Restaurante De tot un poc en Valencia

Restaurante De tot un poc

22
Datos de De tot un poc
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.1 10
Comida:
8.2 10
Entorno:
5.2 10
Calidad-precio:
8.4 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Poblats Maritims
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche, lunes y martes

Teléfono


22 Opiniones de De tot un poc

Primera visita para cenar huyendo de las aglomeraciones de la Feria de las tapas en el puerto. Vistos los comentarios positivos en esta página optamos por esta "casa de comidas" familiar. El local es pequeño y sencillo. Sólo 5 mesas y en la parte de atrás una pequeña barra. Atiende un señor muy amable que sabe recomendar lo mejor del día, incluyendo algún plato fuera de carta (como las navajas plancha que tomamos). La carta no es amplia (como debe ser) y consiste en una serie de platos para compartir y luego algunos arroces y platos de carne y pescado. Como era una cena improvisada con niños optamos por pedir todos los platos para compartir y jarras de cerveza (buena calidad).

Todos los platos brillaron a buena altura. Hay calidad de materia prima y buena elaboración. Excelente tartare de atún, navajas, croquetas de bacalao (muy buenas), calamar de playa a la plancha y trinchado, atún plancha con titatina (muy buena la titaina) y algún plato más que no recuerdo. La entrega de los platos se hace sosegada, con un tempo algo lento para las prisas modernas pero todo resulta satisfactorio.

Creo que el nombre del restaurante debería ser "Poquet i bo" (poquito y bueno). Pocas mesas, pocos platos en carta, una persona atendiendo las mesas y todo de calidad. Lástima que este tipo de sitios no me queden más cerca de casa. Con ganas de volver ya en otra ocasión para comer y probar alguno de sus arroces y estrenar su carta de vinos.

Cena de jueves, improvisada y tirando de los guardados de Verema.

Muy bien atendidos en todo momento, con explicación exhaustiva de la carta y amabilidad a raudales sin resultar para nada cargante. Consejos que se agradecen en la primera visita como pedir medias raciones para profundizar un poco más en la carta. Rapidez en el servicio de la comida. Servicio de vino: dado a probar y rellenar copas (más que suficiente). Se agradece que abriera otra botella del mismo vino para una última copa.

Cenamos de picada, con todos los platos a muy buen nivel. Bravas (en algo me recordaban a las del bar Santiago del barrio del carmen. Ufff, cuantos años...), calamar (delicioso), ajoarriero (muy, muy bueno), croquetas de bacalao (como se decía en otro comentario, se mastica el bacalao) y solomillo de cerdo ibérico con foie (la calidad del solomillo a destacar). En verdad, todos los platos para repetir.

Bebimos un blanco del penedés (uva xarelo, pero no recuerdo el nombre), un segunda copa del mismo vino y un agua.

Para finalizar, dos helados de turrón (ricos) con invitación de dos chupitos de Pedro ximenez para acabar la velada.

Buena relación calidad-precio.

Volveremos a probar el arroz del senyoret y otros platos de la carta.

Es siempre un placer volver al De Tot un Poc... se come como en casa... bueno algo mejor. A medio día Sofi borda los arroces, desde los más clásicos, como el "arros del senyoret" que nos hemos tomado a otros más arriesgados... Los entrantes excelentes, sus croquetas de bacalao, el calamar de playa, bien a la plancha bien rebozado y su tartar de atún nos han acompañado. Para los golosos los postres todos ellos caseros son imprescindibles. Además Jose siempre sabe sugerir algún vino que acompañe bien la comida. No hay que buscar más lujo que el de una cocina hecha con amor....

Local situado algo escondido en el barrio del cabanyal, pero que merece la pena encontrarlo.
Pequeño local con pocas mesas pero con un servicio muy profesional y que nos aconsejó muy bien tanto la comida como el vino que toma
Excelente materia prima como dice Paco en su comentario y muy buen trato de la misma.
Especialmente me encantó el ajo arriero, las patatas bravas, calamar a la plancha, alcachofas, titaína y terminamos con una carne trinchada muy rica.
Los postres también estaba muy buenos.
Local totalmente recomendable y con un excelente relación calidad precio.

Segunda visita al restaurante. Me dijeron que con la crisis había bajado el nivel, pero quien me lo dijo se equivocó.
Como en la primera vez, nos hemos dejado aconsejar por Jose, que es lo mejor que puede hacer uno cuando visita el restaurante.
anchoas desespinanadas con tomate Raff y aceite oliva virgen, croquetas de bacalao de verdad (del que se queda entre los dientes), excelente tartare de atún con un toque de mostaza de Dijon muy bien presentado y calamares de la playa con su salsita verde. Arroz del senyoret (eramos siete, y Jose nos ha sacado para cuatro y ha sobrado un poquito). Postres: tarta de calabaza, coulant de chocolate y helado de vainilla (muy rico) con una copita de Pedro Ximénez para acabar la comida. Todo regado con buen vino. Hoy ha tocado un Habla del Silencio 2009 (Vino de la Tierra de Extremadura) que ha marinado excelente. Por eso os digo, que os dejeis aconsejar en todo por Jose... porque lo difícil, lo hacen fácil.

Primera visita a este pequeño local en el barrio del Cabañal. Elegido únicamente por las críticas de esta página, ha sido una decisión excelente. Materia prima de primera, gusto para cocinarla y mucho encanto para servirla y presentarla. Jamón de recebo, pulpo a feira y gambas al ajillo para comenzar (imposible poner un pero a ninguno de los tres platos, aunque las gambas al ajillo, de playa, y peladas en casa merecen una especial mención. detrás novillo argentino y tocino de cielo casero de postre. Vino finca antigua, elegido por José. Local para ir relajado, dejarte aconsejar, disfrutar del ambiente familiar y cercano... consigue que sonrias. Repetiremos sin dudar

Nueva visita al encantador local de José y Sofía y estupenda cena y sobremesa con ambos.A modo de picoteo,tomamos:Unas magníficas anchoas en aceite jienense,ajoarriero,pulpo a feira,atún con titaina,y para remachar foie fresco a la plancha y novillo argentino,De postre el flan con cabrales y nueces.De bebencia dos de Pago de Tharsys-godello-y un par de orujos y moscateles.Excelente RCP y magnífico producto bien cocinado.De remate unos gin-tonics y animada conversación.!Hasta la próxima!

De casualidad un día estuve comiendo en este restaurante a los pocas semanas de su inauguración. Lo más curioso que al cabo de tantos años no dejo de frecuentarlo ya que es de esos locales que a nivel de cocina está en constante evolución. Sofía no deja de sorprendernos con sus riquísimos platos bien elaborados y no hablemos de su presentación.. Exquisita!

Si hablamos del vino, es para elogiar, como un restaurante de 25 comensales puede tener esa amplia y variada carta de vinos bien seleccionada. Pero, claro, esto no es de extrañar porque para eso está Jose que, con su experiencia, siempre sabe ofrecernos el vino apropiado documéntadonos de forma muy agradable del caldo que vamos a tomar.

Y un detalle que siempre se agradece: Ese ambiente familiar que se respira en el restaurante.

Enhorabuena Sofía y Jose!

En pleno corazón del Cabañal Jose y Sofi regentan un local caracterizado por un trato primoroso de la materia prima. Cocina de mercado en la que se cuida muchísimo la materia prima haciendo una cocina tradicional atractiva y consistente. José lleva con maestría la sala y su pasión por los vinos y enorme curiosidad hace que siempre tenga algo interesante que ofrecer a sus clientes. El local es pequeño, las mesas un tanto juntas y puede llegar a ser ruidoso cuando está algo lleno, pero desborda personalidad y buen hacer. Muy recomendable.

Da gusto cuando descubres que aún existen locales donde se come tan bien sin necesidad de usar técnicas de laboratorio,a las que también adoro,y con un trato tan amigable y profesional a la par.A destacar,el ajoarriero-pá llorar-,el atún,el novillo argentino...y un exquisito flan con cabrales y nuéz.De bebencia,José nos recomendo con gran acierto un vino de La Font de la Figuera(nº 12),de las que cayeron dos de ellas.En fin,un gran descubrimiento.!Gracias Sofía y José!!Hasta otra!Se me olvidaba,RCP excelente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar