocina muy asturiana.

Cinco para cenar empezamos con un pan correcto y aceite Osaceite verdoso pero ligero; elegimos platos al centro para probar diferentes cosas, destacando que todos ellos son raciones amplias:

. plato de fabada: amplia ración (habíamos pedido 2, y nos recomendarn reducir acertadamente) con buen punto de cocción de les fabes, buena cantidad de compago de calidad media, y algo falto de concentracción del caldo base.

. ensalada verde: correcta sin más

. tabla de tortos (2 x 4 unidades): producto asturiano a modo de base de torta de maiz sobre la que se pone, en nuestro caso, diferentes productos: huevo frito, morcilla, picadillo de carne, jamón..

. media tabla de quesos asturianos, con un cabra semicurado y un ahumado ligerosw y con más intensidad, con Cabrales, A Fuega il Pitu, Vidiago y Gamonedo. Un par de buenos cortes de cada con algo de membrillo en medio. Recomendable.

. chuletón de carne roja (sobre 1 kg): servido sobre recipiente metálico caliente para acabar de sellar los trozos en que venía cortado el chiletón, bien de calidad y sabor. Acompaña un plato de patats fritas caseras

De postres compartidos, uno de cada y de nuevo raciones amplias:

. tarta de manzanas: básica y mejorable

. casadiellas: 4 piezas correctas hechas al momento. A conocer: pasta como de buñuelo con un relleno de frutos secos y miel.

. arroz con leche requemado: ración amplia para dos personas, buen punto de arroz, buen sabor.

Para beber tomamos 3 cervezas (Cruzcampo y Heinneken), agua con y sin gas de Fuensanta. De vinos, empezamos por Siete Vidas un roble 2016 agradable y seguimos, ¡sin cambio de copas!, en la misma línea con Monasterio de Corias y ambos gustaron. Unos chupitos (chupazos en realidad por el tamaño -casi media copa de vino-) de diversos orujos, por cortesía de la casa.

Un siito para conocer la cocina asturiana en plan turista, si estás de visita por el centro de la ciudad o vienes de comprar (muy recomendable) quesos en el mercado El Fontán que abre por las tardes de jueves y viernes al menos. La mejor tienda de souvenirs que puedes encontrar.

 

Estuve ayer comiendo en Tierra Astur y aunque no puedo decir que la comida estuviese mala y ademas es bastante abundante, la impresion que me quedo es como un local de paso. Los camareros te atienden con prisas, deseando doblar o triplicar las mesas, el ambiente demasiado ruidoso y bastante agobiante. Sera un sitio bueno para tomarse una sidra pero no para ir a comer y tener un ambiente agradable. Muy decepcionante...........

He comido en este restaurante cuatro veces (contando esta) y la sensación que me ha ido causado, es que ido disminuyendo la calidad y el servicio, a medida que se ha ido masificando.
Ante la visita a la ciudad de Oviedo con motivo de la eliminatoria de la copa Davis, como los partidos empiezan las 2-3 de la tarde, tras un desayuno tardío en el hotel, resulta difícil sentarse a comer antes del inicio de los mismos y en esta ocasión accedemos al local sobre las 13 horas cuatro comensales, con la idea de comprar algo en la tienda de productos de la tierra que disponen la entrada.
Observamos que aún no había ningún comensal en la sala, y poca gente en la barra.
Nos decidimos por picar algo, que constó de tres botellas de sidra, una ración de longaniza de Avilés con patatas fritas (ración generosa y apetitosa de verdad) y paté de oricios a extender sobre un buen pan que nos pusieron.
El servicio muy amable (entiendo era numeroso en vista de tener que atender la sala posteriormente) y el precio no resultó francamente barato: todo lo descrito por 18 €.
Quizás a partir de estos momentos sea un local a tener en cuenta, para visitar a tomar y comer algo, antes de la comida del mediodía o de la cena.

Dos veces había comido en este restaurante anteriormente, de la última ocasión hara unos cinco años. La primera ocasión bien y en la segunda bastante regular.
Con motivo de nuestra visita seudo profesional a Oviedo, haciéndose tarde para la hora donde comer, con mucha gente por toda la ciudad(la gran mayoria colegas nuestros) y en plan grupo, nos acomodamos en este restaurante, que según la sensación que tengo ha sido ampliado en su zona más superior.
Mesas muy juntas, con manteles de papel pequeños y sillas incómodas. Entiendo que a este local “se va a lo que se va”.
Tras una breve charla con los responsable del local, nos decidimos por el menú que promocionan esa semana de la Xata(ternera)asturiana.
El cual constaba de :
Tortos de maiz con ternera escabechada
Fabes frescas con rabo de ter un nera
Chuleta de ternera asturiana con patata asada
Frixuelos rellenos de helado mantecado
Pan de pueblo y café
Raciones muy generosas, buenos los tortos con ternera escabechada, al igual las fabes, muy buena la chuleta y muy discretos los frixuelos. Bueno el pan, sin ser excepcional.
Dentro del menú se podía optar por sidra o por un vino de Cangas de Narcea, embotellado para la casa con nueve meses de barrica. Primero tomamos una botella de sidra y posteriormente el vino, ¡los vasos del vino idénticos a los de sidra¡. Vi la carta de vinos, la cual era muy discreta.
Ya aprovecho para comentar que el vino (ya había leído algún comentario al respecto) muy poco logrado, con gran predominio de raspón.
El menú descrito junto a el vino comentado, ascendió a un total de 22 €.
Conclusión: si no conoces la cocina asturiana, no quieres gastar mucho, puede ser interesante de ir sin pretensiones, ambiente muy bullicioso, servicio amable, raciones muy grandes, cocina aceptable, buen precio del menú y no tan asequible a la carta.

Comida asturiana con amplia selección de tortos y quesos de la tierra. Raciones muy muy amplias, con buenos precios. Es mejor no pedir demasiado e ir viendo cómo vas para no pasarte. Las parrilladas muy ricas. Los locales, Oviedo, Gijón y Colloto están siempre lleno, así que es mejor ir con tiempo y con paciencia.

Nunca había estado en Oviedo. Tenía alguna recomendación pero paseando nos encontramos en la calle Gascona y me dejé llevar por la regla de mi amigo Vicente "Borrego": el más lleno y el que más camareros tenga.

Básicamente coincido con las apreciaciones del anterior comentario.

Nosotros pedimos una tabla de queso (tres quesos distintos), embutido (cinco tipos) y patés (dos tipos). Estaba buena y no nos la terminanos.

De segundo pedimos una merluza, una para los dos. Nos gustó. El postre fue una compota de manzana carmelizada que también estaba buena.

Bebimos sidra y crema de orujo con el postre. Cada vez que el escanciador me ponía sidra pensaba en el peligro que tendría ese señor con una manguera de agua a presión.

Reconozco qe me gustan ese tipo de sitios.

Restaurante con tienda donde venden productos típicos asturianos, quesos, morcillas, sidra...Es bastante grande, aconsejo reservar antes, estaba a petar de gente. Nos decidimos por el MENÚ ASTUR.
Tabla de quesos típicos asturianos, presentado en una tabla de madera con seis tipos de quesos, todos buenísimos.
Fabada asturiana, nos trajeron un buen puchero que no pudimos terminar, muy buena la fabada.
Troceado de buey con guarnición, de los tres el más flojo, la carne (para mi gusto) demasiado hecha, acompañado de una ensalada de tomate y cebolla.
El postre, un arroz con leche que cambié por una naranja, estaba apunto de explotar!!
Terminamos con unos chupitos de orujo "para bajar" toda la opipara comida que nos habíamos zamapado. Para beber entraba jarra de tinto Rioja, sidra o sangría de sidra, muy buena para tomar un par de vasos, qué eligro de bebida ;-). En general no me disgusto, quizá también fuimos a lo práctico y a por el menú fácil, pero creímos que así podriamos probar en una sola comida lo más representativo de Asturias, sus quesos, fabada y carne...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar